Estudia en tu empresa

Algunas organizaciones apuestan por crear sus propias escuelas para capacitar a sus empleados.
Ximena Soto Meléndez

Desde marzo de 2011, 600 mujeres que pertenecen a la fuerza de ventas de Avon estudian en su universidad. La empresa multinivel de cosméticos creó ese mes la UMA, universidad corporativa en línea para las que llama sus "empresarias".

El programa consiste en cinco módulos en línea, por seis meses, sobre temas como liderazgo, ventas y espíritu emprendedor. Los módulos culminan con reuniones en centros de convenciones y hoteles, para aclarar dudas.

"Buscamos que este programa sea aspiracional para las empresarias, con asesoría y soporte, y alineado a los valores de Avon", señala César Barragán, director de Desarrollo de Canales Comerciales de la compañía.

Otras empresas, como TenarisTamsa, Liverpool, BBVA, han creado sus universidades corporativas ante la necesidad de entrenar a sus empleados en procesos y sistemas específicos.

"Son una entidad educacional que sirve como herramienta estratégica para ayudar a la empresa en el logro de su misión", resume Marco Serrato, director general del campus de Educación Ejecutiva del Tecnológico de Monterrey.

Para implementar esta herramienta, las compañías tienen opciones. Algunas eligen hacer alianzas con instituciones académicas, que crean programas  acordes a las necesidades de las empresas, como Petróleos Mexicanos al aliarse con el Tec de Monterrey a finales de 2012 para crear la  Universidad de Pemex.

Las empresas también pueden optar por crear un programa interno, como lo hizo Avon al establecer la UMA con el objetivo de darles a sus empresarias  herramientas de ventas y liderazgo.

Según Serrato, con esta herramienta las empresas logran beneficios que se reflejan en sus indicadores: mayor productividad, mayores ventas, mejor clima organizacional, mayor proactividad de los empleados, entre otros.

Después de participar en la UMA, las "empresarias" demuestran un mejor desarrollo y crecimiento de su negocio, según Barragán.

Pero la creación de universidades corporativas no es un recurso apto para todas las empresas, ni para todos los empleados. Puede ser mejor aprovechada por aquellas que tienen más de 4,000 empleados, y por empleados que tengan al menos preparación técnica, dice Ayari Jiménez Nandaeta, consultora senior de la firma de recursos humanos Mercer.

"Se ven en empresas grandes, con procesos productivos, contenido y manejo de sistemas especializados", y en empleados a partir de niveles gerenciales, dice.

OTRAS UNIVERSIDADES CORPORATIVAS

  • Universidad CFE
  • Universidad Nafinsa
  • Universidad Virtual Liverpool
  • Campus BBVA
  • Universidad Corporativa de Tenaris
Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×