Peña Nieto tiene a 'la fiera' en casa

Para hacer las reformas, deberá lograr el apoyo de los opositores al interior de su propio partido.

Peña tendrá que domar al PRI

1
‘El tema es si Peña Nieto se la va a querer jugar cambiando a México o si su objetivo será administrar el poder, para que el PRI lo retenga por años’, asegura Verónica Baz, directora general del CIDAC. (Foto: Notimex)
peña nieto  (Foto: Notimex, )

Para poder echar a andar las reformas estructurales, Enrique Peña Nieto debe realizar una tarea previa: lograr el apoyo de diversos sectores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que buscarán defender sus propios intereses, coinciden expertos.

Si el virtual presidente electo quiere deslindarse del 'viejo PRI' y cumplir la gran meta que se ha impuesto, que la economía crezca a una tasa anual del 6%, deberá imponerse ante las presiones de los feudos priístas reacios al cambio y negociar con los grupos afines a su causa.

"Peña Nieto tiene la gran oportunidad de sembrar el cambio en México, pero tendrá que domar a las fieras que tiene en casa, lo que conllevará un costo político. Si quiere transformar al país, tendrá que tocar intereses y eso a muchos no les va a gustar", sostiene Verónica Baz, directora general del Centro de Investigación para el Desarrollo.

Esto no será tarea sencilla pues desde este momento el político está recibiendo presiones de aquellos que quieren asegurarse un puesto en el próximo gobierno, publica la revista Expansión del 6 de agosto de 2012.

"Todos los días hay un desfile de políticos ávidos de conversar con el jefe para recordarle que lo apoyaron en su campaña y que, por tanto, confían en que los recompensará con un puesto en el próximo gobierno", cuenta un asesor del ex gobernador mexiquense.

Bajo este panorama, se aproxima un choque de trenes y Verónica Baz lo sintetiza de la siguiente forma: Peña Nieto presume tener una visión moderna que puede llevar a México a otro estadio, pero ya enfrenta a todos aquellos que vienen a cobrarle su apoyo y que quieren mantener el estado de las cosas.

La lucha del próximo sexenio

2
El hoy saliente gobernador es una de las cartas fuertes del PRI para 2012. (Foto: Notimex)
peña nieto  (Foto: Notimex, )

El equipo de Peña Nieto sabe que el conflicto se va a desatar cuando comience el debate para la aprobación de los grandes ajustes.

Los expertos proyectan un gobierno ‘peñanietista' que registraría una lucha de vencidas con el Congreso del Trabajo (CT) para flexibilizar el mercado laboral; con las huestes de Carlos Romero Deschamps, para que la inversión privada coparticipe con Pemex en la exploración en aguas profundas; y con transportistas y agricultores que se resistirán a la eliminación de las exenciones fiscales que hoy los benefician.

Ildefonso Guajardo, quien suena para ocupar la Secretaría de Economía en el gabinete de Peña Nieto, asegura que el político mexiquense tiene la capacidad para negociar y que la aprobación de las reformas no dejará rasguños.

"Por el simple hecho de estar dentro del PRI, será más fácil alinear a las fuerzas que no entienden la nueva dinámica de los consensos. Todos en el partido tenemos que dar resultados para empujar los acuerdos que benefician al país. Ésta es la nueva democracia", dice Guajardo.

La suerte del próximo mandatario, entonces, estará marcada por sus aliados. "Peña Nieto tendrá que alejarse del PRI tradicional y caminar hacia un nuevo acuerdo político", dice Federico Reyes Heroles, presidente del Consejo Rector de Transparencia Mexicana.

Luis de la Calle, director de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera, afirma que el mexiquense tiene salidas para evitar la lucha de vencidas: "Deberá tomar en cuenta los intereses para hacer las reformas, pero para acabar con ellos tiene dos caminos: compensarlos o apoyarse en la opinión pública para legitimar los cambios. Es más sana la segunda opción".

Peña y sus 50 acciones contundentes

3
El banco Interacciones dijo que a pesar de lo sucedido con Coahuila seguirá dando créditos a municipios.  (Foto: Karina Hernández)
PESO MEXICANO DETALLE  (Foto: Karina Hernández, )

El plan que pretende aplicar Peña Nieto para sentar la raíz del cambio tras 12 años de gobiernos panistas se llama, en voz baja, '50 acciones contundentes'.  El documento está en manos de sus asesores, que no deben compartirlas pero sí ejecutarlas. La intención es fijar las bases para la gran meta ‘peñanietista': que la economía crezca a una tasa anual de 6%.

