“El mundo mira hacia México”

-
Gabriela Pablos

Hans-Ulrich Meister, CEO de la Banca Privada Global de Credit Suisse

La economía estable y el crecimiento de México conforman el mejor escenario para atraer a inversionistas extranjeros, dice Hans-Ulrich Meister, CEO de la Banca Privada Global de Credit Suisse. El directivo señala que México tendrá un futuro brillante en las próximas dos décadas, que sus inversionistas se han sofisticado y que el banco seguirá apostando para que el país sea una fuerza económica en América Latina.

Durante las elecciones en México se despertaron cuestionamientos sobre el impacto que podrían tener los resultados en el ambiente de inversión. ¿Qué percepción tiene sobre el nuevo escenario político?

No soy experto, pero me parece que el nuevo escenario político en México -enmarcado en el programa del futuro presidente Enrique Peña Nieto- establece la intención de abrir el mercado un poco en el sector energético, en de la telefonía y en otras industrias. No sé si lo logren, pero este plan obedece a una precondición necesaria para que vengan inversionistas extranjeros.

Me parece que lo plantean en la forma adecuada para intentar hacerlo. El inversionista con más certidumbre va a meter más recursos y va a invertir más en el largo plazo. Los clientes que en este momento tienen mucho capital esperan ver qué pasará en Europa. Ya se está buscando una solución creíble para la crisis europea. Sin embargo, mientras no sea resuelta esta situación, las finanzas tendrán un impacto también en los mercados durante 2012.

¿Qué puede aprender México de Brasil?

Brasil ha hecho muchas reformas y privatizaciones parciales (por ejemplo, en Petrobras). Lo que ocurrió en Brasil es que había un ambiente de crecimiento macroeconómico muy bueno y desarrollaron un mercado de capital de IPO (ofertas públicas iniciales) muy grande. Con esto podían atraer a muchos inversionistas de fuera y también de dentro para el crecimiento. Esta combinación para Brasil ha creado una industria financiera fuerte.

Lo que hizo Brasil fue abrir el mercado a inversiones extranjeras. Ésta es una precondición necesaria para atraer dinero externo. Cuando miras el caso brasileño y lo comparas con el mexicano, México está en la delantera.

México lo es todo en este momento. Tiene una economía estable y en crecimiento. Y si abre el mercado (depende cuánto lo hagan) definitivamente atraerá dinero internacional. Estoy seguro de que su crecimiento será muy rápido. Ésa es al menos nuestra valoración.

El mundo mira lo que pasa en México de forma muy positiva, y si hace lo correcto en el escenario político, en los próximos cinco años podría llegar a ser un país floreciente en América Latina.

¿Cómo ha sido su experiencia con banca privada en México? ¿El mercado es próspero?

Empezamos la banca privada en México en 2009 y hemos trabajado muy duro desde entonces, aunque Credit Suisse a través de la banca de inversión siempre estuvo aquí, desde la década de los 70. Fuimos afortunados de que las crisis financieras mexicanas y mundiales no afectaran a nuestros clientes. Durante la crisis de 2008 y 2009 pudimos atraer dinero de la banca privada del banco porque las personas necesitan sentirse seguras en el manejo de su patrimonio.

Nuestro negocio en México y en el resto del mundo no requirió de ningún tipo de intervención gubernamental en la crisis de 2008. Tampoco necesitó de dinero nuevo para el capital o medidas extraordinarias. Fuimos muy cuidadosos en manejar el rebote de manera prudente y seguimos haciendo esto. Estamos convencidos de que éste es el país para estar en el largo plazo. Invertiremos para que México sea una fuerza económica en América Latina. Y los inversionistas generalmente buscan un lugar en donde puedan invertir prudentemente pero que sea seguro.

Sin embargo, Credit Suisse disminuyó en rendimientos en 2011...

En ocasiones me preguntan si se les puede explicar el porqué Credit Suisse en 2011 disminuyó 50%. Al final del día también dependemos de los mercados.

Y cuando observas lo que pasó a nivel mundial el año pasado -la crisis del euro, la crisis en el mercado maduro en Europa, la crisis de la deuda, todos los rumores sobre si Grecia iba a salir de la zona euro- todo eso tiene un impacto.

Cuando miro a la banca privada considero que nos desempeñamos muy bien el año pasado. A causa de los múltiples escándalos y rupturas en el sector financiero la mayoría de las personas empezaron a invertir en bienes raíces. Y mucha gente rica invierte también en bienes raíces, debido a lo que está pasando en el mundo, y quieren tener una mejor mezcla en los activos de su portafolio para estar seguros.

¿Cuál es la tendencia de los inversionistas de la región?

En general los inversionistas en México y Latinoamérica invierten un poco más en deuda que en acciones. Eso va a cambiar con el desarrollo de la Bolsa y la capitalización. Hay gente que hace muchas transacciones y necesita traders que conozcan el mercado. También hay gente que invierte más a largo plazo.

¿Qué tan sofisticado es el inversionista mexicano en comparación con otros?

El inversionista mexicano es tan sofisticado como casi cualquier otro del mundo. El cliente mexicano está en la tercera generación de sofisticación. La primera generación (de los abuelos) tenía un mercado cautivo y con un tipo de cambio fijo. La segunda tuvo exposición a muchas más cosas: le tocó la crisis, se diversificó, pidió créditos para crecer y sobrevivió a tiempos difíciles.

La tercera generación se formó en el extranjero, trabajó en empresas y bancos trasnacionales, y ahora maneja las inversiones de sus empresas o el patrimonio familiar.

Diversificar el capital en ocasiones puede ser riesgoso por la incertidumbre, ¿qué orilla a los empresarios a diversificarse?

Hay una razón para la diversificación, porque si miras lo que pasa en el mundo, quizá tengas dificultades en Europa. Pero los mercados emergentes están floreciendo. En México tienes tasas de crecimiento positivo, mientras que en Europa no hay inversión porque no hay crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Yo diría que la diversificación del portafolio es clave, normal e inteligente. Ésta no se reserva a un tipo de cambio. Así que si eres mexicano puedes tener inversiones en tu moneda, pero también puedes tener en dólares, euros o francos suizos. Puedes tener, quizá, bienes raíces en Hong Kong y en Europa. Así elaboras todas las plataformas posibles y tienes una protección adicional.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×