Pensar diferente

Steve Jobs no sólo pensó diferente en el mundo de los negocios. También los hizo en una forma distinta.
Los editores

A Steve Jobs se le relaciona en especial con los temas de innovación y tecnología. Sin embargo, la diversidad de medios que le dieron cobertura a su muerte deja clara la influencia que este hombre tuvo en muy diversas disciplinas e industrias.

Los editores de la revista Expansión, sin embargo, creemos que en donde más se le recordará en los negocios es en temas que van más allá de la mercadotecnia, como el reconocimiento y la atracción del talento, la gestión de equipos creativos o la generación de valor para los accionistas.

Por eso, cuando nos enteramos de la muerte de este personaje no dudamos en cambiar el tema original de la portada para darle lugar al CEO más popular de la primera parte del siglo XXI, Steve Jobs.

Los textos que elegimos para esta edición especial tienen como enfoque central cómo Jobs hacía funcionar sus empresas, una de las premisas empresariales que más inspiradoras del empresario. Fue el concepto de que él no estudiaba los mercados, sino que él los creaba. El origen de esta idea, según el propio Jobs, fue la firma japonesa Sony, la empresa que él tanto admiraba por haber creado el walkman a fines de los 70, el aparato que se cree, fue el que le inspiró a crear el iPod.

Nos preguntamos cuantos emprendedores ya fueron inspirados por Steve Jobs. Ojalá que sean muchos. Esperamos también que el legado de este empresario y de sus compañías se siga estudiando en las escuelas de negocios para aprovechar al máximo las lecciones que de ellas emanen.

Una duda que nos queda es si con la muerte de Steve Jobs saldrán a la luz o de plano quedará en el olvido la otra cara del éxito empresarial de Apple, es decir, la de los sacrificios. Aunque no es el tipo de historia favorita de Jobs, tampoco es un secreto que el intenso ritmo de trabajo y la obsesión del directivo por los detalles imprimía una tensión permanente en la empresa de la manzana. Nos preguntamos cuál será la nueva dimensión que tomará la figura de este icono conforme se vea a través del prisma del tiempo.

Esperamos que quien estudie el caso Jobs lo acerque más a un director, de esos que asume riesgos y que a veces los convierte en ganancias y otras en pérdidas, y no se trate de convertirlo en un héroe de monografía.

Los monstruos 2011

Esta edición de ‘Los monstruos de la mercadotecnia' fue especial por varios motivos. Uno de los principales es porque fue una de las más divertidas. Para empezar, para la sesión de fotos, pusimos a todos los participantes de este año a saltar en un tumbling. Después, ‘la portada' de la edición sufrió con las travesuras del protagonista de una de las campañas más exitosas de este año: Cuauhtémoc Blanco, quien actuó en la campaña de ‘Pecsi', le hizo algunos ajustes al nombre de esta revista.

Además de esta diversión pudimos corroborar una tendencia que se ha observado en las campañas más importantes de los últimos meses: esa convivencia que cada día entienden mejor los publicistas y las marcas entre los medios tradicionales y medios nuevos o digitales. Para algunos, estamos en un periodo de transición y dentro de unos años, la publicidad sólo será digital. Para otros, las empresas aprenderán que deben tener presencia en ambos medios para aprovechar lo mejor de cada uno de ellos.

Lo que pudimos descubrir en los casos que este año reconocemos es que hay un claro acercamientos a lo digital, especialmente a las redes sociales, porque las marcas se estaban dirigiendo con sus mensajes a audiencias jóvenes, lo que también nos hizo pensar que hay un factor demográfico al intentar cazar a nuevos consumidores. Y esto, más que una oportunidad, es una necesidad. Sobre todo en un país con una edad promedio joven en general.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
La boda entre el príncipe Enrique y Meghan Markle será el 19 de mayo
No te pierdas
×