El turismo del futuro

Representantes del sector proponen qué acciones debe tomar el próximo presidente para impulsarlo.
Carla Guerrero

Jorge Hernández / titular  de la Confederación Nacional Turística (CNT)

Las acciones para el siguiente sexenio deben estar encaminadas a la recuperación del turismo internacional. Hasta 2008, México tenía un crecimiento de 10%, pero cayó por la mala imagen del país.

Es clave definir una política aérea para tener mayor conectividad, además de promover México como un multidestino más allá del segmento de sol y playa.

Como gremio turístico debemos garantizar estos compromisos a través de un documento único desarrollado entre los organismos cúpula: el CNET, la Concanaco-Servytur y la CNT.

El turismo debe ser elevado a rango constitucional y, por consiguiente, debe aprobarse un aumento significativo en el presupuesto de la Secretaría de Turismo (Sectur).

También es necesario reconsiderar el tema del Derecho de No Inmigrante (DNI) para que éste en su totalidad sea destinado al turismo y su promoción.

Es importante ver qué hacen mercados como China, aunque para lanzar una promoción, hay que organizar mejor la oferta.

Pablo Azcárraga / Presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET)

En la próxima administración, el turismo debe verse como el gran negocio de México, como un vehículo que genera crecimiento económico, que atrae a 23 millones de visitantes y emplea a 2.5 millones de personas.

Es preciso tener una Sectur más fuerte y ‘echada para enfrente', con una política de Estado bien definida y un Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) autónomo e independiente.

La estrategia debe encaminarse en cómo generar más y mejores ingresos.  La propuesta es crecer el market share de EU, el país que más visitantes envía al mundo.

Cada año, 60 millones de estadounidenses viajan a destinos del exterior, y México participa con menos de 14%; mientras que el Caribe recibe 16% y Europa, 20%.

Al mejorar la imagen del país, promover nuevas razones para visitar destinos nacionales y atender nuevos nichos de mercado, ese 14% lo podemos llevar a 20%.

Al lograrlo, habrá un incremento de las divisas que recibe México: pasará de 12,000 a 20,000 millones de dólares (MDD).

Abraham Zamora / Presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (CANAERO)

La visión de la industria aérea tiene que cambiar. La aviación no es un lujo sino una actividad diaria de los mexicanos que es motor de la economía. De 2009 a 2011, el número de pasajeros creció 4%, (llegó a 50 millones de personas).

Cuando decimos lujo es porque no es barata. La industria está recargada de impuestos. De cada boleto de avión que se compra, más de 35% corresponde a pagos a terceros, entre IVA, TUA y otros; 35% es para el combustible, y 30% para gastos de la aerolínea.

Si queremos incrementar la conectividad aérea, debemos hacer más barata y competitiva la estructura de costos, porque el gobierno tiene una visión recaudatoria sobre la industria aérea.

También tenemos que tener un marco regulatorio que proteja los activos y los empleos en el sector. Así, en caso de que una empresa tenga problemas financieros, ésta podrá reestructurarse bien, salvar sus activos y cuidar a los trabajadores.

Es clave invertir en la infraestructura aeroportuaria, sobre todo, en la Ciudad de México.

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×