De transportista a 'estrella' de la BMV

Hace 15 años compró su primera flota de camiones y hoy Aby Lijtszain prepara su debut en bolsa.

‘Traza la ruta’ hacia la Bolsa

1
Aby Lijtszain lidera las empresas de transporte: Lipu (escolar), UTEP (escolar y de personal) y MyM (de mudanzas). (Foto: Duilio Rodríguez)
aby lijtszain  (Foto: Duilio Rodríguez)

En 1997 y con sólo 21 años de edad, Aby Lijtszain fundó la empresa de transporte escolar Lipu. Hoy prepara su salida a Bolsa con el objetivo de seguir creciendo y ese debut es calificado por los anaslitas como interesante y con visos de ser exitoso, publica la revista Expansión en abril de 2012.

El emporio de Lijtszain incluye las empresas Lipu, UTEP (Transporte Escolar y de Personal) y MyM (Muebles y Mudanzas (carga nacional; junto con Egoba realiza traslados internacionales). Las tres se encuentran en proceso de fusión.

Una vez que operen juntas, sumarán 4,000 camiones y ventas por 4,000 millones de pesos al año. Esto daría lugar a una empresa que de pertenecer al ranking 2011 de 'Las 500 empresas más importantes de México', hubiera ocupado la posición 272, por encima de firmas como Cydsa, Softek y Grupo TMM

El plan de Aby Lijtszain incluye también una oferta pública de acciones de hasta 40% de su capital en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para fines de 2012 o principios de 2013.

"Ya tomamos la decisión con Aby y con los otros socios de hacernos públicos", dice Bernardo Lijtszain, padre de Aby y presidente de Lipu y MyM, a la revista Expansión. "Tenemos la experiencia, la inquietud y la inteligencia para fortalecerla. Es un buen paso que nos deja satisfechos", agrega.

Aby tiene el proyecto más ambicioso de transporte terrestre en México y planea que su entrada a la BMV le dé el capital suficiente para aumentar su flota a 10,000 vehículos en el siguiente lustro.

Proveniente de una familia de transportistas, fundó Lipu en 1997 junto con su amigo de la infancia Avy Puskard. Los dos jóvenes aprovecharon la quiebra de la compañía Transportes Campos, que entonces daba servicio a su antigua secundaria el Colegio Hebreo Tarbut, para comprar sus 60 camiones en 1 millón de dólares (mdd). Luego ampliaron su cartera de clientes y buscaron inversionistas para poder crecer.  

Diez años despúes, con ayuda del administrador de fondos de capital privado Discovery Americas (DA), adquirieron UTEP para diversificar su servicio. Ese mismo año, Lijtszain padre, que dirigía la empresa de transporte de carga MyM, se separó de sus antiguos socios para poder asumir junto con su hijo el control de la empresa.

En 2011 MyM, con ayuda de DA, cerró la compra de Transportadora Egoba, una firma que participa principalmente en el movimiento de carga entre México y Estados Unidos.

Le auguran un ‘buen camino’

2
Analistas prevén que las empresas que cotizan en la BMV mantengan crecimientos de doble dígito en ventas y EBITDA en los siguientes trimestres. (Foto: Archivo)
bmv  (Foto: Archivo)

Aby Lijtszain, líder de las firmas transportistas Lipu, UTEP y MyM, planea ser hacia el 2013 la única empresa del sector con gobierno corporativo y que cotice en el mercado de valores. El plan es percibido como atractivo entre algunos analistas, publica la revista Expansión de abril de 2012.

"El sector es una actividad interesante y en el mercado siempre hay interés por nuevas compañías, pero hay que ver qué porcentaje de las acciones de Lipu se colocan", dice Gerardo Copca, de MetAnálisis.

Alberto Moreno, director del equipo de inversiones de DA (Discovery Americas), anticipa que estará en un rango de 25 y 40% para hacer atractiva la colocación entre los posibles inversionistas.

