EU pierde industria y empleos; Asia gana

Firmas como Apple ya no ven ventajas para fabricar en su país y se han llevado su producción; la apuesta por Asia es un reto para la economía de EU, pues dificulta la creación de empleos.
apple  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La industria tecnológica de Estados Unidos ha dejado de ver ventajas para producir en su país y ha trasladado su producción al extranjero, principalmente Asia, en busca de mejores condiciones para la cadena manufacturera. Uno de los ejemplos más evidentes es Apple, que ha virado hacia a China, explica un artículo publicado por la revista Expansión del 16 de abril de 2012.

Este escenario representa un reto para la economía estadounidense, pues plantea un obstáculo para la creación de empleo, explica el artículo escrito por Charles Duhigg y Keith Bradsher, del New York Times New Service.

Pese a que en la última década en Estados Unidos han nacido numerosas empresas de energía solar y eólica, fabricación de semiconductores y tecnologías de pantallas, muchas de ellas a lo largo de esos años han preferido reubicar sus fábricas en Asia y dar empleo allí.

Apple llegó a China en 2004 y al igual que otras firmas ven en ese país no sólo mano de obra barata, también perciben las grandes habilidades industriales de sus trabajadores. 

La compañía del desaparecido Steve Jobs es una de las más admiradas e imitadas en el mundo, en parte por un dominio inexorable de las operaciones globales. En 2011 obtuvo 400,000 dólares en utilidades por empleado, más que Goldman Sachs, Exxon Mobile o Google.

Pero lo que ha desconcertado al presidente Barack Obama, así como a economistas y formuladores de políticas, es que la firma de la manzana -y muchos de sus similiares de alta tecnología- no están ávidos de crear empleos en su país como lo estuvieron otras compañías famosas en sus buenos tiempos.

"Apple es un ejemplo de por qué es tan difícil crear empleos de clase media en EU ahora", dice Jared Bernstein, ex asesor económico de la Casa Blanca.

Asia es atractiva porque brinda accesibilidad para la compra de partes de un producto. Además, la administración de las cadenas de suministro que conjuntan los componentes y los servicios de cientos de compañías se da más facilmente. "¿Necesita miles de juntas de goma? Están en la fábrica de al lado. ¿Necesitan un millón de tornillos? Esa fábrica está a una cuadra de distancia. ¿Necesitan que ese tornillo se haga de forma un poco diferente? Tomará tres horas", asegura un ex ejecutivo de alto rango de Apple.

Aunque es difícil estimar cuánto más costaría construir los iPhones en EU, varios analistas creen que no sólo es una cuestión de costo en la producción; fabricar en la Unión Americana demandaría la transformación de la economía nacional y global.

Ejecutivos de Apple creen que simplemente en Estados Unidos no hay suficientes trabajadores con las habilidades que la empresa necesita o fábricas con suficiente velocidad y flexibilidad.

Por su parte, Timothy Cook, actual CEO de Apple y responsable de la migración a China, confiesa que la atención en Asia se debió a dos factores: las fábricas allá "pueden subir y bajar la escala más rápidamente y las cadenas de suministro asiáticas han superado lo que hay en Estados Unidos".

Actualmente Apple emplea a 43,000 personas en EU, 20,000 en el extranjero y 700,000 personas adicionales trabajan para contratistas de la firma en Asia, Europa y otras partes.

Ahora ve
Los 10 escándalos de empresas en México durante el 2017
No te pierdas
×