EU: El vecino incómodo

El principal socio de México seguirá lejos de una recuperación total.
José Simián, desde Nueva York

Hay un dato sobre el que los expertos no titubean: México debe despegarse de Estados Unidos para encontrar su propio futuro económico.

"México necesita aprender a diversificar su economía", dice Patricio Navia, profesor del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Nueva York, respecto de indicadores como que 78% de las exportaciones mexicanas van al vecino del norte. "La tentación de mantenerse amarrado a Estados Unidos es fuerte, pero poco saludable: en la medida que la economía estadounidense siga estancada, México tiene menos opciones de crecimiento".

"En vez de fortalecer más una relación que ya está muy fuerte, hay que buscar nuevos caminos", agrega Daniel Altman, consejero de la consultoría de desarrollo global Dalberg y autor de Outrageous Fortunes, en el que presenta 12 tendencias que cambiarán la economía global. "El próximo presidente mexicano debería considerar opciones para diversificar las relaciones comerciales del país".

A pesar de que Estados Unidos sigue dando señales de recuperación económica, todavía está muy lejos de volver a los niveles previos a la crisis de 2008: el desempleo sigue en 8.1% y el crecimiento del primer trimestre fue de 2.2%, debajo del 2.5% esperado. 

Con todo, el gran problema del país no es su capacidad económica. "En EU, los problemas son más políticos que económicos", sostiene Navia, en referencia al persistente bloqueo de las iniciativas económicas del presidente Barack Obama por un Congreso dominado por el Partido Republicano. "Eso no se va a solucionar fácilmente".

Altman agrega que, en los próximos años, Estados Unidos deberá esquivar un par de riesgos importantes para volver a crecer: la crisis en la zona euro y la voluntad republicana de achicar el gasto público, que hoy ayuda a impulsar la economía.

Los observadores también coinciden en que la elección presidencial de noviembre entre Obama y el republicano Mitt Romney -hasta mayo, empatados en las encuestas- no afectará en gran medida el curso de la economía en el próximo mandato, 2012-2016.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La única dimensión en que la elección afectará la economía en el corto plazo es en cómo se resuelva la situación fiscal", dice Gordon Hanson, profesor de Economía en la Universidad de California en San Diego.

"Lo más probable es que en los próximos seis años la economía experimente un crecimiento de lento a moderado", agrega. "Los hogares y las empresas siguen en un largo proceso de desapalancamiento, lo que crea un lastre en el crecimiento de la demanda. Para complicar más las cosas, el potencial colapso de la eurozona genera incertidumbre para las nuevas inversiones. En suma, hay pocos puntos de luz en el horizonte económico de Estados Unidos".

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×