Identifica los riesgos

Monitorea todas la áreas de la empresa para reaccionar a tiempo ante una amenaza.
Knowledge at SMU

"Todos los negocios tienen riesgos que deben atender. No puedes esperar a que alguien más lo haga. Tienes que tener una metodología de trabajo en la que ciertas áreas cumplan con ese monitoreo para que el manejo de riesgo te permita trabajar sobre bases más firmes.

Muchas veces caemos en cierta complacencia. No nos lo podemos permitir, las cosas suceden demasiado rápido y tenemos que estar pendientes para reaccionar". Carlos Fernández

Mientras los mercados de valores del mundo especulan de manera que sorprende al más experimentado operador, un académico sugiere a las instituciones financieras analizar más detenidamente la vinculación entre las distribuciones dinámicas de pérdidas con la configuración del modelo de contagio para el manejo más efectivo del riesgo.

En el libro Global Financial Risks and Changes in Conditional Value-at-Risk, Lim Kian Guan, profesor de finanzas de la Escuela Lee Kong Chiam de smu, analiza la dinámica de los mercados de acciones globales actuales y las distribuciones multivariantes de las pérdidas de rendimientos.

Los análisis estadísticos que usan las distribuciones condicionadas en tail loss, una herramienta para medir el riesgo en una inversión, de los portafolios de acciones creados a partir de los índices de acciones de los seis principales mercados financieros globales  demuestran la prevalencia de los riesgos financieros intensificados y su efecto de contagio en todo el mundo.

"Tratar de entender cómo funciona el contagio, y ser capaces de configurarlo de manera más exacta será útil para que las instituciones financieras gestionen los riesgos financieros en los mercados de hoy, extremadamente turbulentos", dice Lim.

La dependencia creciente de los mercados de valores

La crisis financiera global de 2008 fue testigo de cómo los precios de las acciones estadounidenses caían drásticamente 25% el 10 de octubre de 2008, y dentro de las dos semanas posteriores al colapso de Lehman Brothers, el 15 de septiembre de 2008. Los mercados de todo el mundo se contagiaron y reaccionaron contra la masacre de Wall Street de un día para el otro, y con los mercados de Estados Unidos en baja se reavivaron los temores de la amenaza de una recesión global provocada por la crisis del crédito.

Desde entonces, los mercados de capital se han vuelto más interdependientes y se mueven en conjunto cuando los choques económicos afectan el mercado, dice Lim en este artículo.

De esta situación, se pueden derivar dos observaciones: una es que los mercados de acciones de un país, que han experimentado caídas marcadas  más frecuentes y más abruptas, han agudizado la atención  que le prestan a los fondos de inversión, al manejo de riesgos y al meticuloso monitoreo de las posiciones de los portafolios.

Dos, estas caídas parecen ser globales, provocan  efectos de contagio entre los países de todo el mundo  en cuestión de horas, dice Lim.

El estudio del contagio

La falta de métodos rigurosos que emplean datos empíricos para verificar ambos efectos fue lo que motivó a Lim a llevar a cabo su trabajo.

Para el análisis recabó los rendimientos cotidianos de los índices de las acciones de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón y Hong Kong, cuyos portafolios de acciones constituyen los mayores mercados de acciones del mundo, durante un periodo de muestra de 20.5 años, que finalizaron en junio de 2011.

El estudio se enfocó en la distribución condicional con base en las pérdidas de rendimiento que excedieran los umbrales de los índices de los respectivos países, la cual se fijó en una probabilidad de 5% de pérdida. Luego, Lim investigó si las caídas abruptas estaban acompañadas de cambios en la distribución condicional de la probabilidad de pérdida de rendimiento.

También estudió el efecto de contagio entre países usando el método cópula (que se usa en estudios de estadística y  probabilidad  para describir la dependencia entre variables aleatorias), y los cambios en los parámetros copulares relevantes como una caracterización de la distribución multivariante del tail loss . Ésta es el área más crítica de las decisiones de toma de riesgo y del manejo de riesgo que tienen que asumir los bancos y las instituciones financieras. Es también el área más inquietante para los organismos regulatorios de todo el mundo, ya que cada una de las economías avanzadas con un mercado financiero maduro estarían sujetos a pérdidas marcadas y al riesgo de contagio", explica Lim.

