Entrena para tu vida

Llevar la sustentabilidad a un nivel de gestión personal podría cambiar la cultura laboral.
S.P Mac Gregor y Semler Katherine / IESE

"Considero que todos los ejecutivos y seres humanos deben poder lograr todo lo que se propongan. Encontrando este tipo de consejos de balance, de ejercicio, de nutrición, de salud, puedes darle más a tu vida y a tu empresa. No se trata de hacer sacrificios o tener que renunciar a tu vida profesional por salud. ¿Por qué no tenerlo todo?". Cecilia Goya de Riviello

En diciembre de 2010, Jeff Kindler, director ejecutivo de Pfizer, renunció abruptamente, argumentando su estado de agotamiento como una de las principales causas para esta decisión.

En el mundo actual de conectividad 24/7, los gerentes y empleados dedicados de todas las jerarquías de la escalera corporativa podrían entender y solidarizarse con esta decisión.

Si se suman horas de escritorio y de teléfono inteligente se llega a la conclusión de  que muchos empleados rara vez se desconectan de su trabajo adecuadamente.

A pesar de la aparente conveniencia de la conectividad constante, a menudo aumenta el estrés en el lugar de trabajo, se afecta la calidad del mismo y se sofoca la innovación y la creatividad.

Una reciente investigación sobre enfermedades cardiovasculares halló que el trabajo de escritorio es uno de los más peligrosos que las personas puedan realizar. Estar en la oficina implica un estilo de vida sedentario, recargado de información, 24/7.  Es peligroso para la salud de la persona que lo desempeña y, por lo tanto, es peligroso para el bienestar de una organización.

En vez de perjudicar la salud de los empleados, los lugares de trabajo deberían alimentar la innovación y apoyar el desempeño óptimo. Una cultura corporativa que trata a los miembros de su equipo más como personas que como máquinas puede ayudar a impulsar el nivel de innovación de la empresa y la competitividad sustentable.

La educación de gestión y la capacitación pueden jugar un papel importante para estimular a los líderes que siguen esta línea de pensamiento a través de la inclusión del desempeño ejecutivo sustentable.

Más allá del método del caso

A través de los años, la educación de gestión ha integrado los componentes más creativos con el fin de estimular la actividad cognitiva y para maximizar la experiencia de aprendizaje, tales como el método de estudio de casos, el aprendizaje basado en la acción y los juegos de simulación.

Sin embargo, para apoyar a los líderes, la educación de gestión debe comprometer a los participantes en  diversos niveles interconectados entre el ámbito intelectual, conductual, social y fisiológico.

El resultado deseado es el aprendizaje, la reflexión y el cambio, que a la vez ayuda a motivar un  desempeño sustentable de liderazgo mejorado que puede beneficiar a los individuos, a las empresas y a la sociedad en su conjunto.

Los principios del desempeño ejecutivo sustentable surgen de la idea de que las necesidades básicas humanas a menudo están comprendidas dentro del dominio profesional, con efectos perjudiciales para la salud, el bienestar y finalmente para el desempeño. De la misma manera que los atletas cuidan todo su ser para mantenerse en el mejor estado, los ‘atletas corporativos' deberían hacer lo mismo.

Desde que el psicólogo estadounidense Abraham Maslow desarrolló la teoría de la jerarquía de las necesidades humanas, el desempeño mental ha sido considerado como dependiente de los estados físicos. La creatividad y la solución de problemas sólo llegan luego de que las necesidades esenciales, tales como comida, agua y sueño, están satisfechas.

Aplicar esta teoría al actual estilo de vida de conexión 24 horas es posible hacer una referencia a una investigación reciente que demuestra la necesidad de la gente de desconectarse de los dispositivos digitales y de mejorar su buen estado físico para lograr un desempeño cognitivo más alto.

Esta investigación, junto con los conocimientos en programas de educación de gestión, se ha convertido en la base para el modelo actual de desarrollo en el área de trabajo.

Presentado de manera escalonada, el programa para un desempeño sustentable se basa en los cinco elementos siguientes, los cuales toman en cuenta a la persona como un todo.

1. Muévete: incorpora el movimiento físico y la movilidad a tu rutina laboral. Esto ayuda a combatir los efectos negativos de los estilos de vida sedentarios.

2. Recupérate: incluye las prácticas físicas y mentales que pueden complementarse tanto dentro de la vida en casa como en el trabajo.

3. Aliméntate: implica no sólo una buena nutrición, sino también todas las fuentes de energía que alimentan el desempeño y sostienen una acción a más largo plazo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

4. Enfócate: considera el uso apropiado de la tecnología y el enfoque general para trabajar con un alto desempeño.

5. Capacítate: aborda las distintas maneras de incorporar el bienestar físico en tu vida ocupada.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×