Perspectiva optimista

Los accionistas castigaron a Homex por el retraso al entregar dos penales. Pero la empresa defiende su negocio.
Cinthya Bibian

Tras la caída de las acciones de Homex de 13.5% por su retraso al entregar los dos centros penitenciarios que construye en Morelos y Chiapas, la viviendera sigue convencida de que entrar en este nuevo sector sí es negocio.

"Al mercado le molestaron los retrasos en la entrega de la cárcel, no por el costo que implicará sino porque se toman como fallas de las empresas", señala Carlos Hermosillo, analista de Banorte.

Homex dice que no falló. El retraso en la entrega de los centros penitenciarios, explica Vania Fueyo, directora de Relación con Inversionistas de la empresa, se debió a solicitudes de cambios que pidieron los clientes: el gobierno federal y los estatales.

"Inicialmente, la expectativa era que los proyectos se terminaran en 2012 y con esto la operación empezaría en el primer trimestre (de 2013)", dice Fueyo.

Los analistas aceptan la explicación de Homex, aun cuando los gobiernos no publicaron ningún comunicado al respecto. Expansión pidió una entrevista a la Secretaría de Seguridad Pública, pero, al cierre de esta edición, no obtuvo respuesta.

El retraso no afecta la rentabilidad de Homex, dice Hermosillo. "El mercado ha sobrerreaccionado, pues en realidad esto es una trampa contable... Todos los ingresos que reciban ahora, los van a tener que usar para pagar la deuda del proyecto", explica.

Negocio redituable

La construcción de centros penitenciarios genera altos niveles de ingresos durante el periodo de construcción. De haber cumplido con el plazo, Homex presentaría un aumento de hasta 57% sobre los 31,558 millones de pesos que generó en 2012, estima Marco Medina, analista de Ve por Más.

Estimaciones de Homex y de analistas indican que de tener márgenes de entre 23 y 24% en 2011 habría pasado a un rango de entre 25 y 26% en 2012.

Hermosillo dice que los ingresos realmente importantes en términos de flujo de efectivo se darán con los pagos que reciba Homex una vez concluida la obra. La empresa recibirá 2,150 millones de pesos (mdp) anuales por servicios de mantenimiento de las cárceles durante 20 años, además de los ingresos por más de 10,000 mdp por la construcción en 2013.

"Cuando Homex va a empezar a ganar dinero realmente es cuando empiece la operación", coincide Medina.

Los proyectos penitenciarios suman diversidad a la viviendera, pero "como todavía se trata de un negocio nuevo para ella, incluyen los riesgos inherentes de construcción y administración", dice Philip Kibel, analista de Moody's.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Homex y su socio en Chiapas, Arendal, experto en construcción de ductos y obra civil pesada, están en un segmento nuevo y aprenden conforme avanzan con el proyecto.

"La experiencia de Homex en este tipo de proyectos no es muy amplia. Sin embargo, ha adquirido conocimiento que podría aprovechar en el futuro", dice Hermosillo.

Ahora ve
Preocupación por derechos humanos lleva a rechazo de Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×