Ropa inteligente

La industria avanza en la creación de telas que ayudan a que la jornada de trabajo sobreviva a un café derramado y otros incidentes.
ropa inteligente  (Foto: Paulina Chávez)
Myriam García

A temblar, tintoreros. Las prendas resistentes a las manchas de los líquidos, que no se arrugan o que evaporan el sudor son algunos ejemplos de la ropa que revoluciona la industria del vestido en el mundo.

Los principales países inmersos en el desarrollo de estas tecnologías textiles son Japón, Alemania, Italia, Holanda, Francia, España y Estados Unidos, que han creado prendas que cambian de color para medir la exposición al sol del usuario y otras que incluso lo protegen de la radiación ultravioleta.

Marcas como Dockers, Nike, Adidas, Brooks Brothers, Ermenegildo Zegna y Hugo Boss, tienen prendas conocidas en la industria como ‘funcionales': inarrugables, impermeables y de telas que evaporan el sudor. Y los precios son competitivos con los de otras prendas de marcas premium  sin tecnologías especiales.  

En México, el sector textil representa la séptima actividad generadora de ingresos industriales, con 36,491 millones de pesos anuales, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Vestido. Sin embargo, la investigación y el desarrollo de las prendas inteligentes son aún incipientes. En el mundo académico, sólo el Instituto Politécnico Nacional trabaja en el desarrollo de una fibra artificial de bambú como alternativa al algodón, pero los investigadores todavía no logran la calidad que el mercado demanda.

Los gobiernos de Puebla, Jalisco, Aguascalientes y el Estado de México también destinaron fondos a la ingeniería textil, pero los esfuerzos se enfocan en el desarrollo de maquinaria para maquilar y diseño de modas.

El costo de la innovación es una limitante para quien fabrica, explica Rodolfo Radillo, director de Investigación y Desarrollo de la guanajuatense Grupo Carolina, fabricante de textiles industriales y ropa de vestir.

El botón de muestra es el desarrollo dry-fit, con microfibras para transportar el sudor fuera de la prenda, que cuesta el doble que una prenda de algodón tradicional. "Un jugador de basquetbol sentirá una camiseta tradicional muy pesada en los primeros 10 minutos de partido por la cantidad de sudor que guarda la tela, pero con la nueva tecnología se sentirá más cómodo", dice Radillo.

La durabilidad de las prendas funcionales depende de su fabricación. Si tienen un aditivo como el teflón, cada lavada afectará su vida útil, pero el usuario no tendrá que preocuparse si se derrama el café en la camisa, porque el líquido literalmente resbalará por la tela. Pero cuidado: las prendas todavía no están listas para evitar quemaduras.

PASAN LA PRUEBA
Buscamos las marcas que ofrecen ropa que no se mancha y no se arruga para verificar si cumplen esa promesa. Dockers y Brooks Brothers se prestaron al ejercicio.
* Las prendas que no se planchan no usan una tela dura y áspera. Al contrario, son suaves, por ser 100% de algodón. Brooks Brothers aprovecha el calor del cuerpo para alisar la tela.
* El agua o el café resbalan por la tela tratada con teflón. Basta un trapo para secarla. La prenda es suave y fresca.
* Torcida, doblada o enrollada, la tela de 84% lana de y 16% de mohair regresa a su estado original. Dockers recomienda lavar en seco este tipo de prendas.
Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×