Demasiado expuesto a EU

-
Hernán Iglesias Illa

Ian Bremmer, presidente del Eurasia Group

Habitué del Foro Económico Mundial en Davos y considerado uno de los pensadores más influyentes sobre geopolítica global -escribe una muy leída columna mensual con el economista rock star Nouriel Roubini-, Ian Bremmer acaba de publicar Every Nation for Itself (‘Cada nación por sí misma'), en que dice que el mundo ha entrado en una peligrosa fase de transición donde "todos están esperando que sea otro el bombero que apague los incendios".

Bremmer, fundador del Eurasia Group, la principal consultora de riesgo político del mundo, está preocupado porque nadie en el mundo tiene ya demasiado poder: ni el viejo G-7 de Europa, Estados Unidos y Japón, ni el nuevo G-20, ni China ni India ni Brasil. Por eso, dice, hoy enfrentamos el "G-Cero".

En su libro no parece muy optimista con el futuro próximo de México.

Me gusta México, en parte porque a Estados Unidos le está yendo bien. Quiero decir: las Bolsas en EU se están recuperando, el dólar está fuerte, porque se ha transformado en un refugio, varias cosas están ocurriendo. Una apuesta por México es una apuesta por Estados Unidos. Si el mundo apuesta por Estados Unidos, estará apostando por México.

Lo que quiero decir es lo siguiente: México ha hecho muchas cosas bien en los últimos años -a pesar del enorme problema que supone la guerra contra el narco-, la democracia está bastante fuerte, el imperio de la ley está mejorando, la infraestructura no es mala, la educación es relativamente buena. En su condición de mercado emergente, México lo ha hecho bastante bien. Pero cada uno de sus segmentos de exposición está determinado por Estados Unidos. Las remesas de migrantes en el exterior vienen todas de EU. El comercio internacional, casi todo con EU. El turismo igual: muchísimo con EU. ¡Hasta las drogas las compran clientes estadounidenses! Por eso mismo: si la economía estadounidense colapsa, los mexicanos estarán jodidos.

Un caso de demasiados huevos en una misma canasta.

En el caso de México, todos los huevos en la misma canasta.

Una explicación habitual es que México tuvo mala suerte al asociarse con EU y Brasil tuvo buena suerte al asociarse con China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso no es cierto. Brasil no sólo se ha asociado con China: Brasil hace de todo. Ésa es la gran historia con Brasil. Si Brasil estuviera aliado a China de la manera que los mexicanos están aliados con EU, México sería una apuesta mucho más segura que Brasil, porque China no es un buen país para estar a su sombra. Brasil quiere sacarle provecho a su relación con China, por supuesto. Lula decía cosas maravillosas sobre China en sus discursos. Dilma Rousseff, en cambio, es más equilibrada. Brasil ha sido un país pivote realmente efectivo, de una manera en la que México actualmente no puede serlo.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×