Acuerdo en riesgo

-
Elia Baltazar

PACTO POR MÉXICO

Entre julio de 2014 y julio de 2015 se elegirán en 27 estados alcaldes y diputados locales y se renovará toda la Cámara de Diputados. Estas contiendas electorales pueden poner en riesgo el Pacto por México.

Las campañas electorales pueden romper el ambiente de cooperación entre políticos, poniendo en riesgo el celebrado acuerdo político entre el gobierno de Peña Nieto y los principales partidos de oposición. "Por un lado, tenemos coincidencias, pero por el otro, competimos electoralmente y tenemos diferencias y contrapesos", dice Gustavo Madero, presidente del pan y miembro del consejo rector del Pacto por México.

Desde que se presentó en diciembre, el Pacto -una serie de 95 propuestas sobre gobernabilidad, transparencia, seguridad, competitividad y derechos- generó altas expectativas. La agencia Standard & Poor's (S&P) mejoró su perspectiva de la calificación crediticia de México ante la posibilidad que el Pacto logre que finalmente los legisladores aprueben las reformas que el país necesita.

Pero las elecciones obligarán a los partidos de oposición y sus candidatos a diferenciarse del PRI y del gobierno de Peña Nieto. Esto podría orillar al pan y al PRD a frenar o boicotear el Pacto por México, dice Sergio Aguayo, investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México.

En julio se elegirá al nuevo mandatario de Baja California Sur, entidad gobernada por el pan desde hace 24 años y que disputa fuertemente con el PRI. La elección puede provocar una ruptura entre el partido en el poder y la principal fuerza de oposición, poniendo en jaque el Pacto.

La polarización puede intensificarse en 2015, cuando se elija a los 500 diputados federales y a los gobernadores de Colima, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora. "De por sí, es todo un reto sentar a la mesa a los partidos", dice José Antonio Ardavin, director del centro en México de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). "Sobre todo en época de elecciones".

Además, varios de los compromisos del Pacto posiblemente enfrentarán a los partidos. Las reformas fiscal y energética

-que están programadas para la segunda mitad de este año- pueden generar fuertes fricciones entre pan, PRI y PRD. Incluso pueden acentuar los desacuerdos entre fracciones dentro de los mismos partidos.

"Hasta ahora hemos avanzado por la conciencia común de la necesidad de acuerdos básicos", dice Madero. "Pero viene el reto verdadero con la discusión y análisis de cada una de las próximas iniciativas".

Si el Pacto se rompe antes de que se cumplan los 95 compromisos, los inversionistas extranjeros quedarán decepcionados.

"Los mercados tienen una expectativa muy alta de lo que pueda lograr el presidente Peña Nieto", dice William Landers, gestor del fondo para América Latina de BlackRock, el fondo que maneja inversiones por 2,300 millones de dólares en la región. "Pero si las reformas no llegan o no cumplen con las expectativas, el mercado mostrará su decepción".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por eso es importante que el presidente Peña Nieto y los partidos de oposición concreten lo antes posible (y antes de que el ambiente político se enturbie con las elecciones), las reformas estructurales necesarias que pueden -según la OCDE- duplicar el PIB y el ingreso per cápita. De lo contrario, el país podría experimentar un largo periodo de estancamiento económico.

"Los astros están alineados para que México tenga un buen momento", dijo a principios de enero José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×