Mexicano lanza el Gucci de las paletas

Tras crear y vender Neve Gelato, Xavier Briseño apuesta a las nieves ‘de lujo’ en San Diego y Los Ángeles.
Carmen Murillo y Tomás de La Rosa

El empresario de neverías Xavier Briseño lo hizo otra vez.

Catorce años después y a 7,000 kilómetros de distancia, el fundador de la cadena de nieves gourmet Neve Gelato lanzó ahora en California una paletería inspirada en las tiendas de joyas y en los productos de gran lujo de la italiana Gucci.

A tres meses de la apertura de dos tiendas en San Diego y Los Ángeles, Briseño asegura que ya hay inversionistas de España, Dubai, Hong Kong y China interesados en comprar franquicias.

El negocio de Neve Gelato nació en 1999, después de un viaje de Briseño a Italia. En 2011, vendió el control de la cadena al fondo de inversión Nexxus Capital.

Ahora, en Bardot Ice Cream Bar, el empresario vende paletas de hasta 5.8 dólares.

"Las vitrinas de Bardot muestran las paletas como si fueran joyas -explica Briseño-. La tienda parece una joyería".

La idea surgió en Sudáfrica en una charla con Robert Polet, ex CEO de Gucci y ex presidente internacional de la división de helados de Unilever. "Fue muy interesante hablar con el hombre que vendía más helado en todo el mundo", recuerda Briseño. "Siempre me había preguntado cómo le hace (Gucci) para vender bolsas de 4,000 o 5,000 dólares".

Por el poder de consumo que tienen los estadounidenses, hay especialistas que auguran éxito al modelo del empresario mexicano.

"El consumidor en Estados Unidos está dispuesto a pagar precios más altos por recibir una experiencia en su compra", dice Stefan Okhuysen, de la administradora de fondos CVF Capital Partners. "Ahí está el caso del yogur Pinkberry, incluso el mismo Starbucks".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El plan de Briseño es cerrar el año con dos locales más, también en California. El próximo año, quiere llegar a 10 locales.

Después de 2014, Briseño planea comenzar la venta de franquicias de la marca en Estados Unidos. La inversión para cada una será de 250,000 dólares.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×