Adiós a la ‘dama de hierro’

Las ejecutivas entrenan para comunicar su poder sin masculinizarse.
Gabriela Gutiérrez M.

"Soy tan racional que creía que con pensar y hablar se podían hacer las cosas. Resulta que no, que todavía hay gestos específicos y un atuendo que acompañan a las ideas importantes", dice "Lucía", una ejecutiva de alto rango en una empresa mundial de bienes raíces que prefiere no ser identificada.

Desde hace un par de meses, la directiva asiste a clases sobre diseño de imagen con las que busca suavizar su manera de relacionarse con la gente que conduce. Pide usar un nombre ficticio porque teme las críticas de sus subordinados, colegas y competidores.

"Me enseñaron cómo respirar, caminar y hablar -asegura-. Ahora veo la diferencia".

Cada vez son más las ejecutivas que recurren a estos servicios, dicen los consultores que los ofrecen. Alfredo Paredes, director de Capitol Consulting & Communication, afirma que las mujeres que ocupan puestos de conducción tienen un creciente interés en suavizar sus rasgos de autoridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La mayoría de las ejecutivas que buscan este cambio de imagen son mayores de 40 años y están preocupadas porque piensan que son demasiado duras ante los ojos de sus subordinados, dice Víctor Gordoa, fundador del Colegio de Consultores en Imagen Pública. En los últimos 16 años, agrega, las mujeres pasaron de 5% a 40% de su cartera de clientes.

"Lucía tenía desarrollado el fondo más que la forma", dice Brisbane de los Santos, consultora de Capitol que asistió a la ejecutiva en su entrenamiento. "Pero el fondo sin forma no comunica. Y forma sin fondo, engaña".

QUÉ TRANSMITEN LAS POLÍTICAS
David Navarro, director de Imagen Excellence, y Karla Torres, consultora en imagen pública, analizan a tres candidatas en la elección del 1 de julio.
Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del PAN Beatriz Paredes Rangel, candidata del PRIPVEM a la jefatura de Gobierno del DF Alejandra Barrales Magdaleno, candidata del PRD al Senado
Comunica liderazgo y que valora el trabajo en equipo. Su lenguaje corporal es el de una mujer conservadora y su ropa sobria proyecta lealtad y eficacia. Su cambio de imagen a semanas de haber arrancado la campaña refleja incongruencia entre su comunicación verbal y corporal. Su imagen revela a una mujer con experiencia y carácter para tomar decisiones complejas. Su personalidad proyecta fuerza y liderazgo, pero su peinado y su vestimenta típica podrían generar desconfianza sobre su capacidad de cuidar los detalles. Refleja una personalidad adepta a los retos, imaginativa y de mente ágil. Su lenguaje corporal proyecta alegría y carisma. Sin embargo, su dinamismo queda relegado por su autocontrol. Usa colores sobrios, propios del poder, pero sus accesorios reflejan sofisticación y conocimiento.
Norma Jiménez
Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×