El vecino más distante

Debemos aprender a mirar a América Central con nuevos ojos, unos de oportunidad para todos.
Luis Miguel González

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo poner a América Central en nuestro radar? China nos provoca miedo. Brasil despierta nuestra curiosidad. Europa sigue siendo fuente de admiración y proveedor de blasones. Estados Unidos es todo lo anterior y un poco más. América Central es otra cosa: el vecindario cercano al que no queremos acercarnos.

México necesita poner más atención a América Central, recomienda el informe "Un futuro para todos", una especie de guía para que México llegue al 2042 convertido en potencia. Atender a Mesoamérica es fundamental para reducir el narcotráfico y promover una región más próspera, de acuerdo a los autores Claudio Loser y Harinder Kohli.

La propuesta no ocupa mucho espacio en el libro, apenas un par de líneas. Tampoco es totalmente nueva: Vicente Fox lanzó en septiembre de 2001 el Plan Puebla-Panamá, una iniciativa que pretendía promover el desarrollo integral de la región. La propuesta del mandatario era generar las condiciones para incrementar la relación económica y comercial con las siete naciones: Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Se trata de un mercado donde viven 65 millones de personas con un Producto Interno Bruto aproximado de 150,000 millones de dólares, apenas un poco menor al PIB de los estados mexicanos del sur que pertenecen a la región mesoamericana: Chiapas, Tabasco, Quintana Roo, Campeche y Yucatán.

La idea sonaba bien: aprovechar la afinidad cultural e histórica y asumir que hay un potencial de desarrollo compartido, porque tenemos retos sociales y económicos comunes y ecosistemas integrados.  En la práctica no hubo la capacidad para acompañar la grandilocuencia discursiva con acciones efectivas. Se inventaron conceptos como Autopista Mesoamericana de la Información. Se elaboraron documentos como el Plan de Modernización y Transformación de Centroamérica en el siglo XXI.

Se crearon ocho comisiones, cada una encabezada por un país: desarrollo sustentable, desarrollo humano, prevención de desastres, promoción del turismo, facilitación comercial, integración vial, interconexión energética e integración de las telecomunicaciones.

Podemos hablar de dificultades técnicas, financieras y operativas, pero el principal obstáculo es la falta de confianza, me confiesa un diplomático centroamericano radicado en México. Tenemos una historia de enfrentamientos entre nosotros y una relación incómoda con México, dice: "Es muy grande para jugar con nosotros en condiciones de igualdad, pero no tan grande para servir como locomotora. No es Alemania para la Unión Europea, para ser sinceros".

Habría que matizar esto de la falta de resultados, me dice Rubén Aguilar, ex vocero de Vicente Fox y uno de los intelectuales mexicanos que mejor conocen América Central. "Estamos más cerca que hace doce años. Hay avances reales en el sector turismo. No quiero sobredimensionar el papel del gobierno y la diplomacia".

La expansión de grandes empresarios hacia el sur es importante y crece con el tiempo. Cinépolis tiene más que un pie en la región. Grupo Salinas es una presencia ubicua en América Central, con las tiendas Elektra, Banco Azteca, los programas de Televisión Azteca y hasta la Fundación Azteca en El Salvador. Maseca, de Roberto González, posee un largo historial que data de hace varios lustros. Carlos Slim participa con la marca Claro en los servicios de telefonía. Ha abierto tiendas Sanborns en El Salvador y participa activamente en programas de filantropía, en alianza con Bill Gates.

El reto para México es aprender a mirar al sur con otros ojos. No somos los gigantes como en la Concacaf, porque esto es mucho más que una competencia futbolera. Somos un país que necesita a sus vecinos del sur para reconciliarse con su geografía. Comercio, inversiones y colaboración son los nombres del juego.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El autor es director editorial del periódico El Economista.

Comentarios: opinión@expansion.com.mx

Ahora ve
Colombia captura a Juan Carlos Mesa, uno de los narcotraficantes más buscados
No te pierdas
×