Empresa fortificada

Grupo Bayer desea nutrir a todos los animales del país. Sus suplementos alimenticios podrían ser una salida para contrarrestar el uso de clembuterol.
José Rodríguez

BAYER / 119 en el ranking 500

Se prevé que para 2015 México cuente con 121 millones de habitantes, de los cuales más de 70% estarán en zonas urbanas. Bayer ha hecho un análisis de lo que esta nueva tendencia poblacional puede significar para el negocio, y concluyó que como consecuencia de esta dinámica podría dispararse el número de animales domésticos y habrá más gente adulta, que para hacerse compañía podría optar por un ave, un perro o un roedor, entre otros animales.

El hecho de que la población mexicana esté cambiando de paradigmas de vida podría significar, para muchos, estar frente a una crisis, mas para Manuel Bermúdez, director de la División Sanidad Animal de Bayer, "es la ‘semilla' de nuevas oportunidades para la marca".

Este vistazo al futuro ha llevado a la empresa alemana a pronosticar que en el próximo lustro en México su línea de productos Animal Health -uno de los segmentos mejor posicionados en el mercado de sanitizantes, de alimentos y aditivos alimenticios tanto para animales de granja (ganado ovino, caprino y bovino, entre otros) como de compañía (principalmente perros y gatos)- tendrá un crecimiento sostenido de 5% anual.

La apuesta por este nicho ya arroja buenos resultados a nivel mundial. Marijn Dekkers, presidente del consejo de dirección de Bayer, atribuye el crecimiento de los ingresos de la empresa durante el tercer trimestre a los rendimientos obtenidos por Bayer HealthCare, división que agrupa Consumer Care, Animal Health y Medical Care.

"Por el contrario, en el caso de MaterialScience los costos de energía y las materias primas enturbian el panorama". Dekkers destaca que los crecimientos más importantes en el segmento HealthCare se tuvieron en Latinoamérica, África y Medio Oriente.

Otro factor que podría disparar las ventas de la línea de alimento para animales de Bayer es justo el uso de clembuterol en la engorda de ganado -suele utilizarse como anabólico de crecimiento- que tiene lugar en México, y que algunos organismos internacionales ya catalogan como un problema de salud pública, situación que ha tenido eco en países que le compran carne a México, aunque sin repercusiones graves todavía.

Ante la existencia de esta problemática, y una mayor inspección por parte de las autoridades sanitarias de México -la Secretaría de Salud considera que 30% de la carne que se compra está contaminada con clembuterol-, se observa una oportunidad para que Bayer introduzca alimento para animales con nutrientes que están en regla con la normatividad en la materia.

Bayer "tiene productos que ayudan a mejorar el bienestar y la nutrición animal. Su uso racional permite que los efectos adversos sean mínimos y que la producción animal se mejore", asegura el coordinador del Posgrado en Producción Animal de la Universidad Autónoma Chapingo, Maximino Huerta Bravo.

La marca alemana vislumbra que el consumidor al detalle y el productor de traspatio en zonas de difícil acceso son un mercado de oportunidad para su oferta en México, cuya producción total de carne es superior a cinco millones de toneladas anuales.

El problema que algunos analistas observan es el costo final que esto puede tener para los criadores, así como la accesibilidad para llegar a ellos, dos aspectos en los que Bayer tendrá que trabajar.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×