La década del terror

La guerra en Iraq llegará a su fin antes de que termine el año. Una revisión a las películas que analizan el legado de este conflicto bélico.
Adrián Zacapa Venegas

El 21 de octubre pasado, el presidente estadounidense Barack Obama anunció que el último soldado estadounidense saldrá del territorio iraquí antes de que termine el año. Gran parte de los cineastas que han hecho películas sobre esta guerra tienen como tema en común el terror que un conflicto bélico puede provocar. Estas cintas abarcan un amplio espectro ideológico que va desde la propaganda estadounidense hasta una crítica de las consecuencias de la guerra.

En la primera categoría se encuentra The Hurt Locker (2008), de Kathryn Bigelow; una visión patriótica que glorifica la violencia como fin en sí misma y minimiza las secuelas que la guerra tiene en los soldados. Aunque Jarhead (2005), de Sam Mendes, se desarrolla durante la primera guerra en Iraq en 1991.

El cuestionable comportamiento de los soldados es retratado en filmes como In the Valley of Elah (2007), de Paul Haggis, en la que un padre investiga la desaparición de su hijo; en Battle for Haditha (2007), de Nick Broomfield, unos marines asesinan a 24 personas, entre ellas, mujeres y niños, en venganza por la muerte de un oficial estadounidense; Redacted (2007), de Brian de Palma, aunque es un filme de ficción en un sentido estricto, está basado vagamente en el ‘caso Mahmudiyah' donde un grupo de soldados estadounidenses violó y asesinó a una niña iraquí de 14 años luego de matar a tres miembros de su familia.

Uno de los episodios más oscuros de la guerra es la de los presos en la base de Guantánamo, Cuba. The Road to Guantanamo (2006), de Michael Winterbottom, narra la historia verídica de tres ciudadanos ingleses que fueron transportados a esta prisión desde Pakistán a donde viajaron para asistir a una boda.

Otro de episodio igual de vergonzoso para EU es el de los abusos de su ejército en la prisión iraquí de Abu Ghraib, los cuales están retratados en el excelente documental Standard Operating Procedure (2008), de Errol Morris. Este filme muestra como en la base de un escándalo que llamó la atención de la comunidad internacional se encuentra un triángulo amoroso dentro del ejército estadounidense. Fahrenheit 9/11 (2004), de Michael Moore, la cual aborda la relación entre las familias Bin Laden y Bush y narra la situación en EU antes del inicio de la guerra en Iraq es, en gran medida, responsable del gran éxito del que goza el género.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La visión de los invadidos puede verse en la extraordinaria cinta Las tortugas pueden volar (2004), del kurdo Bahman Ghobadi, en la que una comunidad de niños huérfanos a causa de la represión y las continuas guerras durante el régimen de Saddam Hussein, hace frente a la invasión del ejército estadounidense.

Flandes (2006), de Bruno Dumont, que cuenta la historia de un regimiento francés en un conflicto armado que se desarrolla en un país sin nombre, es uno de los mejores ejemplos de cine bélico del siglo XXI. Caché (2005), del realizador austriaco Michael Haneke, captura a la perfección la mentalidad posterior al 9/11 en la que los habitantes de las sociedades occidentales viven con el temor de ser víctimas del terrorismo. Los dos términos que definen una amenaza terrorista: temer de todo, todo el tiempo, el rasgo característico de nuestra época.

Ahora ve
Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan
No te pierdas
×