Envía a tu consejo a ‘la escuela’

El entorno global demanda empresas mejor preparadas. La estrategia perfecta: consejeros actualizados
Daniel Aguiñaga y Odette Navarro Delgado*

Los consejos de administración y sus miembros, quienes antes podían considerarse expertos en sus respectivas áreas de especialidad y su mercado, deben reinventarse y encontrar nuevas formas para contribuir en las organizaciones a las que apoyan, asegurando una participación activa y la generación de valor correspondiente para que las compañías sigan creciendo y subsistiendo en el tiempo.

El adecuado funcionamiento de un consejo es clave en el desempeño de las organizaciones y su capacidad para ser más competitivas, atraer capitales y sobrevivir en el tiempo. Hoy más que nunca los consejeros pueden ser más eficaces en sus funciones, a través de la capacitación y el desarrollo profesional.

El mundo se transforma, ¿y tus consejeros?

El entorno económico global ha dejado ver que hoy las empresas deben atender a un mercado más demandante. Las exigencias que enfrentan las organizaciones ya no sólo involucran el que su administración y sus operaciones sean más eficientes y transparentes, sino que a la vez se inserten temas en la agenda que anteriormente no eran contemplados.

Por otro lado, las tendencias corporativas muestran que no sólo temas relacionados con la estrategia, la administración de riesgos y la gobernabilidad, entre otros, continuarán siendo elementos clave hacia la competitividad durante 2012. También deberá tenerse en cuenta y prestar atención a otros, como la responsabilidad social, la sustentabilidad, las fusiones y adquisiciones, la evaluación del desempeño y la administración del talento, según un estudio reciente de Deloitte.

El propio deber de cuidado y diligencia de los consejeros exige que estos realicen esfuerzos para mantenerse informados no sólo sobre las tendencias del mercado, sino también respecto al público inversionista y las perspectivas globales en materia de mejores prácticas en gobierno corporativo. Por eso, es necesario identificar cómo se están preparando los consejeros para afrontar los desafíos que se presentan ante las empresas y de qué forma están contribuyendo las instituciones de actualización profesional para fortalecer su labor.

Podemos considerar a un consejero como la persona que, dada su trayectoria y experiencia profesional, puede contribuir mediante su análisis, opinión y voto sustentado, de manera imparcial, al cuidado del patrimonio de los accionistas, a la creación de un marco sólido de gestión, y a la mejor toma de decisiones de una organización.

Todo indica que ya no es suficiente el aprendizaje y la experiencia obtenidos en el pasado: las nuevas condiciones de mercado exigen mayor innovación, creatividad y estrategias que permitan a las empresas navegar seguras sobre las aguas turbulentas que privan en la economía global. Las soluciones de antes quedaron rebasadas y hoy se requieren equipos directivos más eficientes y asesores capacitados para complementarlos. Por eso, los principales actores en la contribución de valor de las organizaciones, como son los consejeros, deben obtener las herramientas y los conocimientos necesarios para apoyarlas, lo cual hace fundamental que éstos se actualicen tanto en los temas tradicionales que les competen como en aquéllos que provienen de las tendencias globales.

Adaptación internacional

Si bien la educación y capacitación de los consejeros no aparece como un tema regulado en el mundo, existen recomendaciones en diferentes países que señalan su relevancia. Los códigos de gobierno corporativo, los códigos de mejores prácticas o aún las propias leyes -como la Ley de Mercado de Valores de nuestro país-, reconocen la importancia del deber de cuidado y diligencia que los consejeros tienen que cumplir en el desempeño de sus funciones y responsabilidades. De hecho, si los consejeros actúan irresponsablemente, pueden sufrir sanciones personales, ser sometidos a juicio o hasta quedar inhabilitados.

Alrededor del mundo existen universidades, asociaciones profesionales, bolsas de valores e institutos reconocidos que se preocupan por capacitar, actualizar y hasta certificar a los consejeros en materia de gobierno corporativo y mejores prácticas. Ejemplo de estos son: el Centro de Excelencia en Gobierno Corporativo en México, el Instituto Australiano de Consejeros de Empresas, la Asociación Nacional de Consejeros Corporativos (NACD) en Estados Unidos, el Centro de Gobierno Corporativo en Kenia, el Instituto Ruso de Consejeros, el Instituto de Consejeros de Hong Kong y el Instituto Brasileño de Gobernanza Corporativa.

En el Reino Unido, por ejemplo, el Código de Gobierno Corporativo dice: "el presidente (del Consejo) debe periódicamente revisar y acordar con cada consejero sus necesidades de capacitación y desarrollo".

El contexto y las particularidades de cada país determinan necesidades distintas de instrucción para los consejeros. Sin embargo, el análisis muestra que las instituciones que ofrecen planes de desarrollo para consejeros están enfocando su aprendizaje en temas muy similares en todo el mundo.

A escala global, los temas mayormente impartidos para los consejeros son:

  • Fundamentos para la efectividad de un consejo de administración, como: deberes y responsabilidades de los consejeros, funciones clave de los comités, informes regulatorios aplicables, dinámica de las sesiones y pensamiento clave para abordar temas de estrategia, administración de riesgos y auditoría, entre los más destacados.
  • Tendencias que enfrentan las empresas y afectan directamente a los consejos de las mismas, así como problemas fundamentales de los consejeros en el ejercicio de su labor.

En las organizaciones internacionales, los cursos abarcan especializaciones que difieren poco de lo que existe en México. Las diferencias principales se relacionan con la entrega de premios o certificaciones en Gobierno Corporativo para empresas o miembros individuales que no se otorgan en nuestro país, por ejemplo, la Certificación en Gobierno Corporativo ofrecida en Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos o Reino Unido.

En los países en desarrollo, la capacitación de consejeros se enfoca desde cómo se conciben las estructuras de gobierno dentro de las organizaciones y de qué manera las mejores prácticas contribuyen a su desempeño, hasta cuál es el papel de directivos y consejeros en la rendición de cuentas, la transparencia, la responsabilidad corporativa y la creación de valor.

Experiencia al día

La Bolsa Mexicana de Valores ha desarrollado un "Programa de Desarrollo para Consejeros".

Éste inició en 2009 y cabe resaltar la participación de consejeros independientes y ejecutivos de la alta dirección de empresas diversas que, en ocasiones, han incorporado a su talento clave para que se actualice en los temas de gobierno corporativo, las mejores prácticas y las tendencias económicas y de mercado globales.

Si bien la actualización profesional no es una actividad regulada, los organismos que ofrecen programas de capacitación para consejeros a nivel mundial establecen normas profesionales y cumplen la función de autorreguladores, contribuyendo a la mejora de sus miembros, sus prácticas y responsabilidades, así como al reconocimiento de su preparación.

Es esencial que las organizaciones tomen conciencia de esta necesidad y comprendan la fortaleza que representa contar con consejeros que estén a la altura de las tendencias globales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Solo así se tendrá a las personas calificadas, profesionales e idóneas para ocupar una posición dentro del consejo de administración.

Ahora ve
Cómo se prepara y se come una pizza en el espacio
No te pierdas
×