Manejar el cambio

-
José Luis Tapia

En las próximas semanas saldrán a las calles del Distrito Federal, como taxis, una veintena de Nissan Leaf, el "primer auto totalmente eléctrico", según su fabricante. Nissan dice que el modelo llegará pronto al público en general, con la promesa de que "se podrá cargar en casa". En Estados Unidos, este auto se vende a un precio base de 360,000 pesos.

En México, la infraestructura para masificar este tipo de vehículos apenas se encuentra en fase de preparación: General Electric, en colaboración con el gobierno del Distrito Federal, colocó en la calle República de El Salvador, en el Centro Histórico, una estación de recarga rápida alimentada por la red eléctrica y celdas solares. Además planea dos más en zonas de alta densidad de tráfico, como Polanco, Coyoacán, Tlalpan o Santa Fe, lo cual resolvería una de las principales inquietudes de los clientes potenciales: "Y si se me acaba la pila, ¿qué hago?"

Los autos completamente eléctricos llegaron al país en 2009, cuando comenzó a venderse la marca china Zilent. Pero la respuesta ha sido escasa, con 150 automóviles vendidos a la fecha.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No es lo que se esperaba", dice Octavio Castilla, gerente de ventas de Zilent. La razón, explica, es el poco conocimiento que la gente tiene de la tecnología.

Sus tres modelos -un familiar, uno de pasajeros y uno de carga- pueden recorrer hasta 150 km con un gasto de 14 pesos en energía. Leaf gasta más: 34.5 pesos por el mismo kilometraje.

LLEGA EL FUTURO
Experiencia alemana
En 2013, comenzarán a circular los i3, los primeros autos eléctricos urbanos de BMW. El CEO Norbert Reithofer dijo que costarán menos que los Serie 5, cuyos precios superan los 700,000 pesos. No se sabe cuándo podrán adquirirse en México, pues BMW los probará primero en Alemania.
Autos de pilas
Renault lanzó en 2011 sus autos Zero Emissions (ZE) al mercado europeo. Según el fabricante francés, llegarán a México en cuanto exista la infraestructura suficiente. El pequeño Twizy, un biplaza eléctrico con batería recargable, cuesta 6,990 euros.
RENTA ECOAMIGABLE
Con una tarjeta de crédito y una membresía de 144 euros anuales, más 5 euros por cada 30 minutos de uso, los parisinos pueden ir a una de 250 estaciones a tomar un auto eléctrico e irse a trabajar, de fiesta o a donde sea. Con este programa único en el mundo –inspirado en el de renta de bicis que funciona desde 2007, hoy imitado en el DF–, el gobierno francés busca reducir las emisiones contaminantes y el tráfico. Los autos Bollorè de cuatro plazas alcanzan una velocidad máxima de 130 km/h.
Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×