Una guía para invertir

En México, cada vez más gente se convierte en inversionista. Ahora llega Morningstar a calificar la calidad de las inversiones.
Sofía Macías Liceaga

La clase media está creciendo. Prácticamente está obligada a invertir, porque debe hacer que su dinero rinda y alcance para pagar la educación de los hijos, comprar bienes de consumo más caros y asegurar una buena vida en el retiro. Esos inversionistas necesitarán una guía, que les pueda informar qué fondos y qué instrumentos son los que les convienen. Por eso, la agencia calificadora Morningstar abrirá su oficina en México.

Será la primera que califique los fondos en forma sistemática. Hasta el momento, es difícil tener información actualizada de cada uno de los fondos. Hay pocos análisis de esos fondos o se hacen inadecuadamente: "Se comparan peras con perros, con manzanas, con carritos chocones", comenta el director de una empresa independiente de fondos de inversión. Dice que no quisiera hacerle publicidad a una empresa en particular, pero celebra que llegue Morningstar. Tendrá el reto de que la industria de fondos coopere con ella. Es probable, agrega, que se requiera que las autoridades reguladoras obliguen a los operadores de fondos a ser más transparentes en sus datos.

Nuevos mercados

El vicepresidente de Finanzas de Morningstar, Scott Cooley, señala que hace unos 10 años, la mayoría de los fondos de inversión estaba en Estados Unidos; ahora dos terceras partes operan fuera de ese país. "Queremos ayudar en donde estén los inversionistas".

Morningstar califica 380,000 inversiones diferentes en todo el mundo. En México llegará primero a analizar el comportamiento de los 440 fondos de inversión. Sus clientes serán los inversionistas finales y los asesores financieros, que ya podrán hacer mejores comparaciones para recomendarles portafolios de inversión a sus clientes.

De acuerdo con el ejecutivo, a diferencia de las agencias calificadoras Fitch, Moody's o Standard & Poor's, Morningstar está más dirigido al inversionista final y no recibe el pago de los emisores de inversiones, lo cual la libera de conflictos de interés. "Nuestro modelo de negocio es diferente al de ellos", explica: los ingreso de Morningstar provienen de quienes utilizan la información, los inversionistas y sus asesores.

Esta calificadora ya opera en 26 países. Sólo entre 2010 y 2011, abrió oficinas en Brasil, Chile, México y Luxemburgo. Según Cooley, esto se debe a que las economías emergentes siguen creciendo y tienen más retos de inversión, como el ahorro para el retiro. "Los sistemas de pensiones de los gobiernos no tienen fondos suficientes" y eso hará que la clase media necesite ahorrar e invertir a largo plazo. Además, la expectativa de vida es mayor en esta generación que en las anteriores. "Es muy bueno que se viva más, pero tiene demandas adicionales, pues hay que acumular más recursos".

En los mercados emergentes "hay una clase media creciente, que tiene dinero para satisfacer sus necesidades básicas y, además, cuenta con un extra". Todo esto se traduce en una mayor demanda de inversiones y, por tanto, una mayor necesidad de estar informado.

Capacidad de síntesis

Morningstar ya es conocido en donde opera por los reportes que sintetizan la calificación de los fondos, por medio de dos gráficas. Una ‘caja de estilo', que permite ubicar, a primera vista, a qué clase pertenece el fondo analizado, y un sistema de estrellas, que le otorga una calificación a ese fondo, en comparación con los demás que tienen el mismo estilo de inversión.

La ‘caja de estilo' es diferente para las inversiones de deuda que para las de renta variable. Para las de deuda, califica la sensibilidad a las tasas de interés -qué tanto se mueve el valor de la deuda con los cambios en los intereses- y la calidad de crédito, qué tan confiable es que se dará el pago de los papeles analizados. Para las de renta variable, se clasifican los fondos, según si compran acciones de empresas de Valor (compañías estables, cuyos títulos no pueden crecer mucho) o de Crecimiento (cuyos títulos pueden crecer más en valor, pero que también están sujetos a más altibajos), y eso lo cruza con el tamaño de la empresa, en términos de su valor de mercado.

Con esa caja, Morningstar hace su propia clasificación de fondos, con criterios que quedan claros. Según el financiero que habla sobre la llegada de esta empresa, éste es un avance, pues no siempre se puede comparar fondos con las mismas características, dado que la clasificación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores es todavía muy flexible.

Con ayuda de las ‘cajas de estilo', un inversionista puede escoger fondos que se ajusten a su perfil. Por ejemplo, si es conservador, puede elegir sólo los fondos de deuda que no sean muy sensibles a cambios en las tasas de interés y que tengan una alta calidad crediticia. En el caso de la renta variable, puede adquirir fondos que compren acciones de empresas más estables.

Indicadores adecuados

Scott Cooley comenta que en la industria de inversiones se ha visto un gran crecimiento de un tipo de fondos que siguen a los índices de las Bolsas de Valores o que replican el comportamiento del precio de ciertos activos, como el oro, metales preciosos o monedas. Se trata de los títulos referenciados a acciones, un tipo de fondos conocidos en inglés como ETF (o TRAC, en español). Como sólo replican el comportamiento de los índices, parecerían más fáciles de entender que los fondos que tienen un manejo activo de sus inversiones, pero, aun así, se requiere un análisis de su desempeño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según Cooley, los ETF tendrán "un crecimiento muy grande en muchos países. Porque le sirven a la gente que quiere intercambiarlos en cualquier momento y tienden a tener menores comisiones y mejores rendimientos (que los fondos tradicionales)". En México, esos fondos ya son ofrecidos por BlackRock, BBVA Bancomer y Vanguard, entre otros.

Ya se puede consultar www.morningstar.com.mx, pero se espera tener la información completa a partir de octubre. En México, Morningstar empezará por calificar fondos y ETF, así que sus clientes serán los inversionistas finales, los asesores de inversión y las distribuidoras de fondos, como explica Alejandro Ritch, quien será su director en México.

Ahora ve
Trump quiere enviar hombres a la Luna, como paso previo a llegar a Marte
No te pierdas
×