El Evangelio según Red Kite

El hombre que llevó Compass Fund a tener un rendimiento de 47% y predijo la desaceleración de China hoy predica sobre finanzas en iglesias de Estados Unidos.
Jesse Westboook y Chanyaporn Chanjarden / Bloomberg

En una mañana oscura y lluviosa de noviembre, Michael Farmer sube al púlpito para dar un duro mensaje a sus feligreses en St. Helen, una iglesia de más de 800 años de antigüedad, en plena zona financiera de Londres, y a la sombra de la Bolsa de Metales de dicha ciudad.

"Vivimos en un mundo maldecido, maldecido por Dios", dice Farmer a los hombres y mujeres que llenan la iglesia, la mayoría de ellos trabajadores de la industria financiera. "Vivimos en una sociedad quebrada, tenemos naciones quebradas. Observen la eurozona. La vida es una lucha y, finalmente, es la muerte".

Sin embargo, aquellos que creen en Jesús no tienen que temer, señala Farmer, un hombre delgado vestido con un traje oscuro y corbata azul. Jesús salvará a quienes creen en él de las dificultades cotidianas de la pobreza y de la enfermedad, y de los despidos que han dejado a miles de trabajadores sin empleo, predica.

Farmer, de 67 años, es un evangélico conservador que cada martes acude a la iglesia de St. Helen. Es también director de Red Kite (RK) Capital Management, un fondo de cobertura que opera metales desde Londres con 1,300 MDD en activos. Su Compass  Fund de 400 MDD se ubicó en el primer lugar en el ranking de fondos medianos de cobertura de Bloomberg Markets para los 10 primeros meses de 2011, con un rendimiento de 47%. El fondo de metales Red Kite creció 34%, y el Red Kite Prospect Fund, de 100 MDD, aumentó 50%, dicen sus clientes.

RK Capital se especializa en la compra y venta de cobre y prosperó apostando a que el precio del metal rojo caería en 2011 a consecuencia de la desaceleración de la construcción en China. La valoración resultó correcta, y el cobre tuvo una baja de 35% al 3 de octubre de 2011 con respecto a su precio récord de 10.95 dólares por tonelada métrica en febrero de ese mismo año.

Los peligros del dinero

Farmer sostiene que su fe lo convierte en un mejor administrador de dinero al recordarle el valor de la humildad. Las oficinas de la empresa lo reflejan: un simple sofá naranja en el área de recepción, alfombrado gris y paredes sin fotografías ni objetos de arte. No hay recepcionista; los visitantes presionan un botón sobre la mesa de café para anunciar a Farmer y a David Lilley, el otro fundador de Red Kite, que están allí.

"Jesús nos advierte que existen muchos peligros con el dinero", asegura Farmer. "Sé que en mi corazón habita la codicia, el deseo de querer siempre un poco más. Me ayuda que la Biblia me diga que tengo que ser cauteloso con esto y que un día moriré".

Farmer es sumamente activo tanto en la iglesia como en la política. Ha donado millones de libras al Partido Conservador británico.

Farmer y Lilley no son sólo dueños de contratos de futuros y de opciones relacionados con el cobre; también comercializan el metal físicamente, compran el commodity en América del Norte y del Sur, lo almacenan en depósitos alrededor del mundo y lo venden cuando el precio es el adecuado para las empresas que lo transforman en ductos y cables para la construcción de casas, edificios de oficina y vehículos.

Anteriormente, Farmer dirigía MG Plc, que antes de su venta en 2000 era el mayor operador de cobre del mundo. También Lilley trabajó en MG, con sede en Londres. Farmer usó esta experiencia como criterio de mercadotecnia para iniciar RK Capital en 2005. La actividad mercantil en metales también constituyó la esencia de lo que alguna vez fuera el mayor fondo de cobertura de la empresa, Red Kite Metals, que llegó a supervisar 1,000 MDD en su momento cúlmine, según los inversionistas.

El fondo, llamado así por un ave rapaz en peligro de extinción oriunda de Europa y África del Norte, resultó ser tan volátil como los precios de los metales que compra. Red Kite Metals creció 188% en 2006 a raíz del auge global de los commodities. Luego cayó 50% en 2007, rebotó con un alza de 19.8% en 2008, volvió a desplomarse 0.9% en 2009 y 25% más en 2010, cuando la apuesta de Red Kite a la caída en el precio del cobre resultó ser prematura. Los clientes huyeron del fondo de metales, reduciendo los activos  de éste a 200 MDD hasta el mes de noviembre.

Farmer explica que, de 2008 a 2010, la Reserva Federal de EU alentó los mercados, entre ellos, los de commodities, al verter miles de millones de dólares en la economía. Al mismo tiempo, dice, los analistas interpretaron equivocadamente la compra agresiva de cobre por parte de China como un signo de que continuaría su auge de la construcción, cuando en realidad China estaba acumulando el metal.

La economía mundial rezagada hace que Farmer tenga una visión pesimista del futuro. "No somos muy optimistas con respecto a las cosas", admite.

Una razón por la cual los activos de Compass aumentaron más que los de Red Kite Metals es que Compass sólo hace contratos de futuros y de opciones, y no comercializa el metal físicamente. "Evitamos las apuestas físicas porque implican otros riesgos y aportan menos liquidez", explica el inversionista de fondos de cobertura Marcus Storr de Feri Trust GMBH, cuya empresa, con sede en Bad Homburg, Alemania, administra 20,800 MDD.

