Valor sobre ruedas

Los autos clásicos son una inversión a prueba de la crisis económica. En el último año, algunos modelos incrementaron su costo hasta 16%.
Lucy Warwick-Ching / Financial Times

Los automóviles clásicos pueden ser una sólida inversión. "Están demostrando ser una de las más lucrativas y fuertes, siempre y cuando se elija la marca y el modelo correcto", dice Gary Axon, vocero de Goodwood Motorsport.

"En los últimos tres o cuatro años -agrega-, su valor en las subastas, concesionarias o ventas privadas ha ido en sentido contrario a la recesión".

Invertir en autos clásicos es tan prudente como hacerlo en otras dos categorías que también han superado la recesión, dice Axon: el arte y los vinos de reserva.

Hoy, los inversionistas pueden darle seguimiento a su dinero. En 2007, el banquero Dietrich Hatlapa creó el primer índice independiente autorizado, junto con el Historic Automobile Group International, una asociación de investigación creada para respaldar el proyecto.

El índice cubre 50 autos que valen al menos 160,000 dólares -de los cuales sólo se fabricaron 1,000 ejemplares- y tiene una lista de coleccionistas que aporta información. En 2012, el valor de los autos registrados creció hasta 16%.

En este negocio hay riesgos. Los autos clásicos necesitan mantenimiento y las refacciones son caras. Y a pesar de las grandes sumas pagadas por los mejores automóviles, el mercado no ha vuelto al nivel de locura de fines de los 80, cuando ciertos modelos cambiaban de dueño cinco o seis veces en un año.

Los expertos dicen que las marcas con historia prestigiosa -como Aston Martin, Bentley o Bugatti- o con historia en el mundo del automovilismo de competición -como Ferrari o Jaguar- son inversiones confiables. Lo mismo sucede con autos menos clásicos fabricados entre los 50 y los 80, máquinas más económicas, como el Jaguar E-type, Maserati o los primeros Lancia.

James Knight, director del grupo de automotores de la casa de subastas Bonhams, explica que los coches pueden incrementar su valor por dos razones: por un fabricante que produce autos modernos que reavivan el interés por modelos anteriores o por el aniversario de un modelo en particular.

"Todos pueden comprar un yate o una propiedad, pero no se puede replicar un auto histórico", señala Mohammad Syed, titular de Soluciones Estratégicas del banco privado Coutts. "Esto es algo que ninguna cantidad de riqueza puede lograr".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los autos dan acceso a  eventos exclusivos y a ciertos círculos sociales. Por ejemplo, lvmh organiza uno exclusivo para coleccionistas de automóviles. Otro ejemplo de reuniones sólo por invitación es el Concurso de Elegancia en el castillo de Windsor, donde se presentan 60 de los modelos más extravagantes del mundo.

Ahora ve
Los bomberos de California logran frenar la propagación del fuego
No te pierdas
×