Bajo cautela

-
María Luisa Aguilar

La limitada disponibilidad de financiamiento para la construcción de vivienda impactó la actividad y a las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Homex, Urbi, GEO, ARA, Sare y Hogar no se desligaron de este ambiente.

Según la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), durante 2011, la oferta de viviendas nuevas llegó a cerca de 772,137; lo que equivale a un monto de 246,298 millones de pesos (MDP) en financiamiento, sólo 2% mayor al otorgado un año antes.

Ninguna desarrolladora de vivienda tiene expectativas agresivas de crecimiento, de acuerdo con sus informes del primer trimestre enviados a la Bolsa, donde indicaron que sus ventas crecerían en promedio entre 3 y 7%.

La falta de crédito derivado de un ambiente de volatilidad añade retos propios para las empresas del sector, como afianzar el capital de trabajo o diversificar el negocio, de acuerdo con información de las empresas.

En 2012, el sector estará alentado por un nuevo esquema de créditos a la vivienda para personas no afiliadas al Infonavit o al Fovissste llamado Crediferente, lanzado en enero pasado por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el cual incorpora fondos de garantía del gobierno federal, subsidios y seguros hipotecarios para estimular la participación de entidades financieras.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A la fecha, Sofomes, como Hipotecaria Casa Mexicana, o bancos, como Santander, ya ofrecen el programa.

El monto de créditos para 2012 se mantendrá. "Creemos que las constructoras que cotizan en Bolsa -con una mejor administración y mayor acceso a capital- pueden lograr un crecimiento de ingresos anual cercano a 10%", señala Banamex-Citi en un reporte fechado el 25 de abril de este año.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×