El fichaje del año

La entrada de Carlos Slim desata una puja que encarecerá los derechos para transmitir futbol. Pumas y Cruz Azul ya analizan subirle el precio a Televisa y TV Azteca.
Jesús Martínez  (Foto: Agustín Garza)
Marco Núñez y Ariadna García Vega

El León pasó en poco más de cien días de ser un equipo de segunda categoría a uno de los clubes más redituables del futbol mexicano y la joya del naciente imperio futbolístico de Carlos Slim.

El 3 de septiembre, América Móvil sorprendió al mundo del futbol al anunciar que compraba 30% del León y el Pachuca.

Los equipos son parte del Grupo Pachuca, que controlan Jesús Martínez y su familia.

Apenas dos días más tarde, Martínez y Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas de Telmex y yerno de Slim, anunciaron que habían vendido los derechos de transmisión de los partidos de local del León a tres diferentes empresas: el canal de cable Fox Sports, la cadena estadounidense Telemundo y el sitio Medio Tiempo (de Grupo Expansión, que publica esta revista). El León había cobrado 500,000 dólares por derechos televisivos durante su última temporada en la liga de ascenso. Ahora, recibirá poco más de 11 millones de dólares (mdd) al año, en gran parte gracias a la intervención de Slim y de Elías Ayub.

"Carlos Slim tuvo injerencia en el tema de Telemundo y Fox", dice Martínez. "Ellos negociaron directamente con Telemundo".

Además de la habilidad para los negocios, Slim y Martínez tienen otras similitudes. Impulsan el deporte entre los jóvenes y comparten sus pasiones con el público, como lo hizo Martínez al crear el Salón de la Fama del Futbol y Slim, con el museo Soumaya.

Martínez dice que sintió "una química muy especial" con Slim desde la primera reunión que tuvieron y que decidió hacerle caso al consejo de su padre: "El día que te asocies, hazlo con gente que sea de tus mismos valores y principios".

De la mano de Martínez, Slim entró a una nueva cancha contra sus clásicos rivales: Emilio Azcárraga Jean, de Televisa, y Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, con quienes ya compite en telefonía fija y celular, banda ancha y video por internet.

Las dos televisoras aún transmiten los partidos de 17 de los 18 equipos de la Liga MX. Televisa es dueña del América y TV Azteca, de Monarcas Morelia y Jaguares de Chiapas, por lo que tienen gran peso en la Federación Mexicana de Futbol. Este poderío les ha dado hasta ahora el control del negocio del futbol televisado, un control que hoy se ve amenazado.

Tras la negociación exitosa del León, los demás clubes de la Liga MX vieron que el viejo deseo de cobrar más por sus derechos de televisión podía hacerse realidad. Equipos ‘grandes', como Pumas y Cruz Azul, ya están estudiando sus opciones para mejorar sus ingresos. Si el León obtuvo más del doble de lo que le ofrecía TV Azteca sólo por las transmisiones para México, los 100 mdd al año que valen los contratos de TV de los 18 equipos de primera podrían duplicarse.

La entrada de Slim también desata una carrera entre los gigantes de las telecomunicaciones por hacerse del mejor contenido futbolístico, parte de una competencia más amplia por la distribución de contenido audiovisual a todo tipo de aparatos.

Desde su oficina en avenida Chapultepec del Distrito Federal, Azcárraga, presidente y director general de Televisa, admite que la llegada de Slim está cambiando las reglas del negocio del futbol, principalmente con respecto a los derechos de transmisión. "En efecto, se encarecerán", dijo Azcárraga en una entrevista con Expansión a fines de octubre.

Efecto dominó

De la mano de Slim, el León logró un acuerdo sin precedentes: vender sus derechos televisivos a más de una empresa y sin depender de la televisión abierta.

A la cadena Fox Sports le vendió en 5 mdd los derechos exclusivos de transmisión en televisión restringida en México. A Telemundo -rival de Univision, en la que Televisa tiene 7% de participación y deuda que puede convertir en capital hasta por 40%- le dio en 6.3 mdd los derechos para la transmisión en Estados Unidos, donde viven alrededor de 1.4 millones de guanajuatenses. Finalmente, le vendió a Medio Tiempo los derechos en internet por un monto que el sitio no quiso revelar.

