100 mdd muy verdes

Toniic, la red de inversionistas ángeles más activa del mundo, llegó con esta bolsa a México. Este 2012, 18 emprendedores sociales y verdes podrían capitalizar su empresa.
1086 picf026a  (Foto: Elmer Zambrano)
Leticia Gasca Serrano

En enero pasado, Luis Duarte recibió una llamada que podría potenciar el futuro de Yo Reciclo, la empresa que fundó con Héctor Elizondo con el objetivo de incrementar el índice de reutilización de basura en México. Al teléfono estaba Cerilenne Menéndez, directora en México de Toniic, la red de inversionistas ángeles con enfoque social más activa del mundo, que desde su lanzamiento, en 2010, ya suma 12 inversiones de 3 millones de dólares (MDD) por proyecto y aún tiene disponibles 100 MDD más.

La petición para Duarte era preparar en menos de dos semanas una presentación sobre su empresa. Tendría sólo 10 minutos para convencer a una decena de personalidades del sector de impacto (que ofrece soluciones ambientales o sociales) de que su negocio representa una oportunidad de inversión y una opción para combatir el problema de reciclaje en México, que llega a sólo 3% de los desechos, mientras que en otras naciones como Japón alcanza entre 80 y 90%.

"Debíamos hablar del proyecto, contar nuestra historia como emprendedores y explicar cuánto dinero necesitábamos para dar el siguiente paso en el crecimiento de la empresa", comenta Duarte.

Yo Reciclo, con tres años de operación, tiene presencia en Coahuila, Nuevo León y el Distrito Federal. Necesita 1 MDD para extenderse a tres ciudades más. El 15 de febrero de 2012, Duarte se convirtió en el primer emprendedor evaluado por el capítulo mexicano de Toniic, que en octubre de 2011 abrió oficinas en el país. Se trata de la tercera oficina (las dos primeras están ubicadas en EU y los Países Bajos) de una red que tiene como misión inyectar capital en proyectos rentables y de impacto social.

La meta, antes de octubre de 2012, dice Menéndez, de Toniic, es analizar 18 empresas mexicanas y lograr que seis de ellas estén en proceso de auditoría previa a la inversión o due diligence. Además, necesita sumar cinco inversionistas mexicanos más a la red. Hoy, participan Adobe Capital, Spectron, Promotora Social México, el inversionista Emilio Illanes, y la organización estadounidense Halloran Philanthropies.

La apuesta es México

En Toniic participan en total 35 inversionistas de cinco países, de los cuales nueve evaluaron a Duarte. La cita fue en uno de los salones del hotel Hyatt de Mérida, Yucatán, donde se realizó el Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto (FLII) organizado por la aceleradora de negocios New Ventures México.

Yo Reciclo fue la primera firma en México en acercarse a la red, pero otros emprendedores con operaciones en el país, como Felipe Vergara, fundador de Lumni, que acerca financiamiento para la educación de jóvenes sin recursos, y David del Ser, de Frogtek, que ofrece software para microempresas de países en desarrollo, ya recibieron recursos de Toniic.

"Toniic busca emprendedores que transformen su entorno, sin importar el país en el que operen", dice Morgan Simon, fundadora de la red. Al cierre de esta edición, el 1 marzo de 2012, Duarte y Elizondo aún esperaban los resultados de su participación en el Foro de Mérida.

Érik Wallsten, CEO de Adobe Capital, uno de los fondos mexicanos que participan en Toniic, apunta que en México existen dos características que impulsan el ecosistema de inversión de impacto: hay grandes retos sociales y ambientales, y proyectos competitivos en manos de emprendedores que han estudiado en las mejores universidades del mundo.

El potencial del mercado de empresas con impactos sociales y ambientales ha levantado grandes expectativas en el mundo. JPMorgan y el Global Impact Investing Network (GIIN) publicaron, en diciembre de 2011, el informe Insight into the Impact Investment Market, que revela que durante 2012 se invertirán en el sector al menos 4,000 MDD. El estudio dice que, durante los próximos 10 años, entre 5 y 10% de la inversión mundial se destinará a proyectos de impacto.

Fabián Llinares, director de la aceleradora de negocios New Ventures México, que colabora con Toniic, está convencido de que el problema del sector no es la falta de capital. "El dinero en México se canaliza a través de grupos informales, Toniic ofrece la posibilidad de profesionalizar y hacer más eficiente la forma de invertir", comenta.

Los apoyos otorgados por Toniic duplican el número de inversiones anuales de la mayoría de los fondos y clubes de inversionistas tradicionales, que, de acuerdo con Tyler Hartung, del Unreasonable Institute, una aceleradora internacional de empresas con sede en Colorado, es de cuatro inversiones por año.

La figura de Toniic considera la participación de inversionistas ángeles, que entran en las primeras fases del proyecto. "Por lo general, la inversión viene de fondos propios y a cambio esperan recibir una participación accionaria", explica Hernán Fernández, socio fundador de Angel Ventures Mexico, un club de capital ángel en México enfocado a pyme.

Para que una empresa sea seleccionada ya debe estar en operación y generar retornos financieros. La inversión mínima es de 50,000 dólares. Sin embargo, un inversionista puede aportar una cantidad menor para evaluar el potencial y la factibilidad del proyecto, y así decidir si participará en una segunda ronda de capital. El emprendedor puede pedir hasta una tercera ronda.

