4 predicciones para la TV en México

La televisión abierta no morirá, pero está obligada a evolucionar ante las nuevas plataformas.

Fuera de ‘peligro de extinción’

1
60% de la población en México sigue dependiendo exclusivamente de la señal abierta de televisión. (Foto: Thinkstock)
tener el control  (Foto: Thinkstock)

A pesar de que las nuevas tecnologías de distribución de contenidos como la televisión de paga e internet están ganando cada vez más terreno en México, la televisión abierta seguirá siendo el principal medio de distribución en el país, consideran especialistas en el tema cuya opinión publica la revista Expansión en su número del 16 abril de 2012.

"No hay duda de que la televisión abierta sigue siendo el medio más masivo e importante en México, pero claro que tendrá que evolucionar", dice a Expansión, Alicia Pelayo, gerente general de inversiones en medios de Havas Media, que negocia a nombre de anunciantes los contratos publicitarios con las televisoras.

En gran medida, la supervivencia de la TV abierta se debe a su fuerte peso económico. Tan sólo en 2010 abarcó el 90% del mercado publicitario en el país, un 'pastel' que el propio Emilio Azcárraga Jean, director general de Televisa, estima en poco más de 2,500 millones de dólares (mdd).

También tiene más del triple de la audiencia que la televisión por cable o por satélite, según el Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales (LAMAC, por sus siglas en inglés), una asociación de 42 canales de TV de paga.

Sin embargo, según la publicación, aún tiene el reto de hacer frente a las nuevas tecnologías de distribución, que cada vez tienen presencia en México y comienzan a disputar ese mercado.

Un hito que impulsó la penetración de la televisión de paga en el país fue el lanzamiento de Dish por parte de MVS en 2009, pues por primera vez ofrecía este servicio a precios muy bajos.

Esto aumentó en un 64% el consumo de dicho servicio entre la población de menores recursos, dice Federico Baumgartner, Country Manager de LAMAC.

Por otro lado, 5 millones de hogares se conectaron a internet en los últimos nueve años. Esto significa que cada vez más personas tienen la opción de ver contenido audiovisual en la red.

En ese escenario cambiante, el mercado publicitario de la televisión abierta creció 6% de 2006 a 2010 (2,365 a 2,525 mdd). Mientras, el de la TV restringida aumentaba 127% (de 124 a 281 mdd) y el de internet, 1,300% (de menos de 1 millón a 14 mdd), según la consultora PricewaterhouseCoopers (PWC).

Aun así, la TV abierta logra más de ocho veces las ventas de la TV restringida e internet juntas. Incluso si las televisoras dejaran de crecer, a este paso la TV de paga tardaría 34 años en igualarlas e internet, 69 años.

Televisión para Slim

2
En conjunto, los mercados de las telecomunicaciones y de la TV en México, que Carlos Slim y Emilio Azcárraga se disputan, valen 25,000 millones de dólares. (Foto: Especial)
slim azcarraga  En conjunto, los mercados de las telecomunicaciones y de la TV en México, que Carlos Slim y Emilio Azcárraga se disputan, valen 25,000 millones de dólares. ✓  (Foto: Especial)

En conjunto, los mercados de las telecomunicaciones y de la televisión en México, que Carlos Slim y Emilio Azcárraga se están disputando, tienen un valor de 25,000 millones de dólares (mdd).

Ambos saben que el secreto del negoció está en la diversificación de contenidos, es decir, en ofrecer contenidos y publicidad por TV abierta, TV de paga, internet y red móvil, por lo que ya están poniendo ‘manos a la obra'.

Por un lado, el magnate de Televisa declaró a la revista Expansión su voluntad para estar presente con sus contenidos en todas las plataformas y pantallas posibles, lo cual incluye transmitir televisión a través de internet.

Por el otro, Carlos Slim espera cambios regulatorios que le permitan distribuir contenidos de televisión en México; mientras tanto usa todo el espacio permitido en la ley para ofrecer contenidos con iniciativas como el canal por internet Uno Noticias, que lanzó en 2008.

Además, en marzo de 2012 anunció Ora.tv, un proyecto que realizará junto con Larry King, el legendario entrevistador de CNN.

De acuerdo con analistas consultados por la revista Expansión, la balanza se inclina hacia Slim. "El músculo financiero de América Móvil es mayor al de Televisa y puede financiar iniciativas que ganen poco dinero o incluso que pierdan", dice Nymia Almeida, analista senior en la calificadora de deuda, Moody's.

Por su parte, Carlos Slim Domit, presidente de Grupo Carso y Telmex, y vicepresidente de América Móvil, declaró a la publicación que la convergencia entre contenidos y distribución es el camino claro para ambos sectores.