Además, los partidos del León se transmiten a través del canal por internet de Slim, UnoTV, y por Viva Sports, un canal producido por MVS y transmitido por el sistema satelital Dish, controlado por la familia Vargas. Desde finales de 2008, Telmex, subsidiaria de América Móvil, ofrece a Dish servicios de facturación y cobranza a través de sus recibos telefónicos, lo que provocó una queja de Televisa y TV Azteca por prácticas anticompetitivas ante la Comisión Federal de Competencia. Las televisoras creen que Slim viola el título de concesión de Telmex, que le prohíbe brindar señales de televisión.

Martínez y Slim multiplicaron 2.3 veces los ingresos totales del León y obtuvieron casi tres veces más de lo que TV Azteca le paga hoy al Pachuca, que logró nueve títulos nacionales y cuatro internacionales en ocho años. "Esto ha puesto a reflexionar a todos los equipos de la liga", dice Luis Ramón Carazo, profesor de la maestría de negocios del Instituto Tecnológico Autónomo de México y asesor externo de equipos deportivos, incluido Grupo Pachuca. "Todos creen que pueden obtener más por sus derechos televisivos".

Martínez no descarta que el Pachuca prescinda de la televisión abierta, como lo hizo el León, a pesar de que TV Azteca transmite sus partidos hace 15 años.

El contrato del Pachuca con la televisora vence en mayo de 2014 y vale entre 3.5 y 4 mdd al año, según estimaciones de directivos de otros equipos, consultores y comentaristas. Pero si consigue replicar lo que hizo el León, que logró 4.5 veces lo que le ofrecía TV Azteca, el Pachuca podría obtener hasta 18 mdd.

El efecto Slim no termina ahí. Algunos de los equipos más populares de México evalúan salirse del viejo sistema. El 24 de septiembre, 20 días después de que América Móvil anunció su incursión en el futbol, la directiva de los Pumas de la Universidad Autónoma de México -el equipo favorito de Slim- elaboró un documento confidencial. En él explora los posibles escenarios que podría enfrentar el equipo en caso de salir de la televisión abierta, relata un directivo del equipo que pidió no ser identificado por tratarse de un tema confidencial.

"Lo del León levantó la duda y, siendo Telcel un patrocinador del equipo, éste es un primer paso para estudiar la situación", dice el directivo.

El club universitario firmó en 2011 con Televisa una extensión de contrato por seis años por 16 mdd. Pero no existe ninguna cláusula que castigue al equipo por cancelar el convenio antes de 2017, según una parte del documento a la que tuvo acceso Expansión. Sin embargo, oficialmente el club niega que esté considerando romper su contrato con Televisa.

"No vamos cambiando a cada rato de televisora, porque eso sería distinto a nuestra política de ecuanimidad", dice el gerente comercial de los Pumas, Jorge Berthely.

Los Slim tienen una larga relación con los Pumas. El hijo mayor de Slim, Carlos Slim Domit, es uno de los seis miembros del patronato del equipo, cuya misión es obtener mayores recursos para el club. Elías Ayub presidió el patronato de 2001 a 2005, cuando el equipo contrató a Hugo Sánchez como entrenador y consiguió un bicampeonato. Slim Helú también fue miembro del patronato durante esos cinco años.

El Cruz Azul, otro de los equipos más populares de México, también ve el caso del León como un ejemplo de lo que podría obtener por sus derechos televisivos. El contrato del equipo capitalino con TV Azteca vence este año y la directiva del club usará los 11 mdd que obtuvo el León por sus derechos de transmisión como argumento para exigir más dinero. Si el León pudo multiplicar sus ingresos televisivos, lo justo sería que Cruz Azul también, plantea un directivo del equipo que pidió el anonimato.

