Empresas ‘saludablemente’ responsables

Garantiza mayor productividad, atracción de talento y menor rotación.
nutiricion saludempresarial empresassaludables  (Foto: Duilio Rodríguez)
Ximena Soto Meléndez

Las ventajas de tener un empleado sano a través de un programa de salud a cargo de la empresa trascienden de su presencia en la oficina. Este tipo de iniciativas mejora la productividad, disminuye costos de producción a largo plazo e, incluso, podría significar descuentos en seguros médicos del personal.

Las empresas mexicanas sufren un descenso de entre 15 y 20% al año en productividad por problemas fisiológicos de sus empleados, como esguinces, gripas y enfermedades menores, asegura Jorge Llaguno Sañudo, profesor del área de Factor Humano en el IPADE. Darle a los trabajadores el sistema de salud que señala la ley no es una solución completa. Ahora hay métodos que no sólo evitan enfermedades, sino dolencias típicas de un oficinista, como la obesidad, el dolor de espalda o de cabeza.

Salud a la carta

Existen dos fórmulas principales para implementar programas de salud al interior de la institución: a través de campañas temporales o de un departamento permanente. Durante la campaña temporal se puede incorporar proyectos de coaching sobre enfermedades específicas, vacunación y análisis clínicos regulares. Como programa permanente algunas empresas tienen centros de relajación y ejercicio, servicios de nutrición, mejora de la alimentación a través de un comedor y campañas especializadas para promover sitios con información médica verificada en donde los trabajadores y sus familias pueden consultar dolencias, síntomas y tratamientos.

Los primeros cambios que surgen a través de estos programas son una mayor satisfacción personal de los empleados y un trabajo en equipo más consolidado.

"A largo plazo significa atracción de nuevos talentos, innovación y productividad, un ambiente más emprendedor", dice Frédéric Boulay, director general de Sprim, que ofrece programas de salud a empresas.

Hay diversas medidas que las compañías pueden implementar. No sólo se trata de darle al empleado un seguro médico: la apuesta más importante está en la prevención de enfermedades ocasionadas por la forma de trabajar y el descuido de la alimentación y   del cuerpo.

La mejor manera de prevenir y solucionar problemas físicos es la nutrición. Por esto, especialistas en salud empresarial recomiendan a las compañías incluir un comedor en sus instalaciones.

Sin duda, la dieta diaria depende de la educación y de las costumbres personales, pero que exista la opción de alimentarse sanamente sin necesidad de salir de la oficina será un aliciente para que el equipo de trabajo cambie conductas nocivas, considera Ángeles de Gyves, directora del Consejo Empresarial de Salud y Bienestar en México.

American Express organiza campañas de nutrición en las que enseña, con material didáctico, el tamaño de las porciones y la variedad de alimentos que son parte de una alimentación balanceada.

Otra medida para tener un equipo saludable es estimularlo a hacer ejercicio. Esto ayudará a mejorar el estado físico y mental de la persona, ya que la obliga a concentrarse en los movimientos de su cuerpo y la aleja de las presiones laborales. Además, proporcionará la oportunidad de trabajo en equipo y en convivencia. Una buena forma de lograrlo es a través de convenios con centros deportivos que ofrezcan precios especiales para la nómina o con cursos dentro de las instalaciones de la empresa. "Aquí (en las oficinas) pasan los entrenadores y dirigen ejercicios de estiramiento", comenta Rosa María Espinoza, directora de Salud y Beneficios para Latinoamérica y el Caribe de American Express. Esta práctica se conoce en el corporativo como ‘pausas de salud'.

El factor olvidado por muchos es la postura corporal. Si un empleado trabaja en la misma posición, bajo una mala iluminación y con muebles incómodos, es posible que se lesione. Datos de Sprim en conjunto con MetLife señalan que 28% del ausentismo es causado por problemas músculo esqueléticos.

DuPont tiene el programa ‘Wellness' en el que enseña a los trabajadores "a tener una buena calidad de vida, con monitoreo de enfermeras y médicos sobre su peso, ejercicio, alimentación y tabaquismo", explica Bernardo Curiel, director médico de América Latina en la empresa.

Mente sana

También es efectivo incluir programas de apoyo psicológico que ayuden a aumentar la concentración de los colaboradores. Boulay señala que el ‘presenteismo', cuando el empleado está en su trabajo pero su mente no, le cuesta a una empresa 748 pesos al mes (con base en un salario mínimo) mientras que el costo por ausencias en la oficina es de 213 pesos.

