A pedalear

-
José Luis Tapia

Cada amanecer, Alfredo Guillén inicia el recorrido de su casa en las Lomas de Chapultepec hasta la glorieta de La Palma, frente a la Bolsa Mexicana de Valores. Son ocho kilómetros que cubre en 25 minutos sobre una Brompton plegable que luego guarda bajo su escritorio. Viste casual, pero en una maleta lleva traje y corbata. Es director de Operaciones en una institución bursátil y encontró en el ciclismo a la oficina una herramienta para mejorar su físico y su estado de ánimo. Su única "preocupación", dice con ironía, es que la empresa reasigne a otro empleado el auto corporativo que lleva meses guardado en el estacionamiento.

"Todo el mundo se reía, pero cuando a la gente se le quite el miedo a hacer el ridículo, lo va a disfrutar. Ahora varios me dicen: ‘¡Está padrísimo! ¡Qué envidia me das!'". Alfredo Guillén, ejecutivo bursátil

Comodidad. "Una bicicleta plegable da libertad de opción y movimiento. La metes donde sea".

Transpiración. "Mi trayecto es de bajada, pero cuando es necesario, uso el baño de la oficina para cambiarme".

Manejo. "Tomo el carril de la extrema derecha y voy en el mismo sentido de los autos".

Nueve cuarenta y cinco de la mañana. La abogada Paola Delgado cruza la puerta de su casa, en la colonia Condesa, acompañada de Juana, una bicicleta Pashley roja, a la que se monta para ir a trabajar. Va en tacones y el atuendo normal para cualquier día de oficina, incluidos vestidos y faldas. Desde hace año y medio recorre en 12 minutos 4.8 kilómetros para llegar a Polanco. A diario escucha al menos un piropo y recibe aplausos de automovilistas atrapados en el tráfico, aunque un par de caídas también completan su experiencia en dos ruedas.

"Andar  en bici te cambia la perspectiva de las cosas. Disfrutas todo mucho más: la lluvia, los olores, el viento. Te hace respetar al peatón y al automovilista. Te hace más solidario con tu cuerpo". Paola Delgado, abogada

Transpiración: "Sí llegas sudado, pero para eso hay toallas húmedas y loción corporal. No pasa nada".

Ropa: "Creo que la bici se debe adaptar a tus necesidades y no tú a ella, por eso voy vestida como sea".

Zapatos: "Es mucho más fácil andar en bici con tacones que caminar con ellos. Es cosa de acostumbrarse".

CON ONDA CICLISTA

Accesorios. Hay blazers de gabardina que brillan en la oscuridad (desde 6,700 pesos) , pantalones de tela impermeable al agua para evitar que los salpicones de lodo manchen la prenda (desde 1,000 pesos) y maletines ajustables al cuerpo para cargar una computadora personal (desde 1,500 pesos).

Iluminación. Hay que utilizar todas las luces posibles: en el asiento, en el casco, en el manubrio y en la llanta trasera. Un timbre ruidoso también es recomendable.

Casco. Su uso no es obligatorio, pero es aconsejable.

Distancia. 8 km es el promedio de los trayectos cortos en bicicleta en el Distrito Federal, según la UNAM.

Velocidad. 16 km/h es la velocidad promedio en bici en la ciudad. En auto, en horas pico, es inferior a 14 km/h.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×