El plan es conformar en sus primeros 100 días un consejo consultivo de políticos, empresarios y líderes sociales, que defina la ruta para resolver los grandes problemas nacionales.

De igual forma, se desplegará una operación para reformar la política de seguridad social, donde se prevé, entre otras cosas, la implementación de un seguro de desempleo y la universalización de los sistemas de salud.

Habrá más. Desde los primeros días de diciembre, lanzará una estrategia para reducir la violencia, lo cual significará focalizarse en combatir los delitos que laceran la tranquilidad de los mexicanos, como la extorsión y el secuestro.

También prepara un plan para recuperar la imagen de México frente al mundo.

Sin embargo, para conseguirlo "deberá mostrar oficio para lograr acuerdos, decisión para castigar las violaciones a la ley, entereza para recuperar los liderazgos perdidos y firmeza para impedir que grupos de poder marquen su agenda de gobierno", afirma Alfredo Paredes, experto en marketing político y director de Capitol & Consulting.

La reforma fiscal va por delante

4
Para algunos sectores del PRI la generalización del IVA es un asunto políticamente incorrecto. “Tarde o temprano deberá aceptarse que la reforma fiscal implicará un costo político”, afirma Raúl Feliz, catedrático del Centro de Investigación y Docencia Eco
PRI  Para algunos sectores del PRI la generalización del IVA es un asunto políticamente incorrecto. “Tarde o temprano deberá aceptarse que la reforma fiscal implicará un costo político”, afirma Raúl Feliz, catedrático del Centro de Investigación y Docencia Eco  (Foto: Notimex, )

La reforma fiscal es de los primeros temas que estarán sobre la mesa de negociación en el próximo sexenio.

Luis de la Calle, director de la consultoría De la Calle, Madrazo, Mancera, considera que la reforma tiene que cubrir tres elementos: obligar a los estados y municipios a cobrar impuestos -como el predial- para incrementar los recursos públicos, contrarrestar la dependencia de las finanzas públicas en los ingresos petroleros y reducir el costo de la formalidad.

El debate al interior del PRI comenzará cuando se discuta la generalización del IVA y la exención de regímenes especiales.

El primer punto es considerado por algunos sectores de ese partido como "políticamente incorrecto", sobre todo el IVA en alimentos y medicinas; mientras que el segundo es uno de los privilegios de grupos corporativos, como agricultores y transportistas.

Entre los grupos que 'enseñarán los dientes' destacan: la Confederación Nacional Campesina y la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga.

El primer grupo, en tiempos de campaña electoral, anunció que apoyaría a Peña Nieto con "10 millones de votos". El segundo, a través de diversos foros, ha exigido al político priista dotar de seguridad a los transportistas. Ambos no bajarán los brazos si no hay un beneficio para su causa.

Bajo la venia del sindicato petrolero

5
Las aportaciones de Pemex representan el 32% de los ingresos del Gobierno mexicano. (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
pemex  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)

Las reformas energética y laboral también escenificarán una lucha de poderes al interior del PRI.

Federico Reyes Heroles, presidente del Consejo Rector de Transparencia Mexicana, opina que Pemex debería listarse en la Bolsa Mexicana de Valores para atraer capital, pero sobre todo para que cumpla con obligaciones que garanticen su solvencia económica.

Sin embargo, las huestes del sindicato petrolero, otro bastión priista, han manifestado su absoluto rechazo; mientras que el partido está dividido en esta materia.

"La paradoja de esta reforma es que pareciera ir en contra de la propia genética del PRI", asegura Miguel Pulido, director de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

No obstante, uno de los colaboradores más cercanos a Peña Nieto se pronuncia por aprobar una reforma que suba a México a la tendencia global rumbo a la transición energética: es Francisco Rojas, ex director general de Pemex en tiempos de Carlos Salinas y quien ahora suena como posible titular de la Secretaría de la Función Pública.

Por otra parte, los líderes del Congreso del Trabajo (CT), aunque se han manifestado a favor de incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores, rechazan las fórmulas que flexibilicen las relaciones contractuales, como el outsourcing y la contratación de empleados sin seguridad social.

En consecuencia, habrá un conflicto entre quienes pretenden preservar sus intereses y los que apuestan por un país diferente.