La pieza clave para América

La automotriz producirá en 2015 un millón de unidades anuales. El plan: incrementar sus operaciones en América Latina.
Didier Ramírez

AGUASCALIENTES / NISSAN

A inicios de 2012, Carlos Ghosn, presidente mundial de Nissan, estaba en Davos, Suiza, pero sus pensamientos se concentraban en México. En unas horas participaría en una videoconferencia junto con José Muñoz, presidente de Nissan Mexicana, y Carlos Lozano, gobernador de Aguascalientes, para anunciar a la prensa la inversión más importante que la firma ha realizado en México: 2,000 MDD.

A partir de diciembre de 2013, Nissan dispondrá de tres complejos de manufactura en el país, y hacia 2015 producirá un millón de unidades al año, lo que consolidará la empresa como el principal fabricante automotriz. De esta forma, México se posicionará para la firma como una sede de manufactura al nivel de producción de  Japón, y sólo por debajo de China.

El proyecto contempla dos etapas de inversión. La primera, que comenzará en 2013, considera una producción anual de 175,000 vehículos. Para 2015, se estima que será posible alcanzar la meta de un millón de unidades al año.

Dirección adecuada

En 2011, Nissan anunció Power 88, un programa mundial cuyo objetivo es lograr una participación de 8% en el mercado mundial para 2017. Se trata de una meta ambiciosa, pues al cierre de 2011, el porcentaje de participación en el mercado era de 5.8%. Además, la marca espera producir 85% de sus vehículos en el continente americano para 2015.

Aguascalientes, donde Nissan ha operado desde 1982, es una pieza clave para que la automotriz cumpla sus objetivos.

El camino recorrido en 30 años le otorga al estado una ventaja comparativa clara: una curva de aprendizaje pequeña y mano de obra experimentada.

En los últimos años, Aguascalientes se ha mantenido entre los 10 primeros lugares de competitividad en México.

Este factor ha sido decisivo para retener e incrementar la inversión de la automotriz japonesa, afirma Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). "Se suma a la lógica de las operaciones que mantiene Nissan en el estado y a la posición que guarda en el Bajío, lo que le permite acceso a otro tipo de industrias de la región", explica.

La inversión obedece a una red de abasto consolidada, considera Guido Vildoso, director asociado para América Latina de la consultora Global Insight.

La firma ha desarrollado 32 proveedores en el estado. Además, la infraestructura de comunicaciones y el recurso humano calificado son factores clave para retener e incrementar la inversión.

La estabilidad macroeconómica del país y la firma de 12 tratados comerciales permiten a Nissan exportar desde México a más de 90 países.

Luces altas

En 2009, la industria automotriz en México resintió los efectos de la crisis y disminuyó su volumen de producción en 28%. La caída de Nissan fue de 21%. La respuesta de la compañía encabezada por Carlos Ghosn fue contundente: invertir 1,050 MDD para impulsar su presencia manufacturera.

La estrategia funcionó. En 2011, la producción de la automotriz nipona en México ascendió a la histórica cifra de 600,000 automóviles, lo cual contrasta con la producción de 355,414 unidades de 2009.

En marzo de 2011, un terremoto con una magnitud de 8.9 grados sacudió Japón y causó la suspensión de las actividades de varias plantas de Nissan en la isla. El ritmo de producción global de la automotriz no disminuyó gracias al apoyo que recibió de sus plantas manufactureras en el mundo. "No podemos descartar que el nuevo complejo en Aguascalientes sea parte de la estrategia de la marca para estabilizar su producción en Japón a sólo un millón de unidades", considera Guido Vildoso, de Global Insight.

En 2017, México ascenderá al tercer puesto como exportador automotriz y al séptimo como productor con una proyección de cuatro millones de automotores al año, dice Lorenza Martínez, subsecretaria de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía.

"México es un motor clave para el crecimiento de Nissan en las Américas", comenta Carlos Ghosn.  "Junto con nuestra nueva planta en Brasil, este nuevo complejo de manufactura en Aguascalientes es un pilar importante en nuestra estrategia para asegurar que Nissan tenga la capacidad necesaria para incrementar su volumen de ventas y participación de mercado en el continente americano".

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×