En equipo, las ideas son mejores

Competir entre colegas es cosa del pasado. Colaborar permite innovar y ser más eficiente, dice Lynda Gratton, de la London Business School.
Ximena Cassab

Un grupo de trabajo donde cada colaborador compite constantemente por ser el mejor y llegar a su meta individual ya no será muy exitoso. "Si las únicas ideas son las propias -afirma Lynda Gratton, profesora de Management en la London Business School-, no tendrás la mejor solución y no llegarás muy lejos".

Por eso, las empresas deberían ir hacia una nueva dinámica donde, para cumplir objetivos, los empleados tienen que colaborar entre ellos. Gratton dice que  este modelo aumenta la innovación y la creatividad.

¿Cuál es el beneficio de un trabajo colaborativo?

El impacto de las personas que colaboran entre sí es que se vuelven más innovadoras. La recompensa real para estos colaboradores es que sus ideas se desarrollan de forma más creativa y más innovadora. Por eso es tan importante.

¿No le conviene más a un CEO tener un equipo que compita entre sus miembros?

No. Yo escribí un libro que se llama Hot Spots (puntos calientes). Lo que encontré en mi investigación es que la gente está muy influenciada por cómo ven comportarse al CEO. Este CEO tiene que poner el ejemplo de un trabajo colaborativo, es lo que le debe preocupar. Es crucial. Pero, por encima de eso, hay que darle a la gente una tarea en la que realmente esté interesada y quiera colaborar. También ahí el CEO debe poner atención para seleccionar a las personas adecuadas que quieran participar en este proyecto y estén dispuestas a hacerlo de un modo colaborativo.

¿El equipo no pierde la ambición por la falta de metas personales?

No. El trabajo colaborativo puede ser muy ambicioso. Esto dependerá de qué tan alta es la meta a la que tiene que llegar. Mientras más complicado sea el objetivo, el equipo requerirá más trabajo en forma colaborativa para realmente mostrar resultados y mayor productividad.

¿Cómo funciona el trabajo colaborativo?

Para que la colaboración funcione realmente es necesario fijarse en los hot spots, como yo les llamo. Se trata de tener una buena cultura organizacional donde el equipo pueda encontrar una buena idea y aprovecharla. Lograr esto depende del comportamiento de los ejecutivos de alto nivel. Los empleados siguen su ejemplo. En el segundo plano, necesitas interconexión entre las funciones de los diferentes cargos. Que los empleados de cada área hablen entre ellos y se comuniquen.

Como tercer elemento, necesitas que la gente colabore con una situación o una pregunta que sea realmente interesante para ella. Eso es muy importante.

Una tarea del directivo será dejar muy clara la importancia de que el equipo trabaje en conjunto para que el proyecto realmente funcione y sea exitoso.

¿Cuál es el reto de cambiar al modelo colaborativo?

Lo más complicado es cambiar la idea de la gente para que crea que trabajar de forma colaborativa y con otras personas tiene como resultado que hacen mejor su trabajo.

¿Quién debe estar a cargo del cambio?

Empieza desde arriba. Los ejecutivos de alto nivel son los que deben cambiar la forma de trabajar.

¿Cómo funcionan estas recompensas en equipo?

Muchas empresas lo manejan de forma técnica, las recompensas de los equipos vienen desde una base de conocimiento. Las compañías entendieron que, para completar su trabajo, la gente tiene que trabajar en equipo y por lo tanto la paga será de la misma manera. Tienes que pensar en un sistema de recompensas que la motive a cumplir metas.

Para manejar equipos tienes que estar seguro de que tienes a la gente adecuada liderando, así otros están abiertos a la colaboración. Tienes que encontrar trabajos que requieran una fuerza de trabajo sólida y que la gente sienta orgullo de desarrollarse ahí.

¿Tiene ejemplos de una compañía que supo aplicar bien este modelo de trabajo?

En realidad creo que esta forma de trabajar se aplica ya en diferentes empresas alrededor del mundo. Los empleados son ahora mucho más colaborativos en su desempeño. En Brasil, la compañía Natura tiene un buen modelo en donde los empleados pueden colaborar entre ellos para cumplir con sus objetivos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Considero que cuando un equipo es muy competitivo es más difícil trabajar con él. En la mayoría de las ocasiones, el proyecto requiere interactuar y dar resultados con personas que tienen diferentes ideas y cada una de ellas están seguras que su opinión es la mejor. Al ser muy competitivas no tienen la disposición de abrirse ante otras propuestas. Si las únicas ideas son las propias, no tendrás la mejor solución y no llegarás muy lejos.

Lynda Gratton. Es profesora de Management en la London Business School. Fundó el Movimiento de Hot Spots (puntos calientes), un equipo de especialistas que acerca la academia y las empresas. Ha escrito siete libros. El periódico inglés The Times la nombró una de las 15 pensadoras de negocios en 2011.

HOT SPOTS
Los hot spots (puntos calientes), dice Lynda Gratton, están compuestos por tres elementos:
• El primero implica una tarea en la que la gente está preparada para colaborar.
• El segundo son las redes para que la gente se pueda comunicar al interior de la empresa.
• Finalmente, necesitas una tarea que una a la gente, que la emocione a trabajar en conjunto.
Las personas que están dentro de un hot spot suelen ser más energéticas, más innovadoras y preocupadas por el resultado.
Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×