La banda 2.5, a la congeladora

La reasignación de la banda de 2.5 Ghz puede atraer a gigantes como Televisa, Nextel, Telefónica y la italiana tim. Sin embargo, su apetito tendrá que esperar.
Tomás de la Rosa Medina

La codiciada banda de 2.5 Gigahertz (Ghz) puede despertar el apetito de Televisa, Nextel, América Móvil, Telefónica e incluso de la italiana TIM, dicen analistas. Pero su reasignación podría quedarse en stand by al menos un año, en el mejor de los casos, si es que Multivisión (MVS) logra un acuerdo extrajudicial con el gobierno federal. En cambio, de mantenerse la disputa en los tribunales, la instalación de redes de cuarta generación (4G) podría demorar al menos tres años, lo que llevaría a una menor oferta de servicios de transmisión de datos, televisión, telefonía fija y móvil.

La oferta de servicios 4G en México es inexistente. No será hasta el tercer trimestre de 2012 cuando Telcel ponga en operación su red para conexiones de al menos 100 megabits por segundo. Mientras la telefónica de Carlos Slim Helú avanza en la construcción de su red, otros interesados se mantienen a la zaga de la disputa entre MVS y el gobierno federal, en particular con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Hacienda (SHCP).

Derivado de una recomendación global que hizo en 2000 el brazo de Naciones Unidas especializado en telecomunicaciones, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), para que la banda de 2.5 Ghz se reasignara para la transmisión de datos, el gobierno mexicano se abstuvo de refrendar las concesiones vencidas a MVS (entre 2005 y 2009 vencieron 20 de 60 títulos de concesión). Incluso, recientemente la SCT decidió "negar las prórrogas de las concesiones vencidas", esto a pesar de los recursos legales que interpuso la compañía.

Para el experto del sector Ernesto Piedras, de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), la disputa legal podría mantener en STAND BY unos tres años cualquier licitación de la banda de 2.5 Ghz.

Sin embargo, Fernando Negrete, de la consultora Media Telecom, confía en que las partes puedan llegar a un arreglo para superar el conflicto judicial, aunque esto podría necesitar de un año, aclara.

Apetito

En el pasado, la banda de 2.5 Ghz se utilizó principalmente en la transmisión de audio e imágenes restringidas por microondas, pero ahora es considerada como una de las joyas de la corona.

A diferencia de la llamada licitación 21 que ganó Nextel (para redes de tercera generación o 3G), con la banda de 2.5 Ghz es posible ofrecer servicios de transmisión de datos, televisión, telefonía fija y móvil a través de una red de cuarta generación (4G). Es por ello que los especialistas ven como potenciales interesados a Televisa, Nextel, América Móvil, a la española Telefónica e, incluso, la italiana TIM.

Al respecto, directivos de Televisa dicen que la "empresa no tiene interés en participar en alguna licitación para un proyecto de banda ancha móvil".

En tanto, voceros de Nextel y Telefónica no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

A pesar del potencial interés de otras firmas, MVS mantiene algunas concesiones en esa misma banda, que expiran en 2018 y 2020.

Si bien este año Telcel pondrá en operación su red 4G, México mantiene la brecha digital con otros países que ya la utilizan, como Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Inglaterra, Japón, Noruega, y Suecia. Por ejemplo, en nuestro país la nueva iPad de Apple no puede ofrecer todo su potencial, ya que funciona con la red 4G.

"La banda de 2.5 (Ghz) es todo", dice Piedras. "Es transmisión de datos, telefonía fija, imágenes en alta definición, todo sobre internet (...). Es una banda que antes no costaba nada. Se regalaba".

La disputa

Ante la falta de una política en telecomunicaciones con visión de largo plazo, la SCT se abstuvo de renovar algunas concesiones a MVS.

Al respecto, Negrete, de Media Telecom, señala: "La ausencia de una política espectral por parte del Estado mexicano es la causante de los conflictos presentes y futuros entre los operadores y entre éstos y el gobierno". El experto advierte que es urgente legislar porque hay extranjeros interesados en comprar participaciones de control en las telefónicas Axtel y Maxcom.

Es tal la indefinición, dice Negrete, que -entre otros casos- Televisa no ha logrado concretar la inversión en Iusacell, Telmex sigue sin ofertar televisión restringida y MVS no obtuvo el refrendo de la 2.5 Ghz para brindar banda ancha móvil.

Aunque para el caso de MVS, un factor vital es el precio de la contraprestación. La SHCP calculó una tarifa de 0.1 dólares por Mhz por habitante (para una concesión de 20 años), Multivisión consideraba una regalía 60% inferior, es decir, de 0.04 dólares.

La importancia de MVS en la banda de 2.5 Ghz es porque la compañía concentra 90%, equivalente a unos 190 Mhz, y el resto está en manos de otros nueve concesionarios (entre ellos, la cablera tapatía Megacable y Ultravisión). Es por ese peso que la discusión mediática se ha centrado sobre la empresa de la familia Vargas (encabezada por Joaquín Vargas Guajardo, presidente de la compañía).

La tecnología que se utilizará (LTE y WiMAX) ya fue probada con éxito en otros países.

En suma, en la banda de 2.5 Ghz, MVS libra otra batalla con un viejo adversario. En 2004, los Vargas perdieron otro cruce con Televisa cuando DirecTV se salió del mercado mexicano. En esa compañía, MVS operaba el servicio de televisión satelital junto con la estadounidense Hughes Network. Tras su salida, Sky, de Televisa, compró esa cartera de clientes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

(Con información de Leonardo Peralta.)

Ahora ve
El esperado octavo episodio de la saga ‘Star Wars’ llega a los cines del mundo
No te pierdas
×