Farmer y Lilley consideran que los clientes a menudo prefieren los fondos que operan derivados financieros debido a las sospechas de los inversionistas sobre los gerentes de dinero como consecuencia del escándalo Madoff. Los contratos que compra Compass pueden ser más fácilmente ubicados en cuentas individuales que los clientes pueden controlar, dicen. El fondo Compass creció 10 veces, de 40 MDD a fines de 2009, a 400 MDD en octubre.

El éxito en la proyección de las ventas y precios del cobre depende de la comprensión del mercado chino, el cual consume 39% del metal rojo del mundo, según los cálculos de Morgan Stanley. Ahora, RK Capital está involucrado en transacciones que representan hasta 15% del abastecimiento de cobre para China en un solo mes, puntualiza Farmer. "En Red Kite usted trata con personas que tienen muchos años de experiencia en la industria de los metales y en China", explica Robin Bhar, analista de metales de Credit Agricole de Londres. "Lo que usted puede obtener del mercado físico en cuanto a los flujos y visiones ayuda enormemente a formarse una opinión sobre la actividad de comercialización. Tienen muy buena inteligencia de mercado". 

Ren Gang, a cargo del área de investigación de Maike Futures, con base en Shanghai, prevé que la demanda de cobre de China podría ser débil durante este año debido a que las firmas locales no pueden pedir préstamos para proyectos de bienes raíces. "Las empresas no cuentan con mucho dinero debido al ajuste en los créditos", agrega Ren. "No hay demasiada reposición de las existencias de cobre". La empresa de Gang es una unidad de Maike Holding Group que importó 600,000 toneladas de cobre a China durante 2010. En 2008, Maike se asoció con RK Capital para establecer un fondo de inversión en Hong Kong.

Apuestan al cobre

Hay quienes ven la situación con optimismo. Los  analistas de Goldman Sachs Group, Max Layton y Allison Nathan consideran que las fluctuaciones en los mercados de Europa han llevado a los operadores a alejarse de la idea de que los abastecimientos de cobre están en peligro. Las huelgas de los trabajadores en América Latina han generado un déficit de cobre, el cual va a disparar una "fuerte recuperación" en el segundo trimestre de 2012, dijeron los analistas en un reporte del 20 de noviembre de 2011.

La volatilidad en los precios de los metales y las oscilaciones en el desempeño de algunos fondos de Red Kite corren el riesgo de hacer que los inversionistas institucionales, como los fondos de pensión, se mantengan alejados de este tipo de inversiones, dice Neil Campbell, responsable de inversiones alternativas para la operadora Tullett Prebon con sede en Londres. "Es muy difícil para un inversionista institucional estar convencido de que un fondo que tiene un crecimiento de 100% en un año pueda ser capaz de administrar el riesgo de impacto negativo", asegura Campbell. "Pocos inversionistas son capaces de soportar la volatilidad".

Farmer explica que su empresa se adapta a la voluntad de los inversionistas de limitar el riesgo. "Hemos pasado por una ‘montaña rusa' de situaciones. Aprendimos de ello e intentamos reflejar los deseos de nuestros inversionistas. Si quieren menos riesgo, podemos crear una cuenta administrada que sea menos riesgosa".

La otra vida de Farmer, como cristiano, se inició apenas cuando tenía 35 años. Comenta que tuvo una ‘revelación' después de que su esposa Jenny diera a luz al primero de sus tres hijos. "No fue que yo tomara la decisión de ser cristiano. Fue más como algo que toda mi vida estuvo frente a mis ojos, pero que yo no podía ver". 

En su sermón de noviembre en St. Helen, Farmer relató la historia de un ascenso laboral que le ofrecieron en los años 80 cuando trabajaba en la empresa de operaciones de commodities Philipp Brothers. Aceptó el nuevo puesto, con una condición. "Soy cristiano, y hay cosas más importantes para mí que la empresa y hacer dinero", narra Farmer que le dijo a su entonces jefe. "Primero está Dios, está mi familia".

Farmer cuenta que en una ocasión le preguntó al rector de su iglesia si debía abandonar las finanzas e ingresar a la escuela de teología. El rector le dijo que la industria de las finanzas también se beneficia con la presencia de los cristianos.

Lilley, por su parte, no ve mayor conflicto entre el trabajo y la fe que comparte con Farmer. "Dios quiere que usemos nuestros talentos de manera correcta. Si por la gracia de Dios podemos hacer algo en los negocios, entonces, fantástico. Pero tratemos de asegurarnos de que nuestra fe también nos guíe en cómo hacemos negocios y en cualquier procedimiento".

Desde 2008, Farmer ha aportado 271,110 dólares a la Asociación Conservadora Cristiana (Conservative Christian Fellowship), que anima a los cristianos a apoyar al Partido Conservador británico, según la Comisión Electoral de Reino Unido. Farmer ha donado 5.2 MDD adicionales directamente a este partido desde 2001. Hace una década se sintió inspirado por primera vez a hacerle una donación, en reacción a la decisión del entonces partido gobernante, el Laborista, de dar asistencia pública a las madres solteras, lo cual para él era un modo de alentarlas a tener más hijos sin estar casadas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Farmer y Lilley apoyan el movimiento de los indignados de Occupy London que establecieron sus campamentos en las proximidades de los centros financieros de todo el mundo para protestar contra las desigualdades de riqueza entre los barones del sistema financiero y los ciudadanos comunes. "Existe un problema, y no estoy seguro de que el problema esté desapareciendo", dice Lilley. "Quienes tienen recursos pueden usarlos para generar empleos y dar trabajo a las personas o pueden malgastarlos en champaña sobrevaluado y consumirlo a la vista de todos".

Ahora ve
El rescate de un ciervo de un lago congelado se vuelve viral
No te pierdas
×