A la espera del avión

La salida de Mexicana convirtió al autobús en la opción para viajar. Hoy, las empresas del sector buscan no perder mercado frente a las aerolíneas.
Didier Ramírez

Cuando en agosto de 2010 Mexicana y sus subsidiarias, Click y Link, dejaron de operar, más de seis millones de personas que eran sus clientes habituales tuvieron que encontrar alternativas de movilización. Además de otras aerolíneas, el autobús y, en particular, los servicios ejecutivos fueron la opción, pero sólo momentánea.

El transporte por autobús representa el principal modo de movilización en México. De poco más de 3,100 millones de viajes que se realizan anualmente, el autotransporte capta  97% de esa operación.

"Existe un rango de competencia en viajes con distancias de entre 500 y 1,000 kilómetros, en donde el avión y el autobús son opción para los pasajeros, por los costos y los tiempos que se exigen para el desplazamiento. Por arriba de los 1,000 el autobús no es opción por el tiempo de traslado y por debajo de 500 kilómetros el avión no es viable por costo", refiere Cuauthémoc Martínez, tesorero de Grupo Estrella Blanca.

Es precisamente en ese espectro en el que la salida de Mexicana llevó a los servicios de autobús a captar la demanda en diversas ciudades, en tanto las otras aerolíneas lograban dar cobertura. Para Juan Carlos Zuazua, director general de VivaAerobus, "algunas rutas quedaron con poca o nula conexión, si bien el autobús tomó esas operaciones, al cierre del 2011 se ha cubierto por completo el espacio de Mexicana".

A las rutas que se refiere son aquellas que no conectaban necesariamente con la Ciudad de México, sino entre sí. Como Guadalajara, Monterrey, Torreón, Chihuahua, Oaxaca, Huatulco o Culiacán, entre otras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El autobús fue la solución momentánea a las necesidades de transportación, pero, con el paso del tiempo, no se sustituyó como medio de transporte, comenta Horacio Alcocer, vocero de Grupo Senda. "Lejos de perder terreno, son evidentes los planes de expansión de las aerolíneas mexicanas, entre 2012 y 2013 se incorporarán 74 aviones", describe Abraham Zamora, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero).

En el servicio ejecutivo es donde se podría encontrar un margen de competencia entre el avión y el autobús, incluso fue donde en su momento se pudo captar parte de la demanda de Mexicana, relata Martínez. Entre 2008 y 2010, este servicio fue uno de los de mayor crecimiento con 9%, sólo por detrás del económico, que avanzó 12%.

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×