Actualmente, el sector autotransporte no está representado en el mercado de valores y en los archivos de la Bolsa Mexicana de Valores aún no existe un prospecto oficial.

La emisión serviría para que algunos inversionistas privados e institucionales como el fondo Discovery Americas y Protego, dirigido por Pedro Aspe, recuperen una parte o la totalidad de la inversión que hoy tienen en algunas de estas empresas.

Uno de los involucrados en el proceso de cotización, que prefirió el anonimato, asegura que "una vez que la empresa esté en la Bolsa será una de las favoritas de los inversionistas".

Agrega que sus principales beneficios serán el flujo de efectivo y los márgenes de utilidad que tendría la nueva empresa que surgirá a partir de la fusión de Lipu, MyM y UTEP. "Tan sólo Lipu tiene un EBITDA de aproximadamente 500 millones de pesos", comenta.

Por otra parte, contar con un gobierno corporativo también le daría ventaja. "Algunas empresas transportistas tienen un consejo de administración pero no actúa, pues carecen de fechas de reunión precisas o no tienen consejeros independientes", explica Daniel Aguiñaga, experto en gobierno corporativo de Deloitte.

Lipu tiene ocho comités que trabajan para definir la estrategia de la empresa. Uno de ellos es el comité IPO, que funciona desde hace seis meses y tiene el objetivo de definir la salida a Bolsa de la empresa.

Las sesiones se hacen una vez a la semana y participan cinco representantes de Discovery Americas (DA), que administra sus fondos de inversión, los directores financieros de MyM y Lipu, el director jurídico del grupo y la familia Lijtszain.

Una empresa ‘a prueba de baches’

3
“Son más las noticias sobre el transporte escolar, pero el transporte de personal crece calladamente al mismo ritmo desde hace 10 años”, dice Aby Lijtszain a la revista Expansión. (Foto: Alex H.O.)
camiones lipu  “Son más las noticias sobre el transporte escolar, pero el transporte de personal crece calladamente al mismo ritmo desde hace 10 años”, dice Aby Lijtszain a la revista Expansión. ✓  (Foto: Alex H.O.)

La empresa de transporte escolar Lipu, dirigida por Aby Lijtszain, es líder en su sector. Cuenta con 2,800 autobuses y debajo de ellos sólo hay cinco empresas que tienen más de 100 vehículos.

Desde su creación, en 1997, quiso diferenciarse de su competencia añadiéndole un concepto de seguridad. Hicieron exámenes antidoping a los choferes y los capacitaron en primeros auxilios y controles de crisis.

"Detectamos más de 60 riesgos posibles y para cada uno de ellos teníamos una alternativa", recuerda Lijtszain en un artículo publicado por la revista Expansión del 2 de abril de 2012.

Además, a raíz del Plan Verde, presentado ese mismo año por el Gobierno del Distrito Federal para promover el uso del transporte escolar en las escuelas, consiguieron más clientes y comenzaron a posicionarse.

Sin embargo, la crisis económica de 2008 frenó la demanda de transporte por parte de las escuelas, por lo que un año antes Lijtszain decidió apostarle a la diversificación de mercado, con la compra de la empresa Transporte Escolar y de Personal (UTEP).

Con la experiencia de UTEP, Lipu dirigió la mirada a las zonas turísticas, donde los hoteles se mantenían activos pese a la crisis.

Hoy opera este negocio en la Ciudad de México, Cancún, Celaya, Lázaro Cárdenas, Guadalajara, Puerto Vallarta y Puerto Peñasco.

La diversificación fue lo mejor que pudo hacer Lipu para crecer, pues aunque en entidades como el Distrito Federal han hecho obligatorio el servicio de transporte escolar, cada vez hay más competencia. Por lo que multiplicarse en ese sector ya no es una opción.

Hoy el transporte de personal genera 53% de sus ingresos, mientras que el escolar, 35%.