Señor Q (1094)

En busca del trabajo perfecto y una emprendedora que no encuentra el empleado ideal.

ESTIMADO SEÑOR Q:

Hace un año creía estar al inicio de una nueva etapa en mi vida. Tenía 21 años, y después de dos años de experiencia como consultor financiero en una firma internacional y un título recién adquirido en finanzas (respaldado por un desempeño académico y extracurricular sobresaliente) decidí arriesgarme y darle un giro a mi carrera aceptando una oferta en banca de empresas. Seis meses después -pese a que había evaluaciones sobresalientes y bonos recompensando mi desempeño- me di cuenta de que la carrera bancaria no era algo que quería seguir. Renuncié, pensando que podría encontrar algo acorde a mis expectativas, aunque tuviera que sacrificar el aspecto salarial. Sin embargo, cinco meses han pasado y sigo desempleado. He recibido ofertas, pero no ofrecen los desafíos y compensaciones que busco. Sobra decir que estoy empezando a desesperarme. ¿Debería conformarme con algunas de las opciones subcontratadas y mal pagadas? ¿Debería considerar mudarme a un mercado laboral más desarrollado como el DF o incluso el extranjero? Viajero en Guadalajara

Querido Viajero:

Pareces tener claro qué no quieres: no quieres ser consultor financiero, no quieres trabajar en banca de empresas y no quieres trabajar para empresas subcontratadas. ¿Pero qué quieres? No está claro. El Señor Q ve dos salidas al pantano en el que te encuentras hundido. La primera es investigar el mercado laboral y preguntarte verdaderamente qué quieres hacer (¡qué te gusta!), dónde te ves trabajando los próximos cinco o 10 años. Cuando tengas la respuesta, hacer todo lo posible por entrar en ese sector. Una vez adentro: escalar. La segunda salida, que no invalida la primera (sólo la pospone), es viajar. A la pregunta "¿Debo viajar o debo sufrir?", esta columna lleva varios años respondiendo lo mismo, especialmente a los lectores menores de 25 años: viajar. Si puedes dedicarle seis meses a América Latina, a Estados Unidos, a Europa o a Asia, quizá aprendiendo un idioma en el camino, será un experiencia que no olvidarás nunca. Conocerás el mundo y te conocerás a ti mismo. Sólo después deberías preocuparte por cómo perciben tu currículum los grises reclutadores de las empresas. Trotamundo, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Soy propietaria de una pequeña compañía de venta de alimentos para mascotas. El negocio va bien (no me quejo: no me gusta quejarme), pero me cuesta mucho crecer. El mayor obstáculo que he encontrado para el crecimiento es la contratación de recursos humanos. Busco gente con mis valores y mi profesionalismo y no la encuentro. ¡No existen! Si los candidatos tuvieran un solo defecto, podría elegir pasarlo por alto. Pero generalmente es más de uno. Como consecuencia de esto, debo tomar demasiados roles personalmente, lo que tampoco beneficia a la empresa. Emprendedora

Querida Emprendedora:

Si tienes tantos problemas, es que algo estás haciendo mal. En esta situación y en cualquier otra, si la definición del problema supone que uno es inteligente y los demás son idiotas, entonces seguramente estamos haciendo algo mal. Como mínimo, nos falta empatía para comunicarnos mejor. Pero, siendo más específicos: ¿por qué buscas empleados a tu imagen y semejanza? Es ridículo intentar replicar tus ventajas (y también tus defectos, que los tienes). Como dice el ejecutivo gringo Dee Hock, fundador y CEO durante muchos años de la tarjeta VISA: "Es esencial emplear, confiar y recompensar a aquellos cuyas perspectivas, habilidades y juicios son radicalmente distintos a los tuyos". Hock también admite que esto ocurre poco, porque requiere dosis de humildad, tolerancia y sabiduría "poco habituales". Igual siempre vale la pena intentarlo. ¡Confía en los distintos! Los clones nos copian. Los distintos nos hacen mejores. Distinto, Q

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

SEÑOR Q encuentra solución a los problemas que rodean la vida profesional. Si él no tiene la respuesta, seguramente nadie la tendrá.

¿Alguna pregunta? Escribe a: senorq@expansion.com.mx

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×