Señor Q (1112)

Un socio realista, el suegro consejero y una curiosidad personal.

ESTIMADO SEÑOR Q:

Estoy armando un plan de negocios para un emprendimiento comercial y necesito su ayuda. En nuestras proyecciones sobre el futuro debemos incluir cuánto crecerá la economía de México en los próximos años

y cuál será el desempeño de nuestro sector. Sobre esas proyecciones podemos prometerles a los inversores potenciales tales o cuales rendimientos.

El dilema es el siguiente: proyecciones sobre la economía mexicana hay miles, algunas más optimistas que otras. Sobre nuestro sector no hay tantas, pero varían mucho más en su optimismo o pesimismo. Mi socio quiere escoger las más optimistas de cada categoría para inflar nuestros números de resultados futuros. Él dice que debemos pintar el mejor escenario posible dentro de la honestidad mínima, es decir, usando proyecciones existentes.

Yo pienso distinto: creo que deberíamos hacer un promedio de las proyecciones y basar nuestros cálculos en ese resultado. Tengo miedo de que los inversores vean que estamos exagerando y pierdan confianza. Prefiero mostrarles números menos espectaculares pero más realistas. Mi socio quiere menos realismo y más espectáculo. ¿Usted qué sugiere? Emprendedor realista

Querido Emprendedor:

Buscar fondos para un emprendimiento es una mezcla de realismo y espectáculo. Los inversores quieren ser convencidos por los números, pero también seducidos por ustedes y por su historia. Muchos capitalistas de riesgo de Silicon Valley han dicho que no invierten en empresas sino en empresarios: lo primero que debes ‘vender', por tanto, es a ti mismo (y a tu socio). Mostrarte confiable es un requisito para venderte, y eso incluye el uso de estadísticas y proyecciones reales en tus informes.

Un plan de negocios absurdamente optimista te mostrará como un aficionado (o, peor, un estafador). Pero un plan de negocios absurdamente pesimista te retratará como un tipo más consciente de los obstáculos que de las oportunidades. Recuerda que un emprendedor es a menudo alguien ridículamente optimista, alguien que necesita decir "NO" a los informes negativos de analistas más inteligentes. Así que ten cuidado con el exceso de optimismo (no seas un lunático) en tu plan de negocios, pero también cuida el exceso de realismo: si crees que el éxito es difícil y que el contexto te perjudicará, entonces, ¿qué haces ahí, pidiendo dinero? Intenta buscar un punto medio de optimismo controlado pero un poco salvaje. Te ayudará mucho a seducir y a enamorar inversores, que es la forma más rápida de abrir sus chequeras. Optimista, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Debo tomar una decisión profesional con urgencia y no sé qué hacer. Mi instinto me sugiere una cosa, pero mi jefe, que también es mi suegro y una de las personas más importantes de mi vida (lo conozco desde que tengo seis años), insiste en que tome la decisión contraria. ¿Qué tan importante es respetar el consejo de los mayores? Indecisa

Querida Indecisa:

Respetar el consejo de los mayores es importante, pero no indispensable. Si tienes mucho miedo a equivocarte, el Señor Q ofrece esta frase del novelista Somerset Maugham, con la que está plenamente de acuerdo: "Uno se beneficia más de los errores cometidos por decisión propia que acertando según el consejo de otro". En algún momento de tu vida deberás salir del ala protectora de tu suegro y tomar tus propias decisiones. Quizás ese momento ha llegado. Suegro, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Con mis compañeras de trabajo nos preguntamos a menudo a qué se dedica usted, además de escribir estas columnas. Nos preguntamos y casi aseguramos que tiene tiempo libre. ¿Cuáles son sus hobbies? ¿Le gustan el cine, los libros, el futbol? Curiosas

Queridas Curiosas:

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Señor Q está prácticamente retirado de la vida activa. Escribe estas columnas con mucho placer y dedica el resto de su tiempo a la vida contemplativa, la reflexión y el ocio creativo. Cine: no mucho. Libros: sí. Futbol: Pumas, Barcelona, Tri. Ocioso, Q

SEÑOR Q encuentra solución a los problemas que rodean la vida profesional. Si él no tiene la respuesta, seguramente nadie la tendrá. ¿Alguna pregunta? Escribe a: senorq@expansion.com.mx

Ahora ve
Emmanuel Macron pone en marcha su plan “Make our planet great again”
No te pierdas
×