Tan sólo con ofrecer apoyo psicológico las compañías pueden aumentar la productividad de su equipo  20% y reducir hasta 60% su rotación, afirma un estudio realizado en México por Aon Hewitt. American Express y DuPont cuentan con una línea telefónica de asesoramiento tanto psicológico como en cuestiones legales y financieras.

"En American Express siempre buscamos identificar las necesidades del empleado y las resolvemos, sin importar cuál sea", explica Claudia Maya, vicepresidenta de Recursos Humanos. Hoy, su programa ‘Vivir Sanamente' lleva sólo dos años en México y ya lo utiliza 70% de sus empleados. Dentro del sistema de beneficios se incluye una sala de lactancia y sillones de masajes en salones privados. Mientras, el programa ‘Salud Integral', de DuPont, ha disminuido el ausentismo de su planta principal a 0.6%. Y el aumento de productividad le genera un retorno de 2.5% de la inversión en el programa.

Apoyo externo

Hay alguien más que está interesado en la salud de los empleados, las aseguradoras. Esto tiene una lógica: si una persona asegurada está sana, su póliza de salud se utilizará menos y los costos de la aseguradora disminuirán.

Cifras de AXA estiman que 33 millones de mexicanos pasan hasta 60% de su día en el trabajo. Por eso, la aseguradora considera que los lugares de trabajo son el espacio ideal para promover el ejercicio físico regular y la salud y ofrece a las empresas asesorías con enfoque en nutrición y cuidado de la salud que van desde 60 hasta 260 pesos por empleado.

La aseguradora GNP ofrece un incentivo para las empresas que cumplan con un sistema amplio de bienestar para empleados verificado por el Consejo Empresarial de Salud y Bienestar en México. El consejo evalúa los programas de las empresas y, una vez aprobados, GNP hace un descuento porcentual en el derecho de póliza por cada trabajador. Este modelo asegura que todos ganen: el empleado trabaja en una empresa saludablemente responsable, la compañía ahorra en la contratación de seguros de gastos médicos mayores y GNP compite en el mercado de estímulos para quien hace las cosas bien. Además generó un portal para los empleados de sus clientes, con una enciclopedia médica, soluciones de medicina natural, métodos y consejos para el gasto de salud y un sistema evaluador de riesgos y de perfil alimenticio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Directores de recursos humanos de compañías como DuPont o American Express aseguran que ser una empresa saludablemente responsable no sólo mejoró el desempeño de su equipo, sino que les sirvió como herramienta para atraer y retener talento.

Al parecer, no son los únicos convencidos. El estudio de Aon Hewitt señala que, para 2015, 77% de las compañías mexicanas tendrán un programa de salud, para sumarse a las que ya muestran mayor rendimiento en su planta laboral y menor rotación.

GUÍA RÁPIDA
Para convertir tu empresa en ‘saludablemente responsable’ te presentamos los cinco pasos base que debes de tomar en cuenta:
* Diagnóstico. Analiza los factores que influyen en la salud de tu empleado, desde los alimentos que consume hasta la silla que usa. Revoluciona tus espacios de trabajo para que sean más cómodos y adecuados para el desempeño diario.
* Monitoreo. Asegúrate de conocer los factores de riesgo de tus empleados a través de revisiones médicas periódicas y cuestionarios de hábitos. Si encuentras focos rojos, concéntrate en campañas de información para mejorar sus posibilidades de recuperación.
* Coaching. Organiza conferencias con expertos en salud para informar sobre síntomas, causas y soluciones de enfermedades comunes, como la diabetes, migraña o problemas musculares. Invita a empleados y familiares para que sepan cómo tratar el padecimiento en casa y en la oficina.
* Nutrición. Cuida el menú diario del comedor e incluye alimentos balanceados así como platillos que puedan ser ingeridos por personas con enfermedades que requieran una dieta específica, como la diabetes. Cambia las máquinas dispensadoras de dulces y frituras por botanas saludables y naturales.
* Competitividad. Impulsa a los empleados a participar en actividades deportivas y organiza torneos internos. Anima a aquellos que están pasados de peso a hacer dinámicas de competencia para bajar los kilos de más y reconoce su esfuerzo.
Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×