Capitán a la medida

Por el tipo de empresa, los consejeros pueden descifrar a su CEO y ponerse en el mismo canal.
Delia Angélica Ortiz

Cada empresa tiene su perfil ideal de CEO, dependiendo del tipo de negocio y de su ritmo de crecimiento. Pero más allá del carisma o de la personalidad, el CEO debe definirse por las habilidades y las responsabilidades que dicta la compañía.

Según la consultora Booz & Co., en el mundo reinan cuatro modelos de liderazgo. Ninguno es mejor que otro, simplemente reflejan lo que cada negocio necesita. Las compañías pueden migrar de un modelo de liderazgo a otro e, incluso, hay empresas donde cada unidad de negocio tiene líderes de cada modelo.

Aquí los cuatro tipos de liderazgo, y los directivos mexicanos que los encarnan, según Juan Sherwell, director del EGADE:

1. Holding

  • Es el tipo de CEO para un conglomerado diversificado.
  • Ve por los resultados, no cómo se obtienen.
  • Actúa como un administrador de cartera que supervisa un portafolio de inversiones.
  • No se involucra en las decisiones operativas.
  • No necesita juntas constantes con su equipo directivo.
  • Se enfoca en exigir mejores resultados.

2. Estratégico

  • El CEO está a cargo de las decisiones estratégicas.
  • Pone expectativas de desempeño para las distintas áreas.
  • Establece los lineamientos para sus mandos locales, sin supervisar exhaustivamente las decisiones operacionales.
  • Valora las sinergias entre las unidades de negocio.
  • Se enfoca en saber qué hará su equipo para llegar al objetivo.
Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

3. Activo

  • El CEO aconseja sobre los problemas de operación.
  • Comparte responsabilidad con sus unidades de negocio.
  • Se reúne frecuentemente con su comité ejecutivo para revisar desempeño, expectativas y estrategia.
  • Añade valor al equipo a través de asesores y expertos.
  • Se enfoca en saber cómo está trabajando el equipo para obtener resultados.

4. Operativo

  • Es la dirección ideal para empresas especializadas en un sector industrial.
  • El CEO está muy involucrado en la operación y participa en las decisiones estratégicas de cada división.
  • Es activo en la toma de decisiones sin entrar en el día a día. Contribuye en resolver problemas operativos.
  • Se enfoca en trabajar directamente con su equipo.
EL MODO SLIM
Carlos Slim Domit, quien llegó a la presidencia del consejo de Grupo Carso en el año 2000, y que en 2006 tomó las riendas cuando su padre salió del consejo, comparte los principios aprendidos del hombre más rico del mundo y que hoy rigen la dirección de todas sus compañías:
1. Saber que somos administradores temporales de la riqueza.
2. Estar cerca de la operación.
3. Tratar de tener un proceso de mejora continua.
4. Reinvertir.
5. En la toma de decisiones, saber cuál es nuestro peor escenario.
6. Podemos cometer errores. Lo importante es que sean controlables.
7. Anticiparse. La gente tiende a reaccionar cuando ya pasaron las cosas, hay que usar el sentido común.
499% ha crecido el valor de la acción de Grupo Carso en 11 años y bajo la gestión de Slim Domit.
Por Daniela Clavijo
Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×