El hallazgo fue que entre septiembre de 2008 y junio de 2011, las pérdidas en los portafolios de acciones se dieron con un incremento significativo en las asociaciones de grandes pérdidas entre los principales países.

"Ahora existe fuerte evidencia empírica, basada en una metodología rigurosa, para afirmar la prevalencia de la intensificación de riesgos financieros globales y su efecto de contagio en todo el globo", dice Lim.

Dónde es más importante es la exactitud

El incremento en el parámetro cópula junto con los cambios de distribución en las tails más largas o más gordas en la región de pérdida de rendimiento negativo en la región negativa o de pérdida de rendimiento de los mercados de acciones de los principales países  dan un "fuerte mensaje" del aumento sin precedentes del riesgo, cuando los mercados experimentan pérdidas inmensas.

Es por esto que bajo los acuerdos de Basilea II y III, las instituciones financieras no deberían subestimar su valor en riesgo condicional. Bajo estrés, las distribuciones del rendimiento del portafolio tiene tails que, simultáneamente, se hacen más largas y más delgadas en la dirección de la región de pérdida, dice Lim.

"Han existido técnicas estándar empleadas por la mayoría de los bancos. Sin embargo, este artículo agrega una idea interesante para relacionar la distribución dinámica de la pérdida en la tail con la configuración de un modelo de contagio. Si los bancos consideraran esto, o si ya lo han hecho, sus proyecciones sería más efectivas al evitar grandes bajas en los emarcados o situaciones de grandes pérdidas", agrega Lim.

Después de todo, hoy más que nunca los bancos se enfrentan a la gran urgencia de proyectar sus riesgos de mercado, de operaciones, de crédito y de liquidez con total exactitud. "Esto es crítico para el manejo efectivo del riesgo en los bancos o en las instituciones financieras en los nuevos escenarios que estamos atravesando", concluye Lim.

¿ATIENDES TUS PEQUEÑOS RIESGOS?

Aun una empresa que sea muy detallista en la identificación y mitigación de los riesgos más importantes que enfrenta podría gastar una cantidad valiosa de recursos en enfocarse en riesgos menores o no-riesgos.

El problema implica riesgos identificados por los gerentes de la empresa que desean asignarles un nivel prioritario a temas de especial importancia para su departamento.

"Durante 23 años he visto cómo la dirección de una empresa, a todos los niveles, trata de fomentar  temas propios de sus áreas", dice Alyssa Martin, socia ejecutiva de la empresa de servicios de asesoría Weaver, firma de contabilidad del suroeste de Estados Unidos. Normalmente buscan anexar su tema a un riesgo mayor, quizás tangencialmente asociado con el suyo, en el cual se está enfocando la gestión.

La práctica es mucho menos frecuente en una empresa que "verdaderamente tiene un proceso de manejo de riesgos -dice Martin-. Ese proceso servirá como filtro para poder diferenciar un riesgo de un tema operacional". Describe como asunto operacional, por ejemplo, un garaje que necesita reparaciones o equipamiento viejo.

Una organización que evalúa el riesgo en toda la empresa ya habría identificado los riesgos más críticos para lograr las metas de la empresa, agrega. El solo hecho de que el equipo necesite ser reparado o remplazado no debería ser, en sí, suficiente como para justificar la atención de los directores de riesgo.

También,  muchos modelos de gestión de riesgo incluyen  programas que ofrecen ayudas gráficas para priorizar los riesgos. La mayoría de los riesgos operacionales aparecen en la parte inferior de estas gráficas.

Martin señala que es importante que la conciencia de riesgo y su manejo impregnen la organización. Una empresa que depende de una persona o de un equipo único para diseminar esa conciencia "no tiene un alto grado de madurez", dice.

Fuente CFO

Ahora ve
¿Cuánto cuesta reparar los daños que dejan los incendios en EE.UU.?
No te pierdas
×