Visión integral

Cuauhtémoc Pérez Román quiere que Urbi genere mejores entornos de convivencia. Unos donde incluso el desarrollo de nuevos negocios tengan cabida.

Desde la fundación de Urbi, empresa mexicana especializada en proyectos de vivienda, hay tres palabras que la han acompañado: sustentabilidad, eficiencia y rentabilidad. Al emprender con la construcción de complejos habitacionales, la firma se puso como causa común atender el rezago de vivienda y proponer un estilo de vida aspiracional.

"En los 80, la vivienda de interés social era un commodity para pocos -recuerda Cuauhtémoc Pérez, CEO de la empresa- y una nueva clase media emergente necesitaba no sólo una mayor cantidad de viviendas, sino obtener una identidad y prestigio que representara lo que ellos habían logrado". Como empresarios buscaron agregarle valor a su producto al ofrecer complejos que promovieran valores, organización comunitaria y desarrollo. Y funcionó.

"Miles de familias jóvenes continúan migrando a las ciudades en busca de dinero, aprender y divertirse. Si la calle les pone las reglas, el resultado será más violencia, marginación y pobreza". Por eso hoy la propuesta de Cuauhtémoc es "que la sociedad y el gobierno generemos nuevas y mejores reglas en comunidades sustentables que promuevan el desarrollo económico, social y ambiental. De aquí continuará surgiendo la nueva clase media en nuestro país", asegura.

Fuentes consultadas por Pérez Román señalan que, en México, 72% de la gente vive en ciudades y en 2030, será 90%. "Sin comunidades sustentables la migración tendrá grandes costos económicos: estos migrantes generan vivienda irregular y hacinamiento, condenando a los gobiernos a atender el rezago y gastar ocho veces más en infraestructura y servicios públicos", dice el CEO de Urbi. Por eso recomienda que se utilicen las megatendencias como línea a seguir para lograr un desarrollo sustentable en beneficio de todos, acción que sólo será posible innovando disruptivamente. Una buena forma de hacer negocios con responsabilidad social.

Ahora ve
Sobrinos de la primera dama venezolana son sentenciados a 18 años de prisión
No te pierdas
×