El primer paso para llegar a Toniic México es contactar a la oficina local y llenar una solicitud. La información es evaluada por analistas, que, en caso de identificar áreas de mejora, asesorarán al emprendedor para que la información esté completa y clara.

La solicitud se envía a todos los inversionistas de la red global de Toniic, quienes evalúan la oportunidad y si alguno está interesado, se cita a la empresa a una reunión en la cual el emprendedor deberá presentar su empresa en 10 minutos y tendrá 10 minutos más para preguntas y respuestas.

Después de la presentación, los inversionistas realizan una segunda evaluación en la que deciden cuándo invertirán. Este resultado se le comunica al emprendedor en un plazo máximo de dos semanas.

Modelo probado

En mayo de 2008, David del Ser ya tenía terminado el plan de negocios de Frogtek. Sabía que para arrancar necesitaría capital. Nueva York era un buen punto para empezar la búsqueda. "Me reuní con inversionistas  tradicionales, de impacto, fondos, concursos hasta que recibí una beca de Echoing Green que incluía una inversión de 60,000 dólares", dice.

En ese momento, Del Ser accedió a la red de organizaciones que apoyan el fondo Echoing Green. Entre ellos estaban Josh Mailman, de Serious Change, y Miguel Granier, de Invested Development, dos fondos de inversión de impacto que se convirtieron en sus primeros inversionistas.

La primera ronda de inversión de Frogtek coincidió con el nacimiento de Toniic. Mailman y Granier se unieron al grupo y desde ahí invirtieron nuevamente en Frogtek.

Llinares, de New Ventures México, explica que la mayoría de los emprendedores sólo considera tres formas de acceder a capital: que un inversionista les compre la empresa, el fondo perdido y el crédito bancario tradicional. "Es importante que perciban que hay un amplio espectro de formas en las que un inversionista puede inyectar capital", agrega.

En México, aún son pocos quienes después de vender el negocio que fundaron, deciden colocar sus ganancias en la empresa de alguien más. Abrir un capítulo de Toniic en México representaba, por un lado, luchar contra una aversión cultural al riesgo, y por el otro, aprovechar el interés de los fondos internacionales que deseaban invertir en el país.

Se buscan inversionistas

Felipe Vergara, fundador de Lumni, ya había presentado su proyecto ante distintos tipos de inversionistas. Era octubre de 2010 y estaba en San Francisco, California, en un foro de inversión de impacto. En una charla de pasillo conoció a Morgan Simon, y después de unos meses y un par de entrevistas, cinco integrantes de Toniic invirtieron en su empresa un capital conjunto de 300,000 dólares.

Para él, el principal reto de los emprendedores sociales es disminuir la brecha entre la empresa y los inversionistas. Con esa filosofía, ya ha reunido los fondos necesarios para apoyar a estudiantes en México, Chile, Colombia y Estados Unidos.

"Muchos emprendedores dicen que no hay capital y muchos inversionistas dicen que no hay empresas, la falla es que no hay vinculación. Por eso buscamos que se sumen más inversionistas a la red, para demostrar que un ambiente de coinversión puede catalizar el sector", dice Menéndez, de Toniic.

Los miembros de la red pueden ser individuos, familias, fundaciones y fondos. La principal regla es que deben comprometerse a realizar al menos dos inversiones al año de entre 20,000 y 25,000 dólares y compartir el costo de la auditoría previa a la compra.

En Toniic, la colaboración entre inversionistas es requisito, pues comparten el costo del due diligence y se fomenta que en cada inversión colabore al menos un socio del país donde opera la empresa. Además, existe una plataforma en línea para que los integrantes de la red interactúen entre sí, vean a detalle cada uno de los proyectos y les den seguimiento.

Duarte, de Yo Reciclo, maneja más de 500 toneladas de residuos al mes y quiere seguir creciendo. Después de atender el mercado mexicano, sueña con internacionalizar su empresa. "Empezaría en Centroamérica y América del Sur, después iría a África, pues algunos lo ven como el gran basurero del mundo". Mientras tanto, Toniic ya prepara el segundo encuentro entre emprendedores e inversionistas. Éste será a mediados de marzo de 2012 en las oficinas de Banorte, el principal patrocinador de la red.

(Con información de Daniela Clavijo López.)

DINERO DE IMPACTO
La llegada de Toniic a México forma parte de un plan que su fundadora, Morgan Simon, tiene para apoyar a emprendedores de todo el mundo. A un año de su nacimiento, la red ya ha dado resultados:
● Toniic nació en Silicon Valley gracias a que algunos de los emprendedores tecnológicos más exitosos de la zona estaban interesados en incursionar en el sector.
● El lanzamiento oficial fue el 5 de octubre de 2010 en socap, un foro de capital social que se realiza cada año en San Francisco, California.
● La primera inversión de Toniic fue en una empresa india, E Health Services Point India, una cadena de clínicas que brinda a la población rural acceso a agua potable, medicamentos, doctores y exámenes clínicos a precios accesibles.
● En mayo de 2011 nació el segundo capítulo de la red en Amsterdam, Países Bajos.
● En octubre de 2011, Toniic lanzó su capítulo mexicano.
● Las siguientes oficinas de Toniic estarán en India y Reino Unido e iniciarán operaciones antes de que concluya 2012.
Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×