Señor Q (1101)

Un aprendiz de líder, el mail checador y la música perfecta.

ESTIMADO SEÑOR Q:

Fui ascendido a gerente de mi área, en una compañía de seguros, en la que nos dedicamos casi exclusivamente a ventas regionales. La pregunta que tengo para usted es la siguiente. No tengo casi nada de experiencia como jefe: remplacé a mi ex jefa durante su licencia de maternidad, pero eso fue todo. Me considero técnicamente capacitado para mi nuevo puesto, pero no sé si tengo las herramientas de liderazgo y gestión necesarias. Aquí nadie me ha dado una mano con este tema. ¿Tiene algunos tips? Gerente flamante

Querido Gerente:

Ser jefe es difícil hasta que es fácil. Y después vuelve a ser difícil. Como querías tips, el Señor Q recurre al autor estadounidense Steve Roesler, que tiene estos cinco consejos para ti: el primero es que "gestionar empieza con la claridad". Tus empleados deben entender bien lo que les dices y esperas de ellos. Cuando no están claras, las cosas funcionan mal. Segundo: "El gerente es un mediador de significado". Es quien traduce los objetivos de la compañía a los detalles del día a día. Tres: "Los gerentes entienden cómo la gente aprende y trabaja". Tú ya estuviste del otro lado del mostrador: no te olvides cómo se siente. Y recuerda que cada empleado tiene formas distintas de trabajar. "Gestionar significa saber organizar la experiencia". ¿Cuándo es el mejor horario para una junta? ¿Quién necesita atención especial? ¿Son los objetivos de la dirección realmente alcanzables? Y, finalmente: "Los gerentes lideran desde todos los ángulos". No sólo son los capitanes del equipo: también saben escuchar al que quedó detrás o tiene problemas. Gestionando, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Trabajo en una compañía informática donde algunos empleados, casi todos programadores, tienen horarios flexibles de trabajo. Se ha generado la costumbre de enviar mails a todo el equipo de trabajo (o, a veces, a toda la empresa: 56 personas) para anunciar a los cuatro vientos las actividades de cada uno. "Voy a estar fuera de 10 a 12, porque mi hija tiene cita con el médico". O: "Tengo al plomero en la casa. ¡Gran emergencia! Vuelvo después de comer". O (juro que es cierto): "Voy al baño. Vuelvo en media hora". ¿Cómo es esto? ¿Qué necesidad hay de telegrafiar cada movimiento? Si están cumpliendo con sus horarios y sus tareas, entonces no hay necesidad de justificar nada. Si, en cambio, están incumpliendo su carga horaria, entonces estos mensajes son aún más sospechosos. Pero nadie parece decir nada ni quejarse. ¿Cree que debo hacer algo? ¿Se podría iniciar una investigación de algún tipo? Lectora agotada

Querida Lectora:

La precisión de estos mensajes, como dices, revela cierta inseguridad: si estas personas están autorizadas a recuperar por la noche (es un ejemplo) lo que no puedan trabajar durante el día, entonces no debería haber obligación de llenar el calendario con sus interrupciones. Además, somos todos adultos: uno confía en que está dejando su lugar de trabajo por alguna emergencia justificada, no para ir a dormir la siesta en el parque o tomar unas chelas con los amigos. Aun así, lo más aconsejable es que no digas nada y tomes este desarrollo como una anécdota, un asunto mínimamente gracioso. No permitas que te irrite demasiado. Dedícate si quieres a coleccionar las mejores excusas. Algún día quizá puedas usarlas. Vuelvo a las 4 pm, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

¿Cuáles son las reglas sobre música de ambiente en el trabajo? ¡Mi compañera se pasa el día intoxicándonos con Luis Miguel y Ricardo Arjona y nadie hace nada! ¿Se le ocurre alguna estrategia de contraataque? Arjonizado

Querido Arjonizado:

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La mejor regla para la música en el trabajo es una sola: que no haya. Para trabajar, mejor el silencio. Y la única estrategia posible es, como casi siempre, hablar sobre el tema, exponer ideas, convencer a los rivales. Si ganas, celebras. Si pierdes, auriculares con tu música favorita. Sordo, Q

SEÑOR Q encuentra solución a los problemas que rodean la vida profesional. Si él no tiene la respuesta, seguramente nadie la tendrá. ¿Alguna pregunta? Escribe a: senorq@expansion.com.mx

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×