La CFC se hace de aliados antimonopolios

Sin el respaldo gubernamental el ente pacta con sus regulados y se apoya en la Cofetel: Pérez Motta.

El solitario camino antimonopolios

1
La falta de apoyo a la CFC por parte del gobierno federal llevó al presidente de la comisión, Eduardo Pérez Motta, ha buscar respaldo en otros órganos reguladores como la Cofetel.  (Foto: Alfredo Pelcastre- Mondaphoto)
eduardo perez motta  (Foto: Alfredo Pelcastre- Mondaphoto)

La Comisión Federal de Competencia (CFC) ha negociado con empresas y buscado el apoyo de otros reguladores ante la falta de respaldo del gobierno federal y el Congreso en las resoluciones que toma el organismo, dice  Eduardo Pérez Motta, comisionado presidente.

"En muchas ocasiones, estamos solos en este juego. A veces nos puede pasar en el mismo Congreso, donde hay empresas que se acercan a ciertos legisladores y consiguen que esos legisladores defiendan privilegios para esas empresas", explica Pérez Motta.

En los casi ocho años que Pérez Motta lleva al frente de la CFC, se ha enfrentado con las firmas más poderosas del país como Cemex, Gruma, Grupo México, Telmex, Televisa y TV Azteca. Pero sin un claro respaldo gubernamental, las decisiones de la CFC por lo general han sido criticadas, impugnadas e incluso revocadas en tribunales.

El comisionado admite que se siente abandonado por el gobierno, sobre todo porque éste no apoyó las resoluciones del órgano regulador en contra de grandes corporativos.

Ese abandono y la resistencia de algunas empresas a una mayor competencia, ha obligado a la CFC a pactar con sus regulados. En junio de 2012, la comisión negoció las condiciones de la alianza entre Televisa y Iusacell, de Grupo Salinas, directamente con las televisoras. "Me dirán que uno no tiene por qué preguntarle a los operadores si están en la mejor disposición de hacer algo que es de interés público", dice el presidente de la CFC. "La realidad en este país es que estas empresas en el pasado, de manera directa o indirecta, han hecho lo imposible para que no haya competencia".

La CFC también ha optado por coordinarse con otros órganos reguladores como la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para darle mayor solidez a sus decisiones. "Mi comunicación más sistemática es con él (Mony de Swaan) y los dos somos presidentes de las comisiones. Pero yo no puedo llegar y decir que hubo comunicación entre los plenos de la CFC y Cofetel, porque tengo que respetar las decisiones de mis colegas", admite Pérez Motta.

Por la competencia en TV abierta

2
En abril de 2011, Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego dieron a conocer el interés de Televisa para adquirir 50% de Iusacell. (Foto: Archivo)
Azcarraga y salinas pliego  (Foto: EFE, )

Desde que Eduardo Pérez Motta llegó al frente de la Comisión Federal de Competencia, hace ocho años, ha impuesto 32 sanciones por prácticas monopólicas, 18 menos que en los ocho años previos. Sin embargo, la tarea no ha sido fácil. Dado a que las decisiones de la comisión afectan los intereses económicos de las empresas, por lo general éstas han intentado, por todas las vías, revertir las decisiones del organismo.

En 2005, por ejemplo, se opuso a la compra de Ferrosur, de Grupo Carso y Sinca Inbursa, por parte de Ferrocarril Mexicano, de Grupo México, al considerar que la fusión podía desplazar a otros competidores.

Pese al fallo de la comisión, las firmas fueron a tribunales, donde lograron en 2011 que se aprobara la operación. Kansas City Southern, uno de los competidores de las dos compañías, afirma que las empresas aprovecharon una laguna en la ley para darle la vuelta a la CFC.

"Tengo evidencia de cómo operaron en los tribunales y de cómo consiguieron esta decisión, todo esto violando nuestra Ley [de Competencia Económica]", argumenta Pérez Motta.

En abril de 2011, cuando el pleno de la comisión multó a Telcel con 11,980 millones de pesos (mdp) por prácticas monopólicas relativas, la telefónica no sólo logró que la CFC reconsiderara el caso (y eventualmente desechara la sanción), también evitó que Pérez Motta estuviera presente durante la nueva votación, por supuestamente haber adelantado el sentido de su voto.

En la alianza está la fuerza

Ante la falta de apoyo gubernamental y los litigios legales interminables que interponen las empresas, la CFC adoptó una nueva estrategia basada en la cooperación con otros entes regulatorios.

Ésa fue la táctica que siguió la comisión el 6 de junio de 2012, cuando aprobó la alianza Televisa-Iusacell con la condición de que en 24 meses se licitara una tercera cadena de televisión.

Pérez Motta considera que esta resolución abrirá las puertas para conseguir mayor competencia en televisión abierta. "Yo voy a hacer lo que sea necesario dentro de las facultades de la comisión para que este objetivo, de tener una licitación procompetitiva, se dé antes del 30 de noviembre".

CFC, independiente del próximo gobierno

3
Peña Nieto atribuyó a Krauze un libro escrito por Carlos Fuentes. (Foto: Notimex)
enrique peña nieto  (Foto: Notimex, )

La falta de apoyo del gobierno federal a la CFC quedó reflejada en el caso Telcel, cuando a pesar del ataque frontal que vivía Eduardo Pérez Motta, ni el presidente Felipe Calderón ni ningún secretario de Estado lo defendieron públicamente. De hecho, parte de la evidencia que usó el equipo jurídico de la telefónica en contra de Pérez Motta fue un comunicado de prensa en que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Economía, se deslindaba de unas declaraciones de él.

Pérez Motta había comparado a un cártel económico como Telcel con un cártel de las drogas. "Pérez Motta no ha recibido suficiente apoyo de Los Pinos", dice Irene Levy, presidenta del centro de análisis Observatel. "Se aventó la megamulta solito".

Pese a esto, el zar antimonopolios asegura que Felipe Calderón genuinamente ha buscado fomentar una mayor competencia en México, aunque agrega que a veces la CFC necesita más respaldo de algunas áreas del Poder Ejecutivo.

Se abren las comunicaciones

Aunque Eduardo Pérez Motta aún no ha tenido acercamientos con el virtual candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, o su equipo de transición, el titular adelanta que, la comisión estará abierta al dialogo y continuará proponiendo acciones regulatorias procompetitivas.

Sin embargo, más allá del cambio de gobierno, la Comisión seguirá tomando decisiones independientes con el consumidor en mente".

"Vamos a mantener la independencia de la comisión porque así lo establece la Ley de Competencia... Eso tendrá que ser con cualquier gobierno de cualquier color, porque la Constitución en el Artículo 28 (que prohíbe los monopolios económicos) no tiene color", dice el presidente comisionado.

Pérez Motta asegura que el gran reto del nuevo Poder Ejecutivo será conseguir que en sus decisiones se ponga por encima el interés público desde el punto de vista de la competencia y la

eficiencia de los mercados.