Aires de cambio

Balancear tradición e innovación siempre ha sido un reto para las empresas, pero la oportunidad de innovar es también una necesidad.
Marco Núñez

Hace dos años, la Universidad Panamericana (UP) tenía dos problemas: todos sus profesores entregaban sus calificaciones en persona y firmaban las actas para validarlas. Además, para usar los servicios de la red -como Google Apps y el correo electrónico-, todos los usuarios requerían múltiples contraseñas. No era funcional.

"Eran trámites complicados y un tiempo muerto que nos pegaba en productividad" explica Lorenzo Elguea, director de Tecnologías de Información de la universidad.

Esto originó el surgimiento de la ‘Federalización de identidad', una iniciativa que integró todos los planteles de la UP bajo un mismo esquema de gestión para que más de 5,000 usuarios tuvieran una identidad única al usar la red y todos sus servicios. Esto ofrece ventajas directas de seguridad, ahorros en papel, mensajería y reducción de tiempo en diferentes trámites; hoy, los profesores firman las calificaciones digitalmente y el alumno puede consultarlas, en cualquier momento y lugar.

Este proceso tuvo un par de retos. El miedo en cuanto a la seguridad de la información por parte de las autoridades de la escuela y la oposición de los maestros de mayor antigüedad, quienes al tener una clave única ya no podían compartir sus contraseñas para delegar funciones como descargar calificaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una institución como la UP, que cuenta con más de 40 años de antigüedad, la tradición podría ser una característica inamovible. Sin embargo, Bruno Juanes, director regional para Latinoamérica de la consultora Everis,  está convencido de que las instituciones y empresas  pueden desarrollar un ecosistema dentro de su  equipo de trabajo para innovar, siempre y cuando cuenten con la voluntad para hacerlo y gestionar la innovación como un proceso mejorable.

En el caso de la UP, les tomó varios meses adecuarse al cambio, porque todo proceso requiere un tiempo de adaptación; sin embargo, "a la larga se beneficiaron todos", asegura Elguea.

RECOMENDACIONES
1. Nunca negarse al cambio.
2. Estar abierto a todas las ideas, sin importar de donde vengan.
3. Buscar equilibrio entre tradición e innovación.
4. Aprovechar toda oportunidad para transformarse.
Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×