Santa labor

Por medio de Guerreros de Corazón, el club de futbol Santos Laguna apoya a la comunidad de Torreón, una zona devastada por la violencia.
Marco Núñez

Muchos filósofos del deporte dicen que el futbol es lo más importante de lo menos importante. Alejandro Irarragorri, presidente del Club Santos Laguna, opina lo contrario. Para él, el futbol es un pilar fundamental para construir una mejor sociedad, porque "gracias al deporte, a través de grandes sueños, se pueden construir extraordinarias realidades".

En 2007, cuando la ciudad de Torreón, ubicada en el corazón de la comarca lagunera, celebró 100 años, surgió la iniciativa del equipo para apoyar causas sociales. El Santos, explica Irarragorri, vio en esta celebración una buena oportunidad para hacer algo por la comunidad. Cuando expuso esta idea "se nos tildó de locos", dice. La gente dudaba de que tuviera éxito, eso sólo lo motivó más.

Desde que tomó las riendas del equipo en 2006, creó el programa social Guerreros de Corazón, dedicado a la responsabilidad social. A través de esta iniciativa, el equipo Santos Laguna apoya diferentes causas sociales y el desarrollo de niños y ancianos discapacitados, sin ninguna remuneración. Como parte de sus actividades, los futbolistas visitan casas hogar o asilos para difundir  el mensaje de que la gente puede aprovechar el deporte como un transformador de la sociedad a través de valores como la disciplina, el trabajo en equipo, saber levantarse de las derrotas y otros.

Santos Laguna vivió de cerca el aprendizaje de no darse por vencido. Participó en tres finales que no ganó. Aun así, el equipo mantuvo su optimismo, se sacudió las derrotas y obtuvo el campeonato del torneo Clausura 2012.

Guerreros de Corazón tiene programas específicos  de apoyo social como ‘Padrinos' y ‘Embajadores'. En el primero, un comité dentro del equipo selecciona a un menor con capacidades diferentes, antes de cada torneo, para ser vocero del equipo y convertirse en el apadrinado durante esa temporada.

Todos los niveles del equipo lo apoyan en su desarrollo e integración a la sociedad con los recursos que le hagan falta. Además, sensibilizan a la comunidad con campañas e iniciativas para que sea más consciente sobre los retos que enfrentan estas personas y cómo cada uno las puede apoyar. Asimismo, los miembros del equipo realizan dinámicas especiales para recaudar fondos que después entregan al apadrinado. Por ejemplo, incluyen sanciones monetarias cuando algún jugador llega tarde a un entrenamiento y también cuando tienen una falta oficial durante un partido.

En el programa ‘Embajadores', lo miembros de Santos Laguna eligen a diferentes personas relevantes de los ámbitos social, deportivo y cultural de México y del extranjero para fungir como representantes influyentes de sus causas. Esta estrategia les funciona para atraer a otras personas a apoyar a la gente y las comunidades más necesitadas, creando una red de apoyo a grupos vulnerables en lo económico y en lo social en la comarca lagunera.

Además el equipo realiza visitas a diferentes centros de salud, hospitales, hospicios o asilos, no sólo en Torreón, sino en cada ciudad que pisan durante cada torneo.

En el torneo de Clausura 2012, Juanita, una niña invidente de seis años, fue la imagen de la campaña ‘Tu fe es ciega', apoyada por la Organización Internacional de Mujeres por un México Mejor. Ésta forma parte de la cartera de instituciones que colabora con el equipo. Hoy,  Juanita obtiene apoyo para su desarrollo personal en la escuela y recibe, de manera permanente, una despensa de alimentos.

Otro caso es Angie quien en 2008 fue asaltada, violada y acuchillada en su casa. Quedó cuadrapléjica. Sin recursos para solventar sus operaciones, estuvo dos años y medio internada en un hospital. Durante este tiempo, los jugadores, con su dinero, ayudaron a su recuperación. Ahora que Angie se graduó de secundaria lo festejó con el equipo.

"Estamos conscientes de lo que representamos en Torreón. Nos nutre podernos acercar a la gente y ser un ejemplo a seguir", dice Juan Pablo Rodríguez, jugador del Santos.

Este tipo de recompensas son la mejor motivación para el equipo, asegura Irarragorri. "Esto muestra que el Santos puede inspirar a cualquiera".

Recaudación de fondos

Guerreros de Corazón no genera sus recursos internamente, lo hace por medio de actividades en las que participa el equipo con sus patrocinadores o eventos de recaudación de fondos.

Por ejemplo, el equipo es propiedad de Grupo Modelo, por eso tiene el apoyo de la Fundación Modelo para ciertas actividades.

En 2009, el equipo donó la parroquia de Todos los Santos a la Diócesis de Torreón, como parte de la construcción de su estadio Territorio Santos Modelo. No es una capilla donde los jugadores rezan, explica Irarragorri, es una parroquia con capacidad para 450 personas que brinda atención a gente con distintos problemas, como alcoholismo o drogadicción, además de servir como iglesia.

"El deporte, sin duda, tiene enormes posibilidades, no sólo de alejar a gente de los vicios, sino, más importante, reconstruir los tejidos sociales -dice Jorge Villalobos, presidente ejecutivo del Centro Mexicano para la Filantropía-. Es la forma en que se debe entender la responsabilidad social, con la exposición que tienen los equipos de futbol, su impacto puede ser fenomenal".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cada vez más instituciones deportivas adoptan este tipo de iniciativas sociales, precisa Villalobos.

Aunque no existe una métrica para los resultados, hay valores intangibles que se pueden ver de otra manera, dice Irarragorri. "Estamos convencidos de que, en la medida en que se tengan mejores seres humanos, tendremos a un equipo más ganador", concluye.

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×