“Pemex es un nicho de oportunidad”

En su segundo intento para ser el candidato del pan a la presidencia de México, Santiago Creel, explica sus propuestas para mejorar la economía del país.
Santiago Creel  (Foto: Carlos Aranda / Mondaphoto)
José Rodríguez / Con información de ADN Político

Convencido de que el Partido Acción Nacional (PAN) es el único con un proceso democrático para la elección de su candidato a la presidencia de 2012, en julio pasado, Santiago Creel Miranda pidió licencia en el Senado de la República para participar en el proceso.

Sería la segunda ocasión que Creel Miranda contiende en la elección interna del PAN, y esta vez lo hará defendiendo, principalmente, cinco propuestas: legisladores sin privilegios, no a los monopolios, combate al narcotráfico, sindicatos transparentes y derechos humanos en la educación.

Se ve a sí mismo como el puente entre el sector productivo del país y las actividades de representación popular. Además, dice ser una persona persistente, liberal y demócrata.

Para él, la mayor y más profunda miseria humana radica en la falta de dignidad.

Hoy, de cara a las elecciones, el abogado egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha declarado abiertamente en contra de una alianza con la líder del magisterio, Elba Esther Gordillo, aclarando que no va a permitir "que la calidad educativa se vea envuelta en el robo de votos electorales".

Durante las últimas semanas, Creel Miranda se ha mantenido como una posible opción para los panistas junto con Ernesto Cordero y Josefina Vázquez Mota.

En entrevista con Expansión, el senador con licencia explicó cuál es su oferta al empresariado y qué acciones tomaría para impulsar la economía del país.

Durante las reuniones que ha sostenido con la IP, ¿cómo le ha ido con ellos? ¿Cuál ha sido su relación con este sector en particular?

Bastante bien, yo tengo además una experiencia de muchos años en el sector privado. Me tocó constituir muchas de las empresas que hoy cotizan en Bolsa, con mi despacho de abogados y mi actividad empresarial durante varias décadas. Conozco muy bien el sector y tengo una comunicación muy fluida tanto con la parte institucional como con empresarios de todo tipo, desde el pequeño hasta el de las grandes empresas mexicanas y transnacionales.

¿Cuál es su plan para fortalecer el mercado interno?

Creo que con la política social estamos estableciendo los mecanismos de desempleo y de pensiones. Buscamos una reforma fiscal que nos permita reordenar la hacienda pública, tanto en la tributación como el gasto. Esto va a impactar en el mercado interno, en el que tenemos un problema.

¿Cuáles son los retos del mercado interno?

Buena parte de la política económica fue una apuesta exportadora; pero ahora tenemos que regresar a ver nuestro mercado interno y para ello se requiere crédito y ahorro. Por eso es muy importante el nuevo sistema de pensiones que estoy planteando, basado en la unificación de todos los sistemas -incluyendo municipales, estatales y federales- en un solo padrón para el otorgamiento de seguros de pensión para los adultos mayores. Por ello, como primera propuesta hay que reordenar el sistema financiero. No podemos hacer que el mejor negocio de los bancos sean las comisiones, porque si nos quedamos en eso los accionistas bancarios van a tener muy buenas utilidades, pero el país no va a tener el beneficio de contar con un crédito barato que llegue realmente a toda la población. En segundo lugar, una política por parte del gobierno. Dentro del marco de los distintos tratados de libre comercio que hemos suscrito, buscar que el componente de integración nacional sea siempre respetado, así como la proveeduría nacional. Debemos hacer una serie de cadenas productivas en el país. Un tercer aspecto que es fundamental para hablar del mercado interno es buscar que buena parte de la economía ‘negra' (informal) pase a una economía registrada o formal.

¿Cómo se lograría que la economía informal se regularice?

Esto lo podemos hacer con dos reformas institucionales, que son las reformas de carácter fiscal y la reforma laboral, pero también con una serie de políticas públicas que nos permitan integrar lo que hoy está disperso y atomizado porque buena parte del empleo se genera en la economía informal y no en la economía formal. Ése (el informal) es un empleo muy precario en salarios, en cobertura de carácter social y, sobre todo, en productividad. Si realmente queremos animar el mercado interno tenemos que pensar en la palabra clave que es ‘productividad'. Y la productividad no se puede llevar a cabo en empresas con cinco, seis o siete integrantes, tenemos que tener una escala mucho mayor, de tal manera que puedan aprovechar la tecnología, los sistemas de distribución y la comercialización. Hay que hacer varias cosas para reanimar el mercado interno en materia de política social y en política económica.

En renovación

Creel Miranda ve Pemex como un nicho de oportunidad para crecer económicamente como nación, ya que, en su opinión, la paraestatal necesita modernizarse y dejar de ser la caja chica del gobierno federal. De hecho, durante su participación como senador, Creel Miranda ha impulsado el proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, con la cual los sindicatos se verían sujetos a controles de revisión de cuentas y transparencia.

¿Cuál es su propuesta para impulsar Pemex?

Bueno, en primer lugar lo que se requeriría es abrir Pemex. Lo primero es que los mantos petroleros siguieran siendo parte del Estado mexicano, es decir, el subsuelo. Todo es todo, refinación, distribución, gasolineras, etcétera.

¿Con qué medidas ve posible combatir el corporativismo sindical?