"El tema de la distribución de video dentro de las redes es algo natural que se da en todo el mundo", afirma el hijo mayor de Slim Helú.

"Lo que nos está pasando a nosotros es limitar que mucha gente tenga acceso a todas esas capacidades. Donde se han implementado o cuando se han implementado los proyectos de convergencia plena en los países, viene un crecimiento en penetración y un impacto en tarifas muy importante en todos lados", agrega.

Regulación ‘en sintonía’

3
La regulación mexicana debe incorporar una definición actual de televisión, en la que converjan toda la variedad de opciones actuales para ver contenidos audiovisuales. (Foto: Thinkstock)
tele vieja  La regulación mexicana debe incorporar una definición actual de televisión, en la que converjan toda la variedad de opciones actuales para ver contenidos audiovisuales. ✓  (Foto: Thinkstock)

Las nuevas plataformas para ver video hacen que en todo el mundo se esté replanteando el significado del concepto ‘televisión'. Sin embargo, las regulaciones en México están demorando en reflejar esa evolución.

Desde el inicio de la televisión en el país en 1947, nunca se ha licitado una nueva estación de televisión abierta.

Este marco legal dificulta la competencia en un contexto en el que dos televisoras, Televisa y TV Azteca, concentran casi el 70% de las conexiones de banda ancha y producen los 30 programas más vistos de la televisión abierta, según IBOPE AGB México, empresa dedicada a medir audiencias para los medios de comunicación en México.

De acuerdo con expertos consultados por la revista Expansión en su número del 16 abril de 2012, parte del problema que enfrenta el gobierno mexicano para regular a la televisión, consiste en poder definirla.

"Creo que hay una amplia confusión sobre cómo definir a la televisión", dice el profesor Graeme Turner, de la Universidad de Queensland, en Australia, quien encabeza un proyecto de estudio de esta redefinición conceptual.

Sin embargo, Turner afirma no saber de ningún gobierno que "haya redefinido la TV para dar lugar a la convergencia entre TV y telecomunicaciones".

"Lo más común parece ser usar un término más genérico, como medios y comunicaciones, de manera amplia en las normativas y luego incluir la televisión, internet, comunicaciones móviles", explica Turner.

Por su parte, el periodista Mark Glaser, sostiene que los gobiernos deberían ampliar la definición de la televisión antes que restringirla.

"Creo que cualquier intento regulatorio de definir la televisión mexicana de una manera más limitada fracasará a largo plazo", dice Glaser, quien estudia el consumo de la TV como editor ejecutivo del sitio MediaShift, de la corporación de televisión pública estadounidense PBS.

Clientes y anunciantes felices

4
Los ingresos de las participantes de la televisión restringida alcanzaron los 46,372 mdp  al cierre del 2012 (Archivo)
television  (Foto: Thinkstock)

Uno de los mayores retos que enfrenta la televisión abierta en México es mantener contentos a su audiencia y anunciantes, tal como lo han logrado canales de distribución de contenido en internet como YouTube o Netflix.

A pesar de que YouTube genera ingresos de anunciantes que compran publicidad en las páginas, en los videos y en eventos patrocinados, el sitio sigue priorizando a sus usuarios antes que a sus anunciantes,

Esto es algo que no siempre ocurre en la televisión abierta, destaca para la revista Expansión de abril de 2012, Ricardo Blanco, gerente de Comunicaciones de Producto Latinoamérica de Google. El motor de búsquedas adquirió YouTube en 2006 por 1,650 millones de dólares.

Netflix, que llegó a México en 2011, comparte esa idea. Dado que sus ingresos provienen de suscriptores, su modelo de negocios se enfoca en la satisfacción total de los usuarios.

Además, los nuevos canales de distribución de contenido han impulsado que las empresas dividan su presupuesto publicitario para inculir TV de paga, móviles y cualquier otro medio que se vuelva relevante.

Este tipo de paquetes publicitarios, son un espejo de los servicios triple play que ofrecen algunas empresas de telecomunicaciones a usuarios.

Ninguna de las dos televisoras de aire en México ofrece estos combos, por lo que quien pueda distribuir contenido en todos los medios disponibles al menor costo se quedará con el mayor número de anunciantes, predice Pelayo, de Havas Media.

"Quien entienda esta transición y logre evolucionar será el que gane [...] De ahí, quizás, la importancia para Televisa de entrar al mercado de los dispositivos móviles", explica Alicia Pelayo, gerente general de inversiones en medios de Havas Media a Expansión.