La suma para tu crecimiento

Evita caer en estas siete suposiciones falsas de las fusiones y adquisiciones.
No image
Ludivina Amalia Herrera Luque*

La manera tradicional de abordar fusiones y adquisiciones (F&A) es considerar los aspectos que debe evaluar una empresa antes de dar el paso: por ejemplo, analizar el entorno, la cultura organizacional de la otra compañía y los riesgos involucrados.

En este ensayo, nos enfocaremos en el rol que desempeñan las fusiones y adquisiciones como parte de la estrategia general de crecimiento de una empresa y revisaremos algunos mitos que existen alrededor de este tema en México.

Aclaremos primero que con fusión nos referimos a la suma de dos entidades y adquisición es cuando una empresa compra otra, generalmente en un ambiente de común acuerdo, aunque también existen los casos de adquisiciones hostiles. La base de toda F&A es tener claro el valor que generará la operación. Debe traducirse en un crecimiento sustentable ya que, en muchas ocasiones, agregar elementos a la operación puede generar nuevos riesgos.

En México, la mayor parte de las compañías pertenecen a la clasificación de pequeñas y medianas empresas, que se suelen inhibir ante la alternativa de crecer a través de F&A, debido a las suposiciones erróneas que la acompañan:

1. Las F&A son para las grandes empresas.

Es muy común suponer que una estrategia de F&A no es accesible para las pyme. Escuchamos los casos de éxito o fracaso de las grandes compañías como Cemex, Coca-Cola, FEMSA, Gruma o Bimbo y pocas veces sabemos de las pequeñas y medianas empresas que también se fusionan o adquieren otras empresas.

REALIDAD: Las F&A son un mecanismo asequible para garantizar el crecimiento sustentable de toda empresa en desarrollo, sin importar su giro ni su tamaño.

2. Una F&A es un tema de dinero.

Generalmente se considera que los principales desacuerdos en el proceso de una F&A giran en torno al valor de las empresas.

REALIDAD: Hay otros aspectos que en muchas ocasiones pesan más que el dinero, por ejemplo los valores y las creencias que tienen las empresas. Existe una línea muy fina en la ética empresarial y este tema cobra especial importancia en la filosofía compartida entre ambas organizaciones.

3. La empresa vale por lo medible.

Cuando una compañía desea saber su valor en el mercado, generalmente acude a los contadores, que hacen una suma del valor de todos los activos y determinan una cantidad.

REALIDAD: Los intangible, como el valor de la marca, el talento y las relaciones con clientes y proveedores, pueden resultar igual o más importantes que los valores tangibles.

4. Las valuaciones se hacen intuitivamente.

Se considera que no hay una metodología científica para realizar la valuación de una empresa, lo cual es falso.

REALIDAD: Existen más de 20 métodos profesionales para realizar la valuación de tangibles e intangibles en las empresas, los que se relacionan con la experiencia que tenga el valuador, pero cuentan con un sustento matemático y sistemático que permite realizar una valuación objetiva y consistente.

5. Sólo las grandes empresas consultoras pueden proporcionar asesoría de calidad.

Es común considerar que el proceso de F&A es muy costoso por contratar consultoras de nivel mundial, como KPMG, Deloitte, PWC y Ernst & Young. Las pyme consideran estos servicios inaccesibles.

REALIDAD: Existen empresas locales serias que dan este tipo de servicios con calidad y dedicación, a un costo accesible para una pyme.

6.  Toma mucho tiempo realizar una F&A.

En este aspecto, todo depende de la gente. La parte más sensible a tratar es el manejo del cambio y la incertidumbre que siente la gente respecto a su posición. El temor y las inseguridades están latentes en ambas partes.

REALIDAD: Si las empresas tienen alineadas sus estrategias y el proceso se realiza con un acuerdo común, hay fusiones que se pueden lograr exitosamente en poco tiempo. Por esto se recomienda que el proceso se realice por medio de terceros, especialmente el proceso de revisión de la auditoría de compra, ya que si se involucran los dueños o directores, el manejo emocional se complica y la negociación puede volverse más larga.

7. La entidad fusionada o adquirida va a despedir a la gente.

Éste es uno de los principales temores que surgen en cuanto una firma decide fusionar o adquirir. Se cree que la empresa adquirida despedirá a su personal y existe un gran miedo a perder el empleo por parte de sus empleados.

REALIDAD: Por lo general, la gente que seguirá en la empresa es aquella que genera mayor valor a la institución. Quién se queda y quién se va depende más de qué entidad se encuentra mejor organizada, con una estructura más sustentable y, sobre todo, con una cultura organizacional más fuerte.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En conclusión, las F&A representan una estrategia viable para incrementar el valor de la compañía, pero es de primordial importancia realizar un análisis a profundidad de los beneficios y costos que pueden traer para integrarlos dentro de una estrategia más amplia de crecimiento.

*Directora de Administración y Estrategia de Negocios en el Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe. Con la colaboración de Juan Carlos Torres Tovar, Miguel Carrillo Rivera, Juan Carlos Pérez Macías y Pablo Ramírez Velázquez.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×