A la francesa

La imagen del director general de Pernod Ricard México va de la mano con el nuevo nombre de Casa Domecq.
Cédric Retailleau CEO de Pernod Ricard México  (Foto: Gilberto Contreras)
Norma Jiménez y Delia A. Ortiz

La primera actividad pública de Cédric Retailleau en México fue anunciar el cambio de nombre de la tradicional Casa Domecq por Pernod Ricard México. Con su propia imagen, el CEO de la filial mexicana del grupo francés busca proyectar la apuesta contemporánea y vanguardista que se requiere para ser competitivo en una industria sumamente dinámica.

"Retailleau proyecta empatía y liderazgo. Su corte a rape comunica creatividad", comenta David Navarro, director de la consultora Imagen Excellence. "Su postura presenta a una persona cercana y accesible", añade Ana Vásquez Colmenares, experta en diseño personal. Todas, cualidades que favorecen el reposicionamiento de la añeja casa de brandy.

Algodón. La calidad de la camisa se define por el tejido de 100 a 140 hilos, máximo hasta 300, que pueden combinarse con spandex o tratarse con químicos para un efecto ‘libre de arrugas', ideal para estar impecable todo el día.

Lana inteligente. Las nuevas tecnologías en textiles buscan replicar en materiales pesados el efecto fresco de las telas ligeras, esto favorece el uso del traje clásico de lana en climas calurosos.

Corte americano. Ajustado, con dos botones y solapa delgada, es un estilo vanguardista. Es un corte que manejan casas como Smalto y Hugo Boss.

Sin corbata. La camisa rayada clara dice: "Soy el jefe, pero estoy abierto al diálogo". Es modelo obligado en Brooks Brothers y Pink.

Bostonianos. De suela delgada y con punta para alargar las piernas. El atuendo casual no exige combinar el calzado y el cinturón.

Accesorios. Reloj sí. Mancuernillas no, salvo que sean de tela. Un pañuelo en la solapa es un toque elegante. Hay en casas como Hermès y Duchamp.

Ahora ve
Los bomberos rescatan a un perro atrapado en un arroyo congelado
No te pierdas
×