El gigante aéreo

-
Carla Guerrero

Hace 45 años, Trans Texas Airways, ahora Continental Airlines, realizaba su primer vuelo a Monterrey. Era la sexta aerolínea estadounidense que volaba por cielos mexicanos. Hoy, a un año de su fusión con United Airlines, realiza más de 500 salidas semanales entre México y EU.

Por la cercanía con su centro de operaciones, ubicado en Houston, y por tener conexiones a 30 ciudades, México está en la lista de prioridades de la empresa. A estas dos razones se suma el que existe un campo fértil luego de la salida de Mexicana del mercado, donde según la Latin America and Caribbean Air Transportation Association (ALTA), 85% de los asientos de México a EU son ofertados por líneas aéreas estadounidenses.

Se trata de la primera gran fusión de aerolíneas de EU desde que Delta Air Lines compró Northwest hace tres años, señala Carlos Enríquez, director general de la empresa en México. La mitad de la flota ya luce los colores y el logotipo de Continental como parte del acuerdo, y se ha invertido 500 millones de dólares (MDD) en productos a bordo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El objetivo es convertirse en la aerolínea más grande en tráfico de pasajeros a nivel mundial, con 150 millones de personas transportadas con 5,765 salidas diarias.

Para ambas empresas, señala Enríquez, combinarse les daría ingresos anuales por unos 29,000 MDD, pero sobre todo, demostrará que la industria aérea puede funcionar mejor a gran escala.

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×