Con tres medidas muy concretas. Yo creo que ya estamos todos muy cansados de discurso, ya basta de demagogia. La primera es voto libre y secreto. Punto. Con eso yo creo que le rompemos el corazón a las cúpulas sindicales, a las cúpulas gremiales que llevan prácticamente 30 años en las secretarías generales o presidencias. La segunda es la transparencia sindical en el manejo de sus recursos, eso es fundamental; y la tercera es que las cuotas sindicales no se descuenten de los trabajadores, que cada uno de ellos de libre voluntad pague su cuota o se retire del sindicato. Yo estoy seguro de que con esas tres medidas cambiaríamos la vida sindical del país.

Riqueza multiplicada

El manejo de recursos para eliminar la pobreza es visto desde la perspectiva de Creel Miranda como la asignatura pendiente desde hace muchos años, para ello, en la propuesta que plantea este precandidato se busca un mejor reparto de la riqueza.

En caso de ser presidente, ¿qué acciones haría para reducir la cifra de 52 millones de mexicanos pobres?

Lo primero que yo establecería sería revisar todos los programas sociales que estamos ejecutando en este momento, hacer un proceso de evaluación correcto porque muchos de ellos ni siquiera se pueden medir en resultados; es decir, se está tirando el dinero. Lo segundo, con los programas sociales, es establecer un sistema de programas a nivel nacional, porque hoy tenemos esquemas sociales a nivel federal, a nivel local y a nivel municipal; entonces, lo que tendíamos que hacer es un sistema que nos permita tener un solo padrón de beneficiarios, además de establecer en éste las reglas de operación uniformes aplicables a todos.

Además de un reordenamiento de lo que estamos haciendo con los subsidios que da el gobierno en su presupuesto para cierto tipo de actividades. Por ejemplo, en el caso del de la gasolina, subsidia a los más ricos.

Hoy alguien que tenga una camioneta grande tiene un subsidio de 1,800 pesos mensuales, mientras que el subsidio que damos al programa de oportunidades a una familia de cuatro hijos es de aproximadamente 1,400 pesos al mes.Entonces, habrá que incrementar el subsidio a los programas sociales. La tercera acción que yo haría es establecer un piso mínimo de cobertura social. Buscaría consolidar lo que se llama un estado de bienestar social y ese piso mínimo tendría tres componentes cuando menos: un seguro de salud universal para todos los mexicanos, un seguro de desempleo y un seguro de pensiones.

El seguro de desempleo y desempleo sería de dos tipos: para quienes han perdido el empleo y para los jóvenes en una modalidad de desempleo beca, de tal manera que puedan seguir trabajando los que deseen hacerlo o puedan seguir estudiando los que así lo decidan.

El seguro de pensiones es porque no podemos permitir que solamente los asalariados sean los beneficiaros de un sistema de pensiones a nivel estatal y más cuando el estado da una parte a través del seguro social y una parte, mucho más importante, a través del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

¿Cuál es su propuesta sobre los sistemas de salud?

Yo unificaría todos los sistemas de salud a nivel federal, ISSSTE, Seguro Social y Secretaria de Salud, de tal manera de tener una economía de escala, de eficiencia, de operación, de reglas claras y de transparencia. Son cambios fundamentales que dan un giro completo a las políticas sociales del país.

¿Cómo hacer que la economía crezca?

Tenemos que buscar que la economía crezca mucho más de lo que ha hecho en la última década, que apenas supera poco más de 2% si hacemos el promedio de los últimos 10 años. Para hacerlo no se requiere ningún tipo de varita mágica, lo que se requiere es dinero. La pregunta es, ¿cuánto dinero estamos invirtiendo el día de hoy?

Y estamos invirtiendo alrededor de 18 a 20 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) y eso nos da una taza de crecimiento de 3 a 5%, dependiendo de las circunstancias porque ni siquiera los motores fuertes de la economía están adentro. Están afuera y nuestro principal motor es la exportación a los Estados Unidos.

Lo que necesitamos hacer es un nivel de inversión que nos permita generar un crecimiento del doble y que nos permita generar más allá de los 850,000 empleos que generamos por año, para alcanzar una taza de empleo superior al millón.

Menos balas

Sobre el tema de la seguridad, Creel Miranda difiere con la política que ha seguido el presidente Felipe Calderón. Apunta que en la guerra contra el narcotráfico se requiere de más inteligencia y menos balas. "Estoy convencido en que los niveles de violencia se pueden bajar radicalmente con los mismos componentes, nada más que organizados de manera distinta", dice.

¿Cuál es su propuesta en el tema?

Tener un mando único civil, una agencia anticrimen organizado como la tiene cualquier otro país; con una estrategia focal, no expansiva, que ordene prioridades. Ésta no debe ser indiscriminada y debe tomar en cuenta las condiciones en las que se desenvuelve este fenómeno que son de carácter internacional. Estoy convencido que todo ello bien ordenado con un mando bien establecido, con una responsabilidad muy clara para quienes deben de combatir al crimen organizado sacaríamos adelante esto de una manera distinta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, Santiago Creel Miranda enfocará sus energías para mantenerse fuerte en la contienda de su partido. Parte de su estrategia, señala, es reconocer que ha cometido errores y aprender de ellos. "No me quedo con ellos, no los evado y no solamente los reconozco, por que eso sería sólo el primer paso. Los rectifico".

Lo hará considerando los errores que cometió en 2005, como el haberse alejado de las bases de militantes panistas. "La plataforma política que deseo plantear para la presidencia de la República significa un componente de rectificación por que no es solamente es un borrón y cuenta nueva en política, es un proceso de rectificación pública donde se muestra lo que se hizo, en lo que se estuvo equivocado y el nuevo planteamiento".

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×