El primer paso

Las empresas privadas toman de nuevo el liderazgo y se comprometen a acortar la brecha de género en México.
Los editores

En la sala de juntas de un hotel en el poniente de la Ciudad de México, un grupo de 12 mujeres se reúne con la directora general local de una de las empresas industriales más grandes del mundo.

 Una de las asistentes, de treinta y tantos años y madre de dos hijos, le dice con un tono de desesperanza: "Me ofrecieron trabajo en el gobierno y eso es algo que me inspira, pero me advirtieron que ahí no hay horarios. Me gusta el trabajo, pero no quiero dejar de ver a mi familia. ¿Qué hago?".

A quienes esperaban que la respuesta incluyera palabras como "sacrificio" o frases como "vale la pena", les sorprendió escuchar lo que respondió la mentora.

"No aceptes", dijo. "No es un trabajo para ti. Busca uno que sí lo sea, busca una empresa que sí sea para ti y que tú seas para ella".

La mentora sugirió a las presentes que no aceptaran condiciones laborales que no les gustaran. Y que eligieran muy bien dónde trabajar, tanto como las empresas eligen bien a quién van a darle el trabajo.

El tema de la equidad de género casi siempre se trata desde la perspectiva de lo que los gobiernos, empresas o la sociedad en general pueden hacer para disminuir la brecha entre hombres y mujeres. Pero pocas veces se destaca lo que las propias mujeres pueden y deben hacer para cambiar la mentalidad y eliminar internamente esa misma brecha. En este número, los editores quisimos abordar ambos ángulos, y lo hacemos a través de las historias de cuatro mujeres poderosas.

A Louise Goeser (Siemens), la elegimos para demostrar que, independientemente del género, a las empresas les interesa tener talento que dé buenos resultados. Goeser está ahí porque los obtuvo.

Con el caso de Angélica Fuentes (Omnilife-Chivas) quisimos destacar a una mujer que trabaja por ayudar a que otras mujeres se empoderen, sobre todo ahora que asume un rol mucho más protagónico al copresidir el comité del World Economic Forum (WEF), que tiene como propósito disminuir la brecha de género en México, materia en la que el país ocupa el lugar 89 entre 135 países.

La historia de Simona Visztovà (Walmart) nos permite destacar la importancia que pueden adquirir las empresas y sus políticas de recursos humanos para fomentar la igualdad de oportunidades y permitir a las mujeres crecer en el organigrama.

Y con Carla Juan Chelala (Grupo Banorte-Ixe) mostramos un caso de equilibrio entre la vida personal y la vida profesional, así como la importancia para las mujeres de tener apoyos dentro del hogar, en su familia en general y su pareja en particular.

En esta misma edición, los lectores podrán encontrar la primera encuesta que hacemos a la comunidad Expansión sobre equidad de género. Los resultados reflejan el desafío que tenemos para acortar la gran brecha que aún existe en este tema. Además, publicamos nuestro ranking de 'Las 50 Mujeres más Poderosas', el cual mantiene a la cabeza a María Asunción Aramburuzabala.

La equidad de género es una parte relevante en la agenda editorial de Expansión. Por ello hemos organizado el último año mentorías con Nicole Reich, Angélica Fuentes y Louise Goeser, directoras de Scotiabank, Omnilife y Siemens, respectivamente, a las cuales han asistido mujeres de la comunidad Expansión y cuyas conclusiones hemos publicado en las más recientes ediciones de ExpansiónCEO.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este año, vamos más allá. En una acción conjunta con un grupo de mujeres poderosas, empresas privadas y organismos académicos y gremiales que también tienen en su agenda la equidad de género, Grupo Expansión se suma a un compromiso que firmaremos el próximo 23 de agosto con el fin de disminuir en 10% la brecha de género que existe en nuestro país. Esperamos que muchos personajes de los negocios se sumen a esta iniciativa.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×