Negocios al aire libre

Varias empresas presumen azoteas que acondicionaron para hacer edificios sustentables y que permiten tener espacios verdes en medio de la ciudad.
Infonavit  (Foto: Agustín Garza)
Delia Angélica Ortiz

Adriana desenrolla su tapete de yoga todavía con la tensión de un día lleno de estadísticas, cálculos y papeleo. Un pez japonés, anaranjado y regordete, que juguetea en el riachuelo, logra relajarla. A ella le resulta normal disfrutar de este paisaje natural, que está a cuatro pisos de altura, en la azotea de un edificio ubicado en una de las zonas más bulliciosas del Distrito Federal.

"Por muy pesado que haya sido el día -dice-, aquí te desconectas. Estás en contacto con las plantas, con el agua, con el cielo".

Adriana Muñiz es analista de crédito del Infonavit, una dependencia que, al igual que otras instituciones y empresas en el país,  construyó una azotea verde como parte de sus programas de sustentabilidad, pero con una vocación recreativa.

En México, hay techos verdes de hasta 4,600 metros cuadrados como el de la Clínica 52 del IMSS en Guadalajara, Jalisco, pero no son ‘habitables',  solamente sirven como sistema de impermeabilización. Sin embargo, los corporativos descubrieron que además del control de humedad, un jardín en la azotea mejora el entorno laboral.

Neri Carrasco, director técnico de Green Roof Systems y pionero en la implementación de ese sistema alemán de azoteas verdes en México, explica que las empresas están especialmente interesadas en este tipo de tecnología, por el ahorro que implica en mantenimiento contra la humedad.

De hecho, la instalación adecuada garantiza un tiempo de vida hasta de más de 15 años. "No es lujo ni una moda -dice-. Para las empresas es una necesidad".

HSBC

La torre de HSBC fue el primer corporativo en México en instalar una terraza verde. El diseño original previó que los empleados utilizaran el espacio así que dispuso pasillos de piedras y bancas con vista al Ángel de la Independencia. Son 520 metros cuadrados de techo acondicionado con magueyes, aloe y siempre vivas en el décimo piso del edificio.

Infonavit

La azotea verde del Infonavit mide 5,000 metros cuadrados y la mitad es un jardín con pista para corredores, espacio de yoga, hortalizas y un riachuelo. Desde las siete de la mañana, los 1,200 trabajadores que acuden a diario a este edificio pueden usar las instalaciones. Hay estaciones de trabajo con internet inalámbrico, sanitarios y agenda para organizar reuniones de integración. La dependencia dice tener la azotea verde habitable más grande de América Latina, cuya habilitación costó 8 millones de pesos.

Walmart

El corporativo de Walmart México está en una zona industrial de la Ciudad de México. El paisaje habitual son camiones de carga, congestionamientos viales y fachadas fabriles. Sin embargo, desde 2007, los 2,000 empleados de la cadena de tiendas de autoservicio asignados a estas oficinas comen con una vista privilegiada: un jardín alfombrado con pasto y rodeado de bambú. "Cambias el escenario dentro de tu mismo edificio", dice Juan Carlos Camargo, gerente de Ecología de la firma. El espacio de 2,000 metros cuadrados también sirve para presentaciones de proveedores y como espacio para fumadores.

Ahora ve
Estos ‘huevos revueltos’ son preparados sin huevos
No te pierdas
×