Señor Q (1100)

La gestión en las empresas y el problema de hacer las cosas rápido.

ESTIMADO SEÑOR Q:

Trabajo desde hace años en un grupo corporativo que en los últimos tiempos ha experimentado situaciones de turbulencia, sin que este clima parezca tener un fin próximo. Con más frecuencia hay recortes de personal, cierre de empresas del grupo y sonadas quiebras. Dada la mala racha, el grupo ha prescindido de varios beneficios para empleados. El programa empezó con una reducción salarial y de prestaciones, y continuó con el congelamiento de los aumentos. Además, no hay un plan de desarrollo ni capacitación, por lo que la inconformidad y anarquía entre los trabajadores es bastante visible. Recientemente escuché (de un colaborador cercano a la presidencia) que harán cambios en el área de Recursos Humanos y que la instrucción es que todos los trabajadores cumplan su horario laboral puntualmente, sin importar atenuante alguna o que haya gente en sus oficinas jugando en sus smartphones, pues sus proyectos están en espera o ya terminaron sus labores. Poner orden me parece bien, pero me parece increíble que dentro de esta misma plática surgió la siguiente afirmación: "Hay muchos muertos de hambre allá afuera, profesionistas trabajando de choferes, así que podemos contratar a quien sea por la mitad de precio". Me pregunto: ¿la empresa está jodida, por contratar jodidos? ¿Es la forma de pensar de la mayoría de las empresas del país? ¿Cómo alguien que heredó un imperio corporativo puede pensar así y cuáles serán sus consecuencias? Humilde Mortal

Querida Mortal:

Uno de los mandamientos de la gestión moderna es que "una empresa es tan buena como sus empleados". Si sus ejecutivos y empleados son buenos y están motivados, una empresa puede llegar lejos. Si, en cambio, no son tan buenos ni están motivados ni saben para qué están ahí, los pronósticos son menos positivos. Las únicas empresas a salvo de este mandamiento son aquellas bendecidas por monopolios o tesoros naturales (en el caso de Pemex, por ambos). Las demás, especialmente si son de nivel corporativo, saben que su supervivencia de largo plazo depende, más que de sus productos o sus clientes, de la calidad y la energía de sus trabajadores. En el caso de México, la palabra clave de esta frase es "largo plazo". Muy a menudo, compañías en problemas han elegido salvar los problemas de hoy arriesgando los de mañana. Ése parece ser el caso del lugar donde trabajas. Al Señor Q le faltan datos para dar un diagnóstico certero, pero su impresión es que tu empresa está en problemas serios y, aún peor, ha reaccionado mal ante los obstáculos. Si estos rumores se confirman (no tomes decisiones basadas en hechos no confirmados), entonces deberías empezar a pensar en tu salida. Largo plazo, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Cada dos semanas, nuestro jefe nos pide un informe sobre el estado actual de nuestras cuentas y la situación de los clientes. Insiste mucho en que lo entreguemos a tiempo. Quien no lo entregue los martes, dice, está en falta. Estos reportes no son fáciles de hacer (son bastante detallados) y llevan tiempo. Por eso me enorgullezco de entregarlos siempre los martes, en el momento en el que deben ser entregados. Creo que cumplir con los plazos y los procesos es muy importante. Sin embargo, hay algo que está empezando a irritarme: en las últimas semanas, mi jefe elogió dos reportes de compañeros míos, sin mencionar que fueron entregados después del límite (uno en miércoles, el otro en jueves). ¿Qué le parece? ¿Puedo quejarme con él? ¿No le parece que un reporte fuera de plazo es un reporte inválido? Al menos ésa era la regla que él mismo fijó. La verdad, ya no entiendo. Puntual

Querido Puntual:

La vida en la oficina se parece mucho a la vida en la escuela, pero afortunadamente hay excepciones, como en este caso. El consultor Howard Newton (de EU) escribió: "La gente se olvida de qué tan rápido hiciste un trabajo, pero se acuerda de qué tan bien lo hiciste". Los plazos son importantes, pero en un entorno dinámico deben ser considerados flexibles. No te quejes. Mejora tu calidad, aun a costa de perjudicar tu velocidad. Si puedes hacer las dos cosas juntas, será todavía mucho mejor. Lento, Q

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×