Fragua esperanzas en México

Holcim confía en que el cierre de sexenio sea benéfico para la empresa, después de que a nivel mundial sus números no han sido tan positivos.
Cinthya Bibian

HOLCIM-APASCO / 113 en el ranking 500

La autoconstrucción, segmento que representa 40% de la demanda de cemento de Holcim-Apasco, será uno de los impulsores que podría llevar a que en 2011 se registre un crecimiento de 3% para el fabricante de materiales para la construcción, una cifra alentadora considerando que la industria viene de una caída de 2% observada en 2010.

Durante el primer semestre del año, México y Centroamérica mostraron señales positivas, por primera vez desde la crisis económica, dice Gustavo Gastélum, director de Relaciones y Comunicación Externa de Holcim-Apasco.

"Los volúmenes de cemento y concreto premezclado también están por encima del nivel del año anterior", dice el representante de la empresa.

Gastélum acepta que la disposición del sector privado a invertir sigue siendo débil, en tanto que el sector de construcción comercial tampoco ha logrado despuntar.

Ello no ha impedido a la industria aplicar aumentos de precios, como consecuencia del alza en insumos. En el caso de Holcim-Apasco, de acuerdo con datos de Banamex, se elevaron 6% en septiembre con respecto a un mes antes.

Sin embargo, "de 2008 a la fecha, el precio del cemento no se ha ajustado de manera proporcional al incremento del costo de los energéticos", dice Gastélum.

La situación tampoco ha sido óptima en otras naciones para la cementera suiza, pues según comenta Ingrid Ortiz, analista de Standard & Poor's, Holcim reportará una mayor presión del volumen en los mercados maduros. "Consideramos que las condiciones de la industria mejorarán gradualmente y seguirán siendo menos severas que en 2009. Por lo tanto, la preocupación clave sobre la rentabilidad representa actualmente el riesgo de una erosión adicional de los precios".

La analista advirte que la perspectiva estable refleja la opinión de que Holcim continuará generando flujos robustos de efectivo, a pesar del difícil entorno para la industria.

Entre los mercados donde las perspectivas son positivas está el de México, pues al primer trimestre de 2011 el sector de la construcción creció 4.9%, al sumar un total de 558,102 millones de pesos, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), lo que exhibe una recuperación de la actividad que impulsará la demanda de cemento.

El crecimiento esperado para este año será impulsado por el Programa Nacional de Infraestructura (PNI), y la reactivación del Programa Nacional de Vivienda para subir la producción de cemento, dice la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

"Hay optimismo en el sector sobre el crecimiento para el presente año. Esperamos que se registre en los últimos meses del sexenio un cierre fuerte en materia de infraestructura, toda vez que esto es uno de los principales detonantes de la industria", concluye Gastélum.

Ahora ve
La Comisión Europea y el Reino Unido pactaron los términos de su divorcio
No te pierdas
×