Pero en el pasado tanto Televisa como TV Azteca han sido renuentes a pagar más por los derechos de transmisión de los equipos mexicanos. En 2008, los partidos de los Rayados de Monterrey salieron temporalmente de la televisión abierta luego de que la directiva del club se negó a extender su contrato con Televisa. Consideraba que lo que ofrecía la televisora era muy poco. El equipo regio se acercó a Fox Sports en un intento por negociar un acuerdo que rompiera el duopolio histórico de las televisoras sobre el futbol mexicano, según Fausto Ceballos, director de Marketing del canal. Pero al final la directiva del club volvió a firmar con Televisa por un monto no revelado.

Azcárraga dice que son los equipos los que se benefician de la transmisión de sus partidos en televisión abierta y no al revés.

"La televisión abierta le da una exposición al equipo de futbol", dijo Azcárraga en octubre. "La camiseta que le vendo a Corona o Bimbo o Coca-Cola (...) tiene una exposición muy grande".

Las televisoras también han usado su poder contra aquellos equipos que buscan romper con su dominio de las transmisiones.

Justo después del anuncio de la inversión de América Móvil en los equipos de Grupo Pachuca, TV Azteca transmitió cuatro partidos de local del Pachuca con tomas cerradas, sin mostrar los anuncios estáticos en el estadio Hidalgo, que el equipo vende directamente a anunciantes. "Ha habido situaciones que no me ha gustado como nos han tratado", dice Martínez, de Grupo Pachuca, sin querer entrar en más detalles.

Hasta el cierre de esta edición, más allá de la admisión de Azcárraga, ni Televisa ni TV Azteca aclararon a Expansión si estarían dispuestas a pagar más por los derechos televisivos de los equipos de la Liga MX.

Guerra de gigantes

La entrada de Slim al futbol es parte de la lucha por el dominio del mercado de las telecomunicaciones en México, que vale alrededor de 33,000 mdd.

La compra de equipos le asegura a Slim contenido deportivo para sus múltiples plataformas. Tiene 15.8 millones de clientes de televisión de paga en 14 países de América Latina, dos canales de video por internet: UnoTV (en español) y OraTV (en inglés), y el sistema de video bajo demanda por internet Clarovideo.

"América Móvil está obteniendo acceso a contenido, y no hay mejor contenido que el futbol en México y en América Latina en general", dice Ari Lopes, principal analista en São Paulo, Brasil, de la consultora Informa Telecoms & Media. "Los operadores de telecomunicaciones en todo el mundo están buscando contenido premium, gastando mucho dinero para adquirirlo. El futbol es uno de los contenidos tesoro".

De hecho, 54 días después de que Slim invirtió en Pachuca y León, Televisa anunció que compró -a través de Sky México y en sociedad con DirectTV- los derechos exclusivos de transmisión de la Liga Premier de Inglaterra para América Latina por las siguientes tres temporadas. El sistema de TV satelital de Televisa transmitirá la liga inglesa desde México hasta Panamá, incluida República Dominicana.

Aunque ninguna de las empresas reveló el monto de la operación, Televisa pudo pagar al menos 33 mdd por la transmisión exclusiva en México, dice Nick Beazley, de la consultora británica en deportes, medios y entretenimiento Oliver & Ohlbaum Associates. A partir de mayo, quienes quieran ver jugar a Javier ‘Chicharito' Hernández y al Manchester United tendrán que contratar Sky México.

"La Liga Premier ha sido, y continuará siendo, un activo clave para los dueños de plataformas de televisión restringida para atraer a nuevos suscriptores, robarles clientes a otros servicios y evitar que sus suscriptores se vayan", dice Beazley. "La compra por parte de Televisa sin duda será un elemento para bloquear el posible crecimiento de Telmex".

Pero Televisa no es la única que busca contenido futbolístico más allá de México. A mediados de noviembre, Slim -a través de su empresa Inmobiliaria Carso- compró por alrededor de 2.6 mdd 33% de participación en el club español de tercera categoría Real Oviedo y se convirtió en su principal accionista. El equipo español necesitaba unos 2.5 mdd antes del 18 de noviembre para no ser relegado a una división inferior por las deudas que acumulaba.

Actualmente, los partidos del Real Oviedo se transmiten sólo en Asturias, en el norte de España. Sin embargo, a fines de 2012 Elías Ayub viajó a Oviedo a iniciar las gestiones para que sus partidos se vean en toda América Latina, señala Toni Fidalgo, presidente del equipo.

Casi un mes después, Grupo Pachuca y América Móvil compraron el equipo Estudiantes Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, que juega en la liga Ascenso MX. Aunque las empresas no revelaron el monto que pagaron, la operación se calcula en no más de 5 mdd, poco menos de lo que pagó Martínez por el León en 2010.

En poco más de cuatro meses, América Móvil adquirió parte de cuatro equipos y amplió su repertorio de contenido deportivo, que incluye la Fórmula 1 y -en su momento- los Juegos Panamericanos en Guadalajara y los Juegos Olímpicos en Londres.

América Móvil tiene casi 256 millones de suscriptores de celular, 17 millones de accesos de banda ancha y 15.8 millones de clientes de televisión de paga en 18 países en el continente americano, incluido México. "Tiene todo el sentido que (...) América Móvil está en búsqueda de contenido para sacarle provecho a su infraestructura y consumo de productos que se realice a través de ella", dice Jorge Elizondo, consultor de la firma estadounidense de análisis de mercado Frost & Sullivan.

Al ser accionista o propietario de los equipos, Slim se asegura de que sus derechos de transmisión se vendan al mejor postor, sin que esto signifique sacrificar contenido para sus propias plataformas. Incluso podría incrementar los ingresos de su imperio de 70,000 mdd con la venta de boletos y de publicidad en los estadios y en sus plataformas durante las transmisiones de los partidos, dice Valeria Romo, analista de Grupo Financiero Monex. Actualmente, 40% de los ingresos del León provienen de estas fuentes.

También podría crear sinergias importantes con los equipos que posee. Por ejemplo, puede vender playeras del Pachuca o del León en sucursales Sanborns, vender boletos para los estadios con cargo al recibo Telmex o lanzar tarjetas de crédito Pachuca-Inbursa y León-Inbursa, dice Francisco San José, experto en mercadotecnia y columnista de la revista Merca 2.0.

Pero la búsqueda de más y mejor contenido futbolístico es parte de una batalla mayor entre los tres gigantes de las telecomunicaciones. El objetivo final es el dominio de la distribución de contenido audiovisual.

En abril de 2011, Televisa pagó 1,600 mdd por 50% de participación en la operadora celular Iusacell, de TV Azteca. Su plan es usarla como plataforma para ampliar su distribución de las 70,000 horas de contenido audiovisual que produce al año,  incluidas telenovelas, programas de concursos y noticieros. Hasta ahora, Slim domina ese sector: América Móvil posee 70% del mercado de telefonía móvil en el país. El tráfico de video en dispositivos móviles en México crecerá 273% de 2013 a 2016, según estima la empresa de telecomunicaciones Cisco.

"No lo vemos como un sistema de telefonía, sino como un sistema de distribución de contenidos", dice Azcárraga. "La ventaja es que es muy buen negocio la venta de contenido (...) y por otro lado, garantizas la distribución de tu contenido".

La alianza de Slim y MVS en Dish en 2011 puso a la defensiva a Televisa en el campo de la televisión de paga. La facturación a través de Telmex ayudó al servicio satelital a llegar a 2.3 millones de usuarios, contra los 4.9 de Sky. La empresa de Televisa se vio obligada a lanzar VeTV, un servicio de menor precio, para competir con los paquetes de su rival. Ahora, Dish comienza a transmitir sus propios partidos de futbol, un territorio que hasta ahora era de Sky.

Slim también prepara sus piezas para poder hacerle frente a Televisa y TV Azteca en caso que la autoridad regulatoria le permita a Telmex entrar a la TV. Por eso creó UnoTV y OraTV y compró la distribuidora de señales de video DLA, responsable de canales de paga como Rush HD, de deportes extremos, y Concert Channel, de transmisión de conciertos. También lanzó Clarovideo en México, Argentina y Colombia.

"América Móvil se está preparando para un escenario donde, eventualmente, van a recibir aprobación para entrar al mercado de televisión en México", dice Lopes, de Informa Telecoms & Media. "Van a llegar con contenido competitivo".

TV Azteca, con su empresa Totalmovie, compite con Clarovideo en la distribución de video por internet bajo demanda.

Más jugadores

La lucha por contenido futbolístico le abre la puerta a otras empresas para que consoliden su presencia en el negocio del futbol.

La temporada pasada fue la primera vez que canales o cadenas ajenas a Televisa o TV Azteca -Fox Sports y Telemundo- transmitieron en exclusiva una semifinal de primera división. El encuentro de ida de la semifinal del torneo Apertura 2012 entre León y Xolos de Tijuana, el 22 de noviembre en el estadio Nou Camp del primero, se vio en Fox Sports, Telemundo, Medio Tiempo, UnoTV y VivaSports.

"Estamos muy contentos por todos lados", dice Ceballos, de Fox Sports. "La respuesta de la gente (...) ha sido increíble".

En Estados Unidos, el partido entre el León y Xolos también fue todo un acontecimiento. El encuentro tuvo una audiencia de más de 1.6 millones de personas en Telemundo y superó en su horario el rating de cadenas en inglés en ciudades como Los Ángeles y Houston, dice Jorge Hidalgo, vicepresidente ejecutivo de Deportes Telemundo.

En internet, el partido entre el León y Guadalajara, el 14 de septiembre -el primero en transmitirse en internet- tuvo una audiencia de 50,000 espectadores en UnoTV y 70,000 en Medio Tiempo, según Martínez, de Grupo Pachuca.

El negocio de la transmisión de eventos en vivo por internet en México apenas comienza.

"Esto es una propuesta de largo plazo para la audiencia mayor de futbol en internet, la de MT, que hoy utiliza MT como segunda pantalla", explica Esaú González, publisher de Medio Tiempo. "Estamos muy satisfechos con los resultados en engagement y tiempo de estancia en los partidos, para una práctica que es nueva para la mayoría".

"Está empezando a caminar el medio digital", dice Juan Pablo Manazza, director y fundador de la Agencia Viva, que maneja las campañas digitales de Coca-Cola y Banamex. "Ya no está en pañales. No está tan mal". 

Aun así, portales como Terra, de la española Telefónica, tienen muchas esperanzas en el potencial del negocio. El verano pasado, Terra transmitió todas las disciplinas -casi 5,000 horas de programación- de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y recibió 16 millones de visitantes únicos, de los cuales poco más de tres millones fueron usuarios móviles.

Terra ya transmite por internet, celulares y tabletas los partidos de local de Toros Neza e Irapuato en la liga de ascenso. Negocia con Santos Laguna, Cruz Azul, Pumas y Rayados de Monterrey para transmitir los partidos de sus escuadras sub-20.

Pero la filial de Telefónica -cuyo portal mexicano registra casi 14 millones de visitantes al día- busca transmitir en exclusiva partidos de algún equipo de primera división.

"Un equipo de futbol es un negocio que hace mucho sentido porque al usuario le pones contenido disponible en Terra y en todas las pantallas a las que puede tener acceso", dice Luciano Islas, gerente de Trade Marketing de Terra.

En 2008, cuando los Rayados del Monterrey salieron temporalmente de la televisión abierta, Terra transmitió sus partidos de local. "Nos fue superbien de audiencia", comenta Islas.

El portal también estuvo negociando con Martínez y Elías Ayub para hacerse de los derechos de transmisión por internet del León, aunque al final el contrato fue para Medio Tiempo.

Pero la realidad es que todavía es difícil para empresas como Terra hacerse de los derechos exclusivos de equipos de primera división, ya que, por lo general, los contratos que los clubes firman con las televisoras incluyen tanto televisión como internet, dice Juan Pablo Conti, analista senior de la consultora global de telecomunicaciones y medios Dataxis, quien escribió un estudio sobre los derechos deportivos de televisión en América Latina.

Con la compra de los derechos exclusivos de la liga inglesa por parte de Televisa, canales como Fox Sports y ESPN -que actualmente transmiten en conjunto alrededor de 10 partidos de la Premier League a la semana- tendrán que buscar nuevos contenidos futbolísticos.

"Si se llega a dar otro caso tipo León y podemos tener más futbol mexicano, estamos abiertos a cualquier cosa", dice Ceballos, de Fox Sports. (Hasta el cierre de esta edición, ESPN no respondió a un pedido de entrevista de Expansión.)

El futbol como negocio

En el mundo del futbol, hay quienes dudan de que Slim pueda trasladar su éxito empresarial a este nuevo mercado.

"No tiene ni puñetera idea del futbol", dijo Johan Cruyff, el legendario capitán de Holanda en el Mundial 1974, en octubre, cuando todavía era asesor del Guadalajara. "Piensa que el futbol (...) es lo mismo que manejar una empresa. Y no lo es".

Otros piensan que la llegada de un jugador del peso de Slim es lo que el deporte necesita para crecer. "El futbol puede ser 10 veces mejor negocio", dice Carlos Albert, ex futbolista y comentarista deportivo.

Sin embargo, lo que Slim y Martínez lograron con el León es sólo el primer ejemplo de lo que el poder económico y la habilidad para negociar del magnate podrían hacer con los otros tres equipos de los que ya es dueño parcial y con la comercialización del deporte en general.

A fines de noviembre, en la presentación de la Copa Telmex de futbol infantil, Elías Ayub evaluó los primeros meses de la sociedad de América Móvil con Grupo Pachuca.

"Como socios es todavía muy temprano para hacer un balance", dijo. "La parte de derechos de televisión ha sido excelente (...) La gente se está dando cuenta de una nueva forma para ver el juego".

La participación de Slim incluso podría aumentar, según dice el propio Martínez.

"No necesariamente tendríamos que seguir con el 70 y el 30%", asegura. "Igual vamos al 50 y 50%".

Con información de Carmen Murillo, Alexandra Jardine Wall, Leonardo Peralta y Luis Meyer en Madrid.

UN DUOPOLIO HISTÓRICO
Desde hace décadas, los partidos de futbol profesional en México sólo eran transmitidos por Televisa y TV azteca. Ahora son seis empresas las que transmiten los encuentros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

LAS OTRAS PANTALLAS
En el mundo, la televisión sigue siendo el medio más popular, pero internet ya le pisa los talones.

APUESTA EN EL AIRE
Pese a que América Móvil ya transmite los partidos del León por internet y espera pronto hacerlo con el Real Oviedo de España, la justicia mexicana todavía no ha decidido si esto viola la ley.
En octubre de 2011, UnoTV, el canal por internet de Telmex, subsidiaria de América Móvil, transmitió la inauguración de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, así como gran parte de sus competencias.
En respuesta, Grupo Salinas, de Ricardo Salinas Pliego, interpuso tres recursos legales —uno ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones, otro ante un juzgado civil en el Distrito Federal y el último ante la extinta Secretaría de la Función Pública— para que suspendieran las transmisiones por internet y sancionaran a Telmex por violar su título de concesión, que le impide ofrecer señales de televisión.
Grupo Salinas argumenta que la transmisión en vivo de un evento como los Juegos Panamericanos equivale a tener una señal de televisión, independientemente de por qué medio se transmita.
Aunque un juez civil ordenó detener las transmisiones de los Juegos Panamericanos en UnoTV, éstas continuaron. Incluso después de los Panamericanos, el canal web transmitió los Juegos Olímpicos 2012 y ahora lo hace con los partidos de local del León.
Las autoridades todavía no han emitido su decisión final.
Leonardo